PLANTILLA

El Valencia Basket contará con 13 fichas por las dudas con Van Rossom

La renovación de Sato sobrecarga la rotación exterior de cara a la próxima temporada

04.08.2016 | 18:07

El Valencia Basket ha decidido contar la próxima campaña con trece jugadores, uno más de los que se pueden inscribir en cada partidos, entre otras razones por la incertidumbre que existe sobre cuándo y cómo regresará a competir el base belga Sam Van Rossom, lesionado desde octubre de la rodilla izquierda.

Según pudo confirmar Efe por diversas fuentes, ese ha sido uno de los principales argumentos para tomar una decisión que, en caso de que todos los jugadores estén sanos, obligará al técnico Pedro Martínez a descartar a un jugador en cada partido, tanto de la ACB como de la Eurocopa.

Al incluir en su plantilla a cinco jugadores de formación local, uno más de los que se deben tener como mínimo en la ACB, cualquiera de ellos podrá ser el elegido para descansar.

Aunque Van Rossom aseguró recientemente que espera estar preparado para el arranque liguero en octubre, el club trabaja con la idea de que no comenzará la pretemporada al mismo ritmo que sus compañeros y hasta que no se evalúe cómo acepta las cargas de trabajo, no se tendrá una previsión más fiable sobre su regreso.

Con la renovación de Romain Sato que el club anunció hoy, el técnico catalán cuenta con ocho jugadores exteriores. Van Rossom y Guillem Vives como bases, Antoine Diot como base-escolta, Rafa Martínez y Joan Sastre como escoltas y Fernando San Emeterio, Vladimir Jankovic y Sato como aleros.

En el caso de que finalmente el Barcelona pague la cláusula de rescisión del contrato de Vives, cifrada en un 1,5 millones de euros, y el base se marche, la idea del club es firmar a otro director de juego, por lo que se mantendrían los ocho exteriores.

En el club valenciano creen que la opción de que el Barcelona fiche a Vives se ha 'enfriado' y se mantiene firme en su decisión de no facilitar la operación pues su deseo es que Vives siga en la entidad.

Por contrato la cláusula de rescisión la puede pagar tanto el propio jugador como un tercero por lo que no hay ninguna obligación de que sea el base el que lo haga.

En ambos casos el coste a nivel fiscal sería el mismo y a lo que no parece dispuesto el Valencia es a pactar un traspaso por el importe de la cláusula, lo que reduciría la carga impositiva de la operación.

En el juego interior, el Valencia cuenta ya con Pierre Oriola, Luke Sikma, Will Thomas y Bojan Dubljevic y busca en el mercado a un quinto pívot para completar su rotación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine