10 de febrero de 2018
10.02.2018
COMPETICIÓN

Alberto Abalde se doctora en la Euroliga ante el CSKA

El alero gallego demuestra que su rendimiento como base va en aumento. El espíritu combativo del vestuario le ha conquistado

20.02.2018 | 12:41
Alberto Abalde se doctora en la Euroliga ante el CSKA

Llegó como alero, Txus Vidorreta le vio ya condiciones como escolta, y debido a las circunstancias ha terminado jugando como base. Y a un gran nivel. "Si soy sincero no esperaba venir al Valencia Basket a jugar de base Han sido más por las circunstancias pero estoy contento con mi reacción. Creo que lo estoy haciendo bastante bien y mientras el equipo lo necesite voy a intentar mejorar para ayudar todo lo posibl", comentó Alberto Abalde tras su gran partido ante el CSKA Moscú en La Fonteta.

Un capricho del destino que, como él mismo reconoce, le está haciendo madurar y progresar mucho como jugador. "Personalmente puedo decir que esta situación de jugar al ´uno´ y tener que llevar la presión de guiar a un equipo de Euroliga nada más llegar me va a servir mucho en mi futuro como jugador. Estoy aprendiendo mucho. Tengo que tener los ojos muy bien abiertos y aprender cada día una cosa nueva", indicó.

Algo a lo que le está ayudando mucho la química y afán de superación de un vestuario que siempre aspira a más. "Nunca me había encontrado con un vestuario así. Cuando peor estamos de lesiones y la situación parece más crítica, el equipo tiene un gran espíritu de superación y de sacarlo adelante. Estoy muy contento del vestuario que tenemos y de que seamos capaces de sacar estas situaciones adelante", aseguró Abalde, que quiso matizar que "ese espíritu ya lo tenía el equipo porque el núcleo de jugadores es el mismo que consiguió todo lo que consiguió el año pasado. Un grupo que fue capaz de sobreponerse a una derrota tan dura como la de la final de la Eurocup y ganar luego la primera liga de la historia del club. Los que hemos llegado hemos tratado de adaptarnos y unirnos lo más rápido posible para tirar todos del carro".

Eso, precisamente, es lo que ha permitido que hubiera "partidos que nadie esperaba que ganáramos. Me acuerdo sobre todo del día del Panathinaikos cuando, estando ya en cuadro, San Emeterio se lesiona esa misma mañana y yo llegó al pabellón con 39 de fiebre. Aún así sacamos el partido adelante. Eso es muy importante, en los malos momentos los equipos ganadores saben sobreponerse y esa es la línea que queremos seguir", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine