Open 500

Valencia salva bola de partido y mantiene su torneo

La ciudad disfrutará del Open 500 al menos durante dos años más

30.01.2015 | 13:35

El año 2014 en el panorama tenístico de la Comunitat Valenciana se recordará por el 'match ball' salvado por el Valencia Open 500 para mantenerse al menos dos años más en la ciudad, así como por la irrupción de Roberto Bautista en la élite, al acabar el decimoquinto en la clasificación final ATP.

Además, David Ferrer concluyó la temporada dentro del 'top ten' por quinto año consecutivo, aunque cayó a la décima posición tras haber concluido el pasado año tercero.

También fue un año de elecciones en la Federación de Tenis de la Comunidad Valenciana, en la que Antonio Martínez Cascales salió elegido nuevo presidente tras superar al anterior dirigente Fernando Armengol, después de unas polémica campaña, en la que éste impugnó la candidatura del que fuera entrenador de Juan Carlos Ferrero.

La duodécima edición del Valencia Open 500 destacó tanto por el gran nivel tenístico que exhibió el torneo, con una final para la historia entre Andy Murray y Tommy Robredo, como por factores extradeportivos.

En Valencia se escenificó parte del enfrentamiento entre los jugadores españoles y la capitana del equipo de Copa Davis, Gala León, que dio protagonismo al torneo en paralelo a la noticia de que podía ser el último año que se jugara en Valencia.

La competición arrancó con negros presagios sobre el futuro del torneo en Valencia, ya que la falta de acuerdo entre los organizadores y la Generalitat, llevó a los primeros a comunicar extraoficialmente que la de 2014 iba a ser la última edición que tendría lugar en Valencia.

Finalmente ambas partes llegaron a un acuerdo, por el cual la Generalitat se comprometía a aportar 1.5 millones de euros y los organizadores comprobaban el interés del Gobierno valenciano por mantener un torneo que ya ha arraigado en la ciudad.

La tensa relación entre los jugadores españoles y Gala León, elegida como nueva capitana de Copa Davis por la Federación de forma unilateral, también se hizo notar durante el torneo, al acudir ésta a Valencia para tener la primera toma de contacto con sus seleccionables.

La práctica totalidad de los jugadores españoles presentes en el torneo se reunieron en un hotel con Gala León durante casi una hora. A la salida de la reunión, la capitana habló de cordialidad y de reunión positiva, aunque deslizó la frase "no voy a pedir perdón por ser mujer", que no sentó nada bien a los jugadores, al tratar ésta de reabrir el debate sexista de su elección.

Los jugadores insistieron en que su disconformidad con la elección no tenía nada que ver con el hecho de que fuera una mujer y sí por la falta de consulta por parte de la Federación y por considerar que había candidatos más cualificados. Finalmente optaron por no hacer más comentarios y León abandonó Valencia un día después.

En el plano deportivo, pese a que última hora se cayeron los finalistas del último Abierto de Estados Unidos, Marin Cilic y Kei Nishikori, y que Tomas Berdych cayó en primera ronda, el torneo ofreció un tenis de alta calidad, con una final épica entre Murray y Robredo.

El español exhibió un gran nivel de juego durante toda la competición, que aún elevó más en la final ante el escocés, que tuvo que salvar hasta cinco bolas de partido en un duelo maratoniano para conquistar por segunda vez el Ágora.

En el plano individual, el 2014 fue el gran año del castellonense Roberto Bautista, que no solo alcanzó la mejor clasificación de su carrera, sino que conquistó sus dos primeros títulos ATP, al ganar en Stuttgart, sobre tierra batida, y en la hierba de Hertogenbosch, además de ser finalista en Moscú.

El jugador de Burriana alcanzó las semifinales en el Masters 1000 de Madrid, donde cayó ante Rafa Nadal, y en Auckland. También jugó cuatro partidos de individuales con el equipo de Copa Davis, en las eliminatorias ante Alemania y Brasil, en la que se consumó el descenso de categoría, sin duda su único lunar en este año.

Ferrer jugó cuatro finales en 2014, aunque solo pudo ganar la de Buenos Aires, donde alzó el trofeo por tercer año consecutivo. Fue además finalista en el Masters 1.000 de Cincinnati, donde cayó en tres sets ante Roger Federer, Viena y Hamburgo.

El conquense afincado en Valencia, Pablo Andújar, acabó el año en la posición 41 del ránking y sumó el tercer título de su carrera tras ganar en Gstaad. También se estrenó como jugador del equipo español de Copa Davis.

En el tenis femenino valenciano, el único título llegó de la raqueta de Tita Torró (88), que consiguió ganar su primer torneo WTA tras vencer en la final de Marrakech, sobre tierra batida, a la suiza Romina Oprandi.

La ilicitana Silvia Soler (66) fue finalista en Estrasburgo, donde cayó ante la puertorriqueña Mónica Puig, y semifinalista en Bastad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine