LIGA ENDESA
Valencia Basket 6268Estudiantes
 

El Valencia Basket se 'crema' en La Fonteta

La resaca de Fallas se salda con derrota y pitos de la afición

20.03.2016 | 17:33
Rafa Martínez penetra a canasta ante la defensa colegial

Sorpendente derrota del Valencia Basket en un partido en el que ofreció una muy mala imagen e incluso tuvo que escuchar por primera vez en la temporada los pitos de sus aficionados. Fue la consecuencia directa a la imagen transmitada por el equipo en la cancha, irreconocible durante muchos momentos y que navegó a la deriva prácticamente los cuarenta minutos. Tanto es así que, de no haber sido por la condescendencia colegial, muy probablemente ni tan siquiera se hubiera llegado con opciones a los últimos minutos. Tampoco hay que olvidar las importantes bajas de Van Rossom, Dubljevic y San Emeterio, que a la larga están condicionando mucho el día a día del equipo y sacando a la luz muchas de sus carencias. Algo que habrá que tener muy en cuenta de cara al tramo final de la temporada.

El ambiente un tanto gélido de La Fonteta y la resaca de las Fallas no sentaron demasiado bien al Valencia Basket, al que le costó un mundo cogerle el pulso al encuentro. Pese a los esfuerzos por realizar una buena defensa, el Movistar Estudiantes arrancó le choque anotando con suma facilidad y unos altos porcentajes de acierto. Todo lo contrario que los locales, muy erráticos de cara al aro rival incluso en situaciones claras bajo la canasta (9-20; min. 7).

El conjunto taronja estaba dormido y a Pedro Martínez no le quedó otra que parar el encuentro en busca de soluciones. Sabía que debía hacer sonar el despertador cuanto antes para evitar males mayores y no le tembló el pulso a la hora de tirar de rotaciones para intentar cambiar la inercia del choque. No fue fácil pero, poco a poco, el equipo fue enchufándose gracias sobre todo a la aportación de John Shurna y Romain Sato.

Sin embargo, sería Jon Stefansson quien, con un triple sobre la bocina del primer cuarto, empezaría a abrir la puerta d ella remontada (17-24; min. 10). Fue el mejor de los males tal y como habían ido esos primeros diez minutos. El Valencia Basket lo sabía y tiró de pegada para intentar equilibrar las fuerzas en el segundo cuarto. El acierto de Shurna desde el 6,75 y el buen rendimiento de Sato supuso un balón de oxígeno para los taronja, que aún así no terminaban de sentirse del todo cómodos sobre la cancha.

Afortunadamente, y pese a la amenaza constante de Nacho Martín, los colegiales bajaron sustancialmente sus porcentajes. Algo que permitió a los de La Fonteta, que hasta ese momento nunca se pusieron por delante en el marcador, llegar al descanso en tablas (37-37; min. 20). Un resultado que, cuanto menos, invitaba al optimismo después de la mala primera mitad del equipo.

Y más después de que Lucic, a los tres minutos de la reanudación, culminara la remontada con un triple (40-39; min. 23). Pero no fue un espejismo. El equipo continuó atascado, sin ideas y lo que es peor, sin acierto. Circunstancia que fue aprovechada por el Estudiantes para volver a poner tierra de por medio (40-49; min. 26). Los nervios comenzaron a hacer acto de presencia en la pista, y también en la grada, desesperada por la falta de empuje y concentración de su equipo.

Fue ahí cuando llegaron los primeros pitos de la temporada para el Valencia Basket por parte de su público. Una llamada al orden y todo un toque de atención que llevó también a que el equipo se enrabietara y echara el resto en el encuentro. Esa demostración de orgullo y carácter propició una tregua con la grada, que nuevamente se volcó con los suyos para recortar distancias de cara al último cuarto (48-54; min. 30).

Todo quedaba para unos últimos minutos cuyo intercambio de canastas inicial no beneficiaba en nada a los intereses taronja (54-60; min. 34). El Valencia Basket sufría como nunca y cada vez quedaba menos tiempo para hacerse con un partido que nunca había tenido bajo control. Y siguió si hacerlo en esos minutos, errático en ataque y sin confianza. Pero el Estudiantes no lo aprovechó y continuó dando vidas a un Valencia Basket que, a base de tiros libres, iba acercándose poco a poco (57-60; min.37).

Era el momento de La Fonteta, de apretar y darle un plus a un equipo que no terminaba de ver las cosas claras en la pista. Pero no fue suficiente. El Valencia Basket murió de la misma manera que empezó a respirar en el partido, sin ideas y sin acierto. La derrota, pese a intentarlo hasta el final, fue irremediable y más por deméritos propios que por lo que hizo en la pista un correcto Estudiantes.

Fiche Técnica:

62.- Valencia Basket (17+20+11+14): Vives (2), Rafa Martínez (7), Lucic (5), Sikma (2), Trias (4) -cinco titular- Stefansson (6), Diot (3), Sato (10), Shurna (11) y Hamilton (12).

68.- Movistar Estudiantes (24+13+17+14): Laprovittola (5), Jaime Fernández (10), Hernangómez (7), Simpson (14), Martín (17) -cinco titular- Pumprla (4), Bircevic (4), Salgado (5) y Brizuela (2).

Árbitros: Martín Bertrán, Castillo y Mas Cagide. Eliminaron por faltas personales a los locales Stefansson (m.40).

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 24 de la fase regular de la Liga Endesa disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 8.000 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine