EUROCUP
Valencia Basket 7292Limoges
 

Adiós a la racha del Valencia Basket

El Limoges da la sorpresa y acaba con la condición de invicto del equipo taronja

20.01.2016 | 10:30
Adiós a la racha del Valencia Basket

Un necesitado Limoges, fuera de la Eurocup si no ganaba en La Fonteta, fue el encargado de poner el punto y final a la condición de invicto de un irreconocible Valencia Basket. Los taronja, muy voluntariosos pero sin apenas claridad en su juego, no supieron contrarrestar el potencial físico y la permisividad arbitral en un choque en el que nunca se sintieron cómodos. Tanto, que el adiós a la espectacular racha de 28 victorias consecutivas llegó con una desventaja de 20 puntos, lo peor teniendo en cuenta la importancia del basket average en este Last 32.

Ya la primera parte, pese a que se llegó al descanso en tablas, fue casi casi para olvidar. Sobre todo un primer cuarto en el que los taronja no encontraron su sitio, al igual que durante el resto del encuentro. De hecho, apenas llevaban tres puntos anotados en más de seis minutos. Erráticos en ataque y sin fluidez en el juego, la mala salida del Valencia Basket fue en parte compensada por un rival que tampoco terminaba de mostrarse fino en el aspecto ofensivo (7-9; min. 7).

Sólo Sato, con seis puntos hasta ese momento, parecía lo suficientemente solvente como para mantener a los suyos cerca en el electrónico en este arranque. Dusko Vujosevic, que este martes se estrenaba en el banquillo galo, no paraba de dar instrucciones a sus hombres consciente de la inesperada debilidad de los valencianos y de hombres como Hamilton, totalmente desbordado por Traore en los compases iniciales. Pedro Martínez comenzó a mover el banquillo en busca de frescura y mejores lecturas, pero ni por esas. El Valencia Basket no funcionaba y el Limoges lo aprovechó para abrir una renta cuanto menos interesante (13-21; min. 9).

Había que reaccionar cuanto antes y el equipo taronja lo hizo de la mano de Bojan Dubljevic. El pívot montenegrino, nombrado MVP de la última jornada en la Liga Endesa, demostró su buen momento liderando un parcial de 8-0 que devolvió de nuevo el equilibrio al marcador (21-21; min. 12). El Valencia Basket mostraba claros signos de recuperación, y más cuando volvió a ponerse por delante en el luminoso. Algo que no pasaba desde el 2-0 inicial de Romain Sato (32-27; min. 15).

Pero ni por esas. Los despistes y la puntual falta de concentración volvieron a repetirse y un histórico como Bo McCalebb se sacó de la chistera varias acciones de mérito para rápidamente recuperar la desventaja para el cuadro francés. Afortunadamente, un buen tramo final de cuarto con un triple de San Emeterio y una canasta de Hamilton, recuperado para la causa, impidieron que el Limoges CSP se marchará al descanso con ventaja (44-44; min. 20).

El resultado, por duro que parezca, había sido lo mejor hasta ese momento. Algo que confirmaría el equipo galo tras el paso por los vestuarios, ya que en apenas un minuto volvió a ponerse cinco puntos arriba (44-49; min. 21). El arbitraje, además, tampoco estaba a la altura, lo que por momentos disparó la crispación en La Fonteta y en el banquillo local. La afición, indignada por lo que sucedía en la cancha, despertaba por fin para echarle una mano más que necesaria al equipo.

Era el momento de apretar y empezar a decantar un encuentro que seguía sin dueño pese al esfuerzo de uno y otro equipo (51-51; min. 26). Pero el Limoges, que se jugaba el todo por el todo en este partido, no estaba dispuesto a dar el brazo a torcer. Muy duro en defensa y aprovechando al máximo la permisividad arbitral, el equipo francés castigó la inconsistencia taronja para volver a abrir hueco antes del último cuarto (58-65; min. 30).

La preocupación y los nervios, como es lógico, iban en aumento ante una situación prácticamente nueva en la presente temporada. Pero lo peor es que, debido a esa presión extra, el equipo de Pedro Martínez dejó de pensar con la cabeza y que las prisas se apoderaran de su juego. Y más aún cuando, tras tres acciones de Boungou-Colo, el Limoges se marchó hasta los quince puntos en el electrónico (61-76; min. 33). Fue el fin para el Valencia Basket, que aún así lo siguió intentando todo sobre la pista. Con más corazón que acierto, eso sí, circunstancia que acabó provocando el desánimo a medida que la desventaja fue creciendo por los altos porcentajes del equipo de Dusko Vujosevic.

Ficha técnica:
72 - Valencia Basket (15+29+14+14): Diot (-), Rafa Martínez (8), Sato (8), Sikma (5), Hamilton (12) -cinco titular- Stefansson (-), Trias (-), Dubljevic (16), Vives (8), San Emeterio (7), Lucic (6) y Shurna (2).

92 - Limoges CSP (21+23+21+27): Westermann (2), Gattens (3), Boungou-Colo (23), Diawara (-), Camara (-) -cinco titular- Schaffartzik (10), McCalebb (10), Wojciechowski (-), Daniels (18), Payne (8), Traore (18) y Zerbo (-).

Árbitros: Sahin (ITA), Glisic (SRB) y Biricik (TUR). Eliminaron por faltas personales al visitantes Westermann (m.34).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada de la segunda fase de la Eurocopa disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 7.800 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine