MERCADO

Pierre Oriola condiciona la planificación del Valencia Basket

El club ya trabaja con el escenario de su marcha a un Barça que sigue fijándose en objetivos taronja

11.07.2017 | 12:58
Pierre Oriola, durante las celebraciones por el título de la Liga Endesa.

El Valencia Basket aguarda con aparente tranquilidad la más que probable marcha de Pierre Oriola aún a sabiendas que, de este movimiento, depende buena parte de su recorrido en el mercado en estas próximas semanas. Es por ello que la entidad taronja trabaja desde hace tiempo bajo el escenario de la salida del de Tàrrega, algo que en Barcelona ya se da por hecho.

En este sentido, según apuntó el pasado sábado Catalunya Ràdio el acuerdo entre el ala-pívot y el conjunto blaugrana es total, aunque no así el fichaje. Y es que hasta que el FC Barcelona no abone la cláusula de rescisión de un millón de euros, el jugador continuará perteneciendo a la disciplina del Valencia Basket y no podrá firmar por ningún otro club.

Recordemos que a Pierre Oriola aún le resta una temporada más de contrato con los de La Fonteta, que en los últimos meses intentaron en varias ocasiones ampliar y mejorar su actual contrato. No hubo éxito, y fue ya entonces cuando en el Valencia Basket comenzaron a ´sospechar´ que el futuro del ala-pívot estaba lejos de seguir siendo taronja y pasaba, concretamente, por el FC Barcelona.

Un club con el que, tras todo lo acontecido en los últimos tiempos con Guillem Vivescuyo fichaje se desestimó en última instancia tras la llegada al banquillo de Sito Alonso por Bartzokas–, las relaciones no pasan por su mejor momento. Más bien todo lo contrario. Después de lo sucedido con el base, y las continúas idas y venidas, el ´caso Oriola´ es un nuevo ejemplo. Sin embargo, no el único de esta postemporada.

En el mercado podemos encontrar otra serie de situaciones interesantes al respecto. Curioso es que el Valencia Basket fuera uno de los primeros en interesarse por la contratación de jugadores como Thomas Heurtel, Shane Larkin o Aaron Jackson. Hombres a por los que el Barça se lanzó también elevando la puja hasta cerrar al base francés por dos temporadas, y tener ya un acuerdo con Larkin que el Baskonia podrá igualar en el tanteo –las cifras de Jackson se les escaparon–. Algo parecido sucedió con el alero Adam Hanga, por el que también han presentado una oferta con la que el conjunto vasco tiene complicado competir.

Sin embargo, más sorprendente resulta su reciente interés por hacerse con los servicios de Micheal Eric. Las alternativas a Eric que maneja el Barça son Moustapha Fall, curiosamente otro nombre que se vinculó al equipo valenciano hace algunas semanas, y Alen Omic. Consciente de la situación, el Valencia Basket no pierde la calma. Al menos de momento. Sabe que es el espejo en el que muchos se miran, sobre todo el FC Barcelona como ya le recomendó el propio Pau Gasol, y tiene muy clara cuál es su hoja de ruta. Esa que les ha llevado al éxito.

Por lo pronto, y más allá de cuando decidan en el Palau Blaugrana pagar el millón de euros por Oriola –incógnita que podría dilatarse en el tiempo como ´vendetta´ pasada–, el Valencia Basket tiene también en James Augustine a otro de sus objetivos para reforzar esa posición. Ahora sólo falta ver cuanto tarda el Barça en preguntar por él.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine