CRÓNICA
Valencia Basket 9776Spirou Charleroi
 

El Valencia Basket alcanza su récord de veinte victorias consecutivas

Los taronja ya acumulan veinte victorias consecutivas y se medirán al PAOK y Oldenburg en el Last 32

17.12.2015 | 01:34
El Valencia Basket alcanza su récord de veinte victorias consecutivas

Noche mágica la de este miércoles en La Fonteta con un Valencia Basket que, tras superar al Proximus Spirou Charleroi por 97-76, ya sabe que se medirá al PAOK y al Oldenburg en el Last 32 y que igualó el mejor arranque de temporada de su historia con veinte victorias consecutivas. Un récord que estaba vigente desde la temporada 99/00 y que ahora el conjunto que dirige Pedro Martínez tendrá la oportunidad de batir este domingo en la pista del ICL Manresa. Además, tras este nuevo triunfo, el conjunto taronja se mantiene como el único invicto en la presente temporada dentro de las principales competiciones a nivel mundial.

Sin embargo, lejos de lo que pudiera parecer en un principio, rubricar esta espectacular cifra de victorias resultó muy complicado. Sobre todo en una primera parte en la que el conjunto belga se mostró muy sólido y competitivo. Algo a lo que al Valencia Basket le costó adaptarse más en tareas defensivas que en ataque, donde el equipo funcionó con buenos porcentajes de acierto. Y eso a pesar de sufrir mucho a la hora de hacer circular el balón debido a las bajas de los dos bases puros del equipo, Sam Van Rossom y Guillem Vives.

Los locales se adaptaron lo mejor que pudieron a este handicap con Diot y Stefansson en la dirección, aunque ambos estuvieron muy lejos de las prestaciones que ofrecen al uno el belga y el catalán. Afortunadamente los valencianos lo compensaron con acierto de cara al rival. Algo que también demostró el Charleroi durante todo el primer tiempo, principalmente desde la línea del 6,75 (7/11 -64%- al descanso). Libert, Gaudoux y los hermanos Baron se convirtieron en un auténtica pesadilla en el perímetro, circunstancia que impidió a los de La Fonteta marcar el ritmo del partido.

Es más, gracias a su acierto desde el triple, y en muchas ocasiones a la condescendencia taronja, el Charleroi comenzó a hacer saltar las alarmas en el segundo cuarto. Fue tras un parcial de 2-13 (33-38; min. 14) que obligó a Pedro Martínez a parar el encuentro. El técnico catalán, visiblemente contrariado, arengó a sus hombres para que dieran un paso adelante y pusieran más intensidad a un choque que se estaba complicando cada vez más.

El equipo captó el mensaje y reaccionó en un primer momento, aunque no lo suficiente. Así al descanso se llegaba en tablas y con una enorme incertidumbre después de como habían discurrido los primeros dos cuartos (46-46; min. 20). Incertidumbre acrecentada por los problemas en una de las canastas, que finalmente hubo que cambiar tras varias pruebas con el cuadro de luz, y que retrasaron más de diez minutos la reanudación.


Ese imprevisto, sin embargo, lejos de impacientar al Valencia Basket parece que le dio alas pues saltó a la pista como un auténtico vendaval. Liderado por un estelar Bojan Dubljevic y un combativo San Emeterio, los taronja le imprimieron dos marchas más al choque, anulando completamente a un rival incapaz ahora de contrarrestar la velocidad e intensidad local. El Charleroi, además, tampoco encontró en esta ocasión consuelo en el triple, circunstancia que acabó disparando el parcial de los de Pedro Martínez hasta un terrorífico 18-0 (64-46; min. 26) que prácticamente finiquitó el partido.

Seis minutos habían bastado para que el Valencia Basket diera al traste con las aspiraciones del cuadro belga de ser el primer equipo en derrotarles esta temporada, al margen de cerrar su participación continental con un buen resultado. No hubo opción. El Valencia Basket volvió a ser la apisonadora a la que nos tiene acostumbrados hasta alcanzar una máxima renta de 24 puntos en un último cuarto que ya no tuvo mayor historia.

Debut de Josep Puerto con el primer equipo
El encuentro, además, nos dejó el debut del joven Josep Puerto. El alero valenciano, que mide 2,00 y que habitualmente actúa con el equipo EBA, se estrenó convirtiendo dos tiros libres y casi anota un triple. Más allá de eso, y sólo por su impresionante aspecto físico, dejó claro que es un jugador al que habrá que seguir muy de cerca como ya demostró este pasado verano en las categorías inferiores de la selección española.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine