EUROCUP
Oldenburg 89108Valencia Basket
 

Diot conquista Oldenburg para el Valencia Basket

Los taronja, con tres bajas, dan un paso al frente como equipo para certificar el liderato del grupo I

13.01.2016 | 23:41
Diot conquista Oldenburg para el Valencia Basket

El Valencia Basket continúa haciendo historia. Y no sólo por su excepcional dinámica de resultados, sino por la fuerza de un grupo que es capaz de sobreponerse a cualquier adversidad. Después del agotador viaje a Andorra en autobus del pasado fin de semana, del largo viaje a Oldenburg con varios trasbordos, y de confirmarse además la baja de Guillem Vives poco antes del encuentro, el equipo ni se inmutó. Liderado por un Diot inconmensurable, el Valencia Basket pasó por encima del EWE Baskets Oldenburg para confirmar su liderato en el grupo I en este Last 32 de la Eurocup y mantenerse invicto en la presente temporada con veintisiete victorias consecutivas en partidos oficiales. Cifras de auténtico vértigo en el baloncesto actual, y más tras un encuentro en el que la inspiración ofensiva de los taronja superó todas las expectativas.

La baja de última hora de Guillem Vives por una sobrecarga en el aductor izquierdo trastocó todos los planes en la rotación de Pedro Martínez, ahora mucho más limitada por las ausencias también del otro base del equipo, Sam Van Rossom, y Jon Stefansson, un hombre que también puede ayudar en esa posición. Afortunadamente estaba Antoine Diot, que al igual que el pasado domingo en Andorra fue determinante para el conjunto taronja. Sobre todo en una primera parte en la que la actuación del francés minimizó el sufrimiento de un equipo al que, sin él en pista, le costó mucho hacer frente a los recursos y acierto del rival.

Y eso que al inicio, salvo por las acciones en el juego interior de Brian Qvale, el choque estaba controlado perfectamente por los valencianos. Y más tras siete puntos consecutivos de Justin Hamilton que instauraron la máxima renta hasta ese momento en el electrónico (8-16; min. 5). Fue sólo un espejismo ya que, tras el tiempo muerto solicitado por Mladen Drijencic, la decoración cambió por completo después de un parcial de 11-2 (19-18; min. 8).

El conjunto alemán subió el ritmo y se sentía cada vez más cómodo sobre la pista, anotando con facilidad y buenos porcentajes. Algo que se confirmaría en el segundo cuarto ante un Valencia Basket al que, sin Diot en pista, se le veía cansado y falto de ideas (41-34; min. 15). Por entonces, sólo los triples de Sato y Dubljevic y los buenos porcentajes desde esa distancia permitieron a los de La Fonteta mantenerse en un partido que pintaba realmente mal. Fue entonces cuando Pedro Martínez decidió dar de nuevo entrada a Antoine Diot, que dio completamente la vuelta al choque. Con el francés en pista, y otros hombres como Rafa Martínez o Lucic, el equipo recuperó la clarividencia ofensiva y también el oxígeno para defender mejor.

El cuadro local comenzó a perder fuelle tras un parcial de 0-12 que puso nuevamente a los valencianos por delante (41-46; min. 17). Sin embargo, todo no sería positivo tras una más que discutible tercera falta a Rafa Martínez y que dejaba muy cojo al equipo de cara a la segunda parte. Período al que el Valencia Basket llegó nuevamente con su máxima renta en el marcador (46-54; min. 20).

Una renta que se mantendría tras el paso por los vestuarios tras el clínic de Antoine Diot tanto a la hora de dirigir y asistir a sus compañeros, como cuando tuvo que resolver in extremis varios ataques comprometidos (52-63; min. 25). Drijencic tuvo que volver a parar el partido, circunstancia que Pedro Martínez aprovechó para volver a dar descanso al francés y colocar a San Emeterio de base. Era el momento de tirar de colectivo para aguantar el tipo y que el cuadro alemán no viera la luz al final de un túnel cada vez más oscuro para ellos. Pero el Valencia Basket no sólo se mantuvo firme, sino que prácticamente finiquitó el choque en un excepcional tramo final de cuarto que, además, finalizó con un triple lejano de Diot sobre la bocina (67-85; min. 30).

El base galo había salido en los últimos ocho segundos del cuarto sólo para firmar esa última jugada, la que pondría la puntilla definitiva al partido. A partir de ahí, el último acto se convirtió en un intercambio de canastas en el que los valencianos continuaron haciendo gala de su enorme efectividad para cerrar una victoria muy importante de cara a encarrilar el pase a los octavos de final de la Eurocup.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine