LIGA ENDESA
Bilbao 7781Valencia Basket

 

El Valencia Basket gana pero no convence en Bilbao

Los taronja jugaron mejor los últimos minutos tras un mal partido en Miribilla

13.11.2017 | 18:47

El Valencia Basket se hizo con la victoria ante el Bilbao por 77-81 en un mal partido por parte de de dos conjuntos que se guardaron su mejor baloncesto para los últimos minutos. En un final de infarto y cargado de polémica, fueron los taronja los que supieron jugar mejor sus bazas y mantener la calma para prolongar su buena dinámica en la competición doméstica. Eso sí, manteniendo gran parte de las malas sensaciones que se le han visto en los últimos encuentros ante el San Pablo Burgos y el CSKA Moscú.

Muy pobre imagen la ofrecida por ambos equipos en la primera mitad. Y eso que el Valencia Basket arrancó el encuentro dominando el juego y el marcador (0-6; min. 2). Fue un espejismo. Pronto el Bilbao, sin hacer un gran juego, le devolvió a la realidad con un parcial de 7-0 (7-6; min. 3). Esa sería la constante hasta el descanso.
El conjunto taronja, a poco que hacía las cosas bien, era superior a su rival. El problema es que eso se veía a cuentagotas (9-13; min. 7). Vidorreta, por otra parte, era consciente del cansancio acumulado por el equipo y se le vio con la intención de ir dosificando los minutos. Dio entrada incluso a Sam Van Rossom, muy recuperado del esguince en el tobillo derecho que sufrió el pasado jueves en Moscú.

Pero los de La Fonteta no terminaban de carburar. Es más, de no ser por los malos porcentajes de su rival, los apuros hubieran sido mucho mayores en el primer cuarto (15-19; min. 10). Algo que se vio, por ejemplo, bajo los aros donde el domino del rebote era de los locales.

Parecía que con el triple de Doornekamp, que rompía la sequía desde el 6,75 (1/6 y un 16% de cierto hasta ese momento), el equipo podía empezar a animarse y coger sensaciones en Miribilla (20-26; min. 13). Pero, una vez más, todo quedó en nada. Los valencianos seguían sin ritmo y los problemas en el rebote continuaron. Además, y por si fuera poco, las pérdidas empezaron a ser ya desproporcionadas (9 al descanso). 

El Bilbao, viendo que los taronja no estaban finos, jugó sus cartas pese a no estar nada fino en el tiro. Algo que pasaba por endurecer el juego y hacerlo mucho más trabado. El Valencia Basket lo acusó y, tras la entrada de Pere Tomàs, vio como el equipo vasco le daba la vuelta al marcador. Tanto, que al descanso, eran los de Carles Duran los que se iban por delante a los vestuarios (36-34; min. 20).

Pero lejos de dar un adelante, los de La Fonteta hicieron todavía más evidentes sus carencias tras la reanudación. Las pérdidas eran un lastre cada vez más pesado, el rebote ofensivo no aparecía y la frustración por el mal juego iba en aumento. Fue entonces cuando emergió la figura de Dejan Todorovic para echarse al equipo a la espalda. Con un Valencia Basket completamente cortocircuitado y muy espeso en ataque, la consecuencia directa fue la máxima renta para el Bilbao en el luminoso (48-41; min. 27).

No terminó de reaccionar el Valencia Basket, que intentó aferrarse al partido como pudo y pese a sus pocos argumentos en los minutos posteriores (52-46; min. 31). Pero tampoco es que el RETAbet ofreciera una propuesta mucho mejor, sobre todo ofensivamente, y eso dio la oportunidad al cuadro taronja de volver a ponerse por delante tras un parcial de 2-11 (54-57; min. 33). Gran parte de culpa la tuvo Erick Green, mucho más enchufado ahora en el partido.

De ahí al final intercambio de canastas en el que ninguno de los dos equipos logró encontrar una vía clara hacia la victoria (63-64; min. 38). Sin duda fue lo mejor del encuentro con apoteosis final en los dos últimos minutos finales. De auténtico infarto, y baloncesto en estado puro (71-71 a falta de 48 segundos y ataque para el Bilbao). La clave llegó ahí con un robo de Joan Sastre, saldado con dos tiros libres anotados. El error posterior en el triple de Tabú y otros dos tiros libres de San Emeterio dejaban el partido muy de cara a falta de 18 segundos para el final (71-75).

Dejan Todorovic mantuvo la emoción con un rápido triple (74-75). Quedaban 12 segundos. Llegó entonces la antideportiva de Pere Tomàs sobre Doornekamp, que antes había recibido una muy clara de Mumbrú y que se 'comieron' los árbitros favoreciendo a los taronja. Ahí acabó el encuentro tras anotar el canadiense los dos tiros libres, y luego Dubljevic otro más con siete segundos por jugarse (74-78). Tiempo suficiente para una canasta rápida de Mumbrú, un tiro libre de Doornekamp, otro de Mumbrú, dos de Green y mucha polémica arbitral. Al final 77-81 y el Valencia Basket que mantiene su buena dinámica en la Liga Endesa.


- Ficha técnica:
77 - RETAbet Bilbao Basket (15+21+14+27): Fischer (5), Todorovic (16), Hammink (2), Hervelle (2) y Gladness (15) -cinco inicial-; Tabu (9), Redivo (4), Tomàs (7), Mumbrú (13), Vucetic (4) y Salgado.

81 - Valencia Basket (19+15+12+35): Vives (8), Green (19), San Emeterio (11), Thomas (6) y Dubljevic (5) -cinco titular- Van Rossom (4), Rafa Martínez (2), Sastre (11), Doornekamp (11), Pleiss (4), Abalde y Rudez.

Parciales: 15-19, 36-34 (descanso); 50-46 y 77-81 (final).

Árbitros: Benjamín Jiménez Trujillo, Rafael Serrano y Carlos Sánchez Monserrat. Eliminados por faltas a los locales Tabu (m.40) y Tomàs (m.40).

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Endesa disputado en el Bilbao Arena de Miribilla ante 7.959 espectadores, según la estadística oficial del partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine