ACB
Bilbao BC 104111Valencia Basket
 

El Valencia Basket se sobrepone al 'efecto Miribilla'

Justin Hamilton lidera en Bilbao la undécima victoria consecutiva tras dos prórrogas

16.11.2015 | 13:04
El Valencia Basket se sobrepone al 'efecto Miribilla'

El Valencia Basket suma y sigue. El conjunto dirigido por Pedro Martínez continúa invicto en la presente temporada tras sumar su undécima victoria consecutiva en Miribilla ante un Dominion Bilbao Basket que forzó al máximo a los taronja pero que, tras dos prórrogas, acabó sucumbiendo ante los valencianos.

Buen arranque del Valencia Basket, que de la mano de un pletórico Rafa Martínez dominó los primeros minutos con relativa comodidad. Sólo Hannah en el cuadro local parecía con la suficiente capacidad como para incomodar a los taronja, que rápidamente lograron una renta significativa (10-17; min. 6). El espectacular rendimiento del capitán y una disposición defensiva que había ido de menos a más parecía que podían llevar a los de Pedro Martínez a romper el partido muy pronto. Pero nada más lejos de la realidad.

La segunda falta personal de Luke Sikma, unida a la baja de Bojan Dubljevic, condicionó mucho la rotación en la pintura. Algo que acabaría acusando el equipo con el paso de los minutos. Además, los valencianos encadenaron también varios errores desde el 6,75 pese a lanzar desde posiciones libradas ante la zona dispuesta por Sito Alonso. Todo ello permitió al conjunto vasco, que hasta entonces sólo estaba anotando desde el tiro libre, volver a meterse en el encuentro aprovechando la irrupción de su perímetro (23-23; min. 10).

El atasco ofensivo en las filas taronja era un hecho, y se confirmaría en el segundo cuarto. Más de cuatro minutos tardó el Valencia Basket en anotar sus primeros puntos, circunstancia que su rival aprovechó para instaurar su máxima renta en el electrónico (30-23; min. 14). El Dominion Bilbao Basket había aumentado su intensidad defensiva, estaba más duro y presionaba más arriba las líneas de pase, un factor que a los de La Fonteta les costó asimilar.

Tanto que Pedro Martínez tuvo que parar el partido para hacérselo entender a sus hombres y buscar soluciones. Una de ellas fue devolver a Sikma a pista en busca de una mayor solidez atrás. También entraría Hamilton, cuya actuación sería determinante para irse al descanso con una mínima desventaja en el luminoso (41-39; min. 20). El pívot norteamericano firmó 7 puntos providenciales en los últimos dos minutos (14 en la primera parte) que devolvieron al Valencia Basket la fe en sus posibilidades y estilo de juego.

La remontada se confirmaría nada más regresar de los vestuarios con un triple de Sam Van Rossom (41-42; min. 21), que esos minutos se confirmó con un auténtico balón de oxígeno para su equipo. A partir de ahí el encuentro se trabó por completo, convirtiéndose en una dura batalla en la que los árbitros tuvieron demasiado protagonismo con varios errores y faltas no señaladas que todavía crisparon más los ánimos en ambos equipos (48-46; min. 26). En el momento más caliente Rafa Martínez y Romain Sato aparecieron para tirar del Valencia Basket, al tiempo que Pedro Martínez sorprendió dando entrada en la pista a Antoine Diot , que debutaba en la Liga Endesa (48-52; min. 27).

El choque estaba en un puño, sin dueño y cada canasta valía su peso en oro. Los pequeños detalles serían los que iban a decidir la victoria en un último cuarto al que se llegaba con los valencianos un punto arriba (56-57; min. 30). La presión era máxima dentro y fuera de la pista y ninguno de los dos equipos lograba distanciarse en el marcador. El intercambio de canastas, con permiso de unas defensas al límite de la legalidad, se convirtió en una constante hasta que los locales se marcharon seis puntos arriba tras un triple de Alex Suárez (73-67; min. 36).

A Pedro Martínez no le quedó otra que parar el partido para recomponer al equipo en un más difícil todavía. Volvieron a pista Vives y Rafa Martínez por Van Rossom y Diot y los taronja recobraron algo de oxígeno. Algo en lo que también tuvo mucho de culpa el resurgir de San Emeterio en este tramo del partido. Sin embargo, a punto estuvo de no ser suficiente ya que los errores desde el tiro libre llevaron al Valencia Basket a remolque hasta los últimos tres segundos, en los que un error desde la línea de personal de Ruoff y una canasta de Hamilton permitieron forzar la prórroga.

El Valencia Basket había demostrado una enorme inteligencia y sangre fría para no tirar el partido cuando todo parecía perdido, pero ahora tocaba confirmar ese saber estar bajo presión en el tiempo extra. Pero la decoración no varió en exceso, llegándose al último minuto dos puntos abajo (93-91). Ahí, un tiro libre anotado por Hamilton y, tras capturar el rebote ofensivo en el segundo tiro, otro triple del norteamericano puso las cosas muy de cara para los de La Fonteta a falta de 45 segundos (93-95). Empató fácil Bertans y, tras errar Vives con el triple en la siguiente posesión, los de Sito Alonso dispusieron de once segundos para ganar el partido. Bertans falló de tres con Rafa Martínez encima y el partido se fue a una segunda prórroga.

Y más de lo mismo. Dominio taronja en un principio (97-102; min. 46) pero, llegados al último minuto, otra vez el Valencia Basket un punto abajo (104-103). Y mismo mecanismo. Balón exterior a Hamilton para ponerse por delante (104-105) y una buena defensa. Luego llegó la falta sobre Shurna, dos tiros libres anotados (104-107) y otra buena defensa que finalmente decantaron un partido jugado de poder a poder. Dos tiros libres más de Hamilton y un robo 'in extremis' de Diot con canasta incluida pusieron el definitivo 104-111 en el marcador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine