COMPETICIÓN

Motivación extra para la Copa

Vives admite que la plantilla está con el orgullo herido y se sienten en deuda con la afición

12.02.2016 | 12:49
Motivación extra para la Copa

La eliminación de la Eurocup ha caído como un jarro de agua fría en la plantilla del Valencia Basket, pero los jugadores taronja tienen ganas de revancha, se sienten en deuda con la afición y miran ya con más ganas que nunca los próximos compromisos, especialmente la Copa del Rey de A Coruña en la que pelearán por el primer gran título de la temporada.

El propio Guillem Vives, en declaraciones a Superdeporte, muestra cuál es ahora mismo el sentir de la plantilla. «Así es el deporte, es un golpe muy duro, pero vamos a recuperarnos para seguir en una buena dinámica. La Copa nos ilusiona a todos y tenemos muchas ganas, pero somos conscientes de que antes hay que jugar en Badalona y será un partido muy duro e importante para llegar a la Copa en una buena dinámica, con el trabajo bien hecho y confiando en nosotros».

Además, Vives admite que la eliminación de la Eurocup les motiva más aún de cara a la Copa, sobre todo para devolver con un título el apoyo incondicional de una afición que el miércoles despidió con aplausos al equipo a pesar de la eliminación. «No hay nada que decir, no hace falta decir nada más de la afición, nos han apoyado en un momento duro, ha sido un palo y hay que engancharles porque el siguiente partido en casa es el Madrid y vamos a ir a Badalona a la Copa con más ganas que nunca y con la confianza a tope».

Eso sí, tiene claro también que el camino hacia la final en la Copa es el más difícil posible, ya que en cuartos se miden al rival más complicado, el Herbalife, y en unas hipotéticas semifinales y final se podrían cruzar en el camino el Barcelona y el Real Madrid. «Sabemos que la Copa es una competición muy difícil y de hecho, para empezar, ya nos toca el rival más complicado de cuartos. Por eso es importante ir a Badalona con la idea de ganar para llegar bien a la Copa anímicamente».

A pesar de ello, Vives está seguro de la capacidad de reacción del equipo después la eliminación de la Eurocup. «Ha sido un golpe duro, al vestuario le ha hecho daño, pero sabemos que el deporte es así. No esperábamos caer en esta fase, pero el equipo ha reaccionado bien, hemos ganado al líder del grupo bien y ahora hay que pensar en Badalona».

El base catalán quiere pasar página ya y centrarse en las competiciones que les faltan, pero analiza también dónde estuvo el problema para no lograr la clasificación. «Creo que cada grupo es un mundo, cada grupo es complicado, fallamos en partidos importantes, pero podíamos haber entrado. Pero así es el deporte. Hay partidos malos que te condicionan».

Sin embargo, Vives destaca que «no ha cambiado nada, no hemos perdido tantos partidos, el equipo trabaja como cuando ganábamos y ese es el camino que hay que seguir a partir de ahora». Y la primera prueba de fuego la tendrán este fin de semana en el pabellón que mejor conoce, el del Joventut. «Ha sido mi casa durante mucho tiempo, ha sido el club que me ha dejado dedicarme al baloncesto y estoy muy agradecido, pero cuando el balón ruede solo pensaré en el partido».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine