EUROLIGA
Brose Bamberg 8382Valencia BC
 

Desastre final del Valencia Basket en la pista del Bamberg

Incomprensible derrota taronja en un encuentro que dominó con solvencia durante 35 minutos

23.11.2017 | 23:41
Desastre final del Valencia Basket en la pista del Bamberg
will Thomas lucha por un balón en el partido.

Inexplicable derrota del Valencia Basket en la pista del Brose Bamberg, donde tras dominar el partido con solvencia durante 35 minutos tiró todo el trabajo por la borda en los últimos cinco. Y eso que el equipo se sobrepuso durante el encuentro en Alemania no sólo a las bajas, sino también a un arbitraje que dejó mucho que desear. Un paso adelante colectivo, en especial de Tibor Pleiss y Will Thomas en el ´cinco´, que de nuevo quedó en nada tras un tramo final para olvidar. La derrota, muy dura anímica y deportivamente, supone la quinta consecutiva en la Euroliga.

No fue sencillo cogerle el pulso al encuentro, sobre todo por la alta productividad en el arranque de Ricky Hickman (13-8; min. 4). Trinchieri introducía entonces las primeras rotaciones, pero esa medida no salió del todo bien. Vidorreta aguantó algo más, consciente de que manteniendo esa defensa el partido podía cambiar en cuanto el equipo comenzase a anotar desde el 6,75. Y así fue en el momento en que San Emeterio, Doornekamp y Van Rossom rompieron la sequía desde el triple.

El Valencia Basket, a partir de ese momento, asumió el control del juego y, tras un parcial de 3-13 (16-21; min. 8), también del electrónico. Con el rebote bajo control (5-9) y muy pocas pérdidas (2), el conjunto taronja iba poco a poco llevando el partido a su terreno. Fue entonces, desgraciadamente, cuando los árbitros empezaron a dejarse sentir en el choque sancionando con falta cada leve contacto bajo el aro valenciano. No así en el germano. Una parcialidad que viviría su máximo apogeo poco antes de llegar al descanso (20-23; min. 10).

Hasta ese momento, el Valencia Basket dominó. Y lo hizo con solvencia gracias a una defensa prácticamente impecable y una alta productividad ofensiva. Will Thomas se hizo cada vez más grande en el puesto de ´cinco´ y el equipo lo aprovechó, junto a los puntos de Green, para instaurar una máxima renta de 11 puntos (32-43; min. 16). Pese a los problemas defensivos de Rudez, el colectivo siguió primando en los minutos posteriores para minimizar los errores. Como las dos pérdidas consecutivas de Green, acompañadas de una antideportiva y de las que el Bamberg fue incapaz de sacar provecho (36-47; min. 19).

Con lo que ya no pudo el Valencia Basket fue con la labor arbitral, elevado a la categoría de ´vergonzosa´ en ese último minuto antes de llegar al descanso. Primero con una falta a Pleiss casi casi por mirar a su rival, a la que se sumó una técnica por dirigirse al colegiado de una manera de lo más normal (41-47). Pero es que luego, en la jugada siguiente, tras no señalar una falta sobre Will Thomas le sancionaron con una técnica por quedarse en el suelo al acabar el cuarto. La decisión de Radovic permitió a conjunto alemán comenzar la segunda mitad con un tiro libre de Hickman (42-47; min. 20).

Todo ese cúmulo de extraños despropósitos enrabietaron al Valencia Basket, que tras el paso por los vestuarios salió directo a por el partido (44-55, min. 24). Pese a la superioridad taronja, el croata Sreten Radovic continuó con su particular persecución a los de La Fonteta, empeñado en ser protagonista del encuentro con un criterio muy desigual. Pero el equipo de Txus Vidorreta, después de lo que había pasado antes del descanso, no se descompuso. Se mantuvo firme en su hoja de ruta e incluso aumentó su concentración y seriedad sobre la pista. Eso, unido a la superioridad de Pleiss en la pintura, llevó a los taronja a alcanzar una máxima de 16 puntos poco antes de llegar al último cuarto (50-66; min. 29).

Quedaba un último esfuerzo.Y el Valencia Basket lo hizo€ pero sólo a medias y eso no es suficiente. Durante cinco minutos tuvo oficio, apuró la posesión en cada ataque y golpeó cada vez que tuvo la oportunidad (62-77; min. 35). A partir de ahí, sin embargo, llegó el naufragio. Todo lo que pudo salir mal, salió. El colapso ofensivo desembocó en un parcial de 18-4 que llevó el partido a un cara o cruz a falta de quince segundos del final pero con posesión taronja (80-81). Una falta sobre San Emeterio se tradujo en sólo uno de los dos tiros libres anotados (80-82). Quedaban 14 segundos. Ataque del Bamberg y falta de Pleiss sobre un triple de Hickman, que anotó lo tres tiros libres con dos segundos por jugarse (83-82). El último ataque fue para el Valencia Basket. Pero, en la línea de estos últimos minutos, no supo encontrar el hueco para sacar un buen tiro y San Emeterio no pudo dar la victoria a su equipo.

- Ficha técnica:

83.- Brose Bamberg (20+21+11+): Hickman (26), Hackett (9), Taylor (10), Wright (2), Radosevic (2) -cinco titular- Zisis (6), Nikolic (-), Staiger (-), Mitrovic (6), Lo (9) y Rubit (13).

82.- Valencia Basket (23+24+19+): Vives (3), Green (17), San Emeterio (12), Doornekamp (8), Pleiss (7) -cinco titular- Thomas (12), Puerto (-), Van Rossom (12), Rudez (3) y Sastre (8).

Árbitros: Radovic (CRO), Majkic (ESL) y Obrknezevic (SER). Eliminaron a los visitantes Vives (m.39).

Incidencias: partido correspondiente a la novena jornada de la fase regular de la Euroliga disputado en el Brose Arena ante 6.150 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine