Roland Garros

Nadal - Djokovic, el gran desafío

Ambos tenistas se enfrentan en cuartos de final en París, en un partido que se considera una final anticipada

03.06.2015 | 10:07
Nadal - Djokovic, el gran desafío

Rafael Nadal y Novak Djokovic acumulan argumentos para presentarse como favoritos en el duelo de cuartos de final de hoy en Roland Garros, que medirá al nueve veces ganador del torneo contra el número uno del mundo (sigue aquí el partido en directo).

Lo que para muchos es una final antes de la final se presenta tan incierta como que los dos cuentas con bazas que hacer valer a priori.

Djokovic, la temporada perfecta

El serbio busca el único Grand Slam que le falta en una temporada perfecta en la que solo ha concedido dos derrotas en 41 partidos. No pierde desde el pasado 1 de marzo en la final de Dubai y encadena ya 27 triunfos consecutivos. Además del Abierto de Australia, primer grande del año, se ha apuntado todos los Masters 1.000 en los que ha participado, Indian Wells, Miami, Montecarlo y Roma. Descansó en Madrid.

Nadal regresó tarde a la competición tras una larga lesión. Se apuntó el torneo de Buenos Aires pero su temporada ha sido la peor en muchos años, lo que le ha hecho caer en el ránking. La llegada de la tierra batida europea mejoró algo las cosas, pero al español le ha faltado algo para apuntarse los torneos. Por vez primera desde 2004 llega a Roland Garros sin triunfo alguno en la arcilla europea y habiendo sumado cinco derrotas, un cuarto de todas las que ha concedido en su carrera.

nadal-djokovic-rolandgarros

Roland Garros es el reino de Nadal

El mallorquín se transforma cuando pone un pie en la tierra parisiense, donde acumula 9 títulos y donde en 10 años ha perdido solo una vez. No es la primera vez que domina en este torneo a rivales que venían con mejores prolegómenos que él.

El propio Djokovic ha probado su medicina Roland Garros en seis ocasiones. En 2011 también había dominado la temporada y, sin embargo, en París tropezó en semifinales contra el suizo Roger Federer.

Las dimensiones de la pista Philippe Chatrier, la exigencia física y mental de un partido a cinco sets en tierra batida y la confianza que Nadal muestra en este torneo le dan un plus contra cualquier rival.

Djokovic se acerca cada vez más

El serbio puede presumir de haber tenido en tres ocasiones al español contra las cuerdas. En la final de 2012, interrumpida por la lluvia y que acabó el lunes; en la semifinal de 2013, cuando dispuso de ventaja en la quinta manga para anotarse el partido; y en la final del año pasado.

El serbio llega a cuartos inmaculado. El español, no

Ninguno de los dos ha tenido que emplearse a fondo para llegar hasta los cuartos de final, sobre todo porque la entidad de los rivales no lo ha precisado.

Djokovic no ha perdido ningún set para derrotar al finés Jarkko Nieminen (6-2, 7-5, 6-2), al luxemburgués Gilles Muller (6-1, 6-4, 6-4), al australiano Thanasi Kokkinakis (6-4, 6-4, 6-4) y al francés Richard Gasquet (6-1, 6-2, 6-3). En total, ha cedido 36 juegos y ha estado en pista 7 horas y 38 minutos.

Nadal se dejó un set en el duelo de octavos contra el cañonero estadounidense Jack Sock, 37 del mundo, (6-3, 6-1, 5-7, 6-2), antes de haber ganado en tres al francés Quentin Halys (6-3, 6-3, 6-4), al español Nicolás Almagro (6-3, 6-3, 6-4) y al ruso Andrey Kuznetsov (6-1, 6-3, 6-2). Ha perdido 37 juegos y disputado 9 horas y 2 minutos.

Las estadísticas están del lado del español

Han jugado 43 veces y español tiene tres triunfos más en su haber. En tierra, la ventaja es más aplastante, 14 a 5 y el español también ha ganado más partidos a cinco sets, 10 contra 3.

Pero en los últimos años Djokovic ha reducido las diferencias. Hasta 2011 no le había ganado ningún partido en arcilla y, desde que le derrotó en la final del Masters 1.000 de Madrid de ese año se han apuntado cinco triunfos cada uno.

Desde 2007 no se enfrentaban en una ronda tan temprana de un torneo y su último duelo de cuartos en Roland Garros fue el primer partido entre ambos, en 2006, cuando el serbio no pudo terminar.

Djokovic se ha apuntado el único duelo entre ambos este año, en semifinales del Masters 1.000 de Montecarlo.

La batalla psicológica

Esa también ambos tienen argumentos. Nadal que le ha ganado los seis precedentes en Roland Garros, incluso cuando el serbio tenía todo para vencer, como las semis de 2013.

Pero viene de una temporada con altibajos, en la que ha jugado partidos de gran nivel con otros desastrosos, como la final de Madrid ante Andy Murray.

Tras cada triunfo en París esta temporada, frente a rivales de poca entidad, Nadal ha asegurado que el mundo nos se acaba en Roland Garros.

Djokovic no oculta que levantar la Copa de los Mosqueteros es su prioridad del año. Eso le da una motivación extraordinaria, pero también una presión suplementaria, porque tras haber ganado todos los otros Grand Slam quiere integrar el grupo de quienes atesoran los cuatro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en... 

Enlaces recomendados: Premios Cine