27 de marzo de 2018
27.03.2018
ACTUALIDAD

Problema a la vista con Latavious Williams

Vidorreta se cansa de dar minutos al pívot hasta que no cambie su actitud e implicación

28.03.2018 | 13:29
Problema a la vista con Latavious Williams

El problema con Latavious Williams hace ya meses que se veía venir, aunque lo cierto es que es ahora cuando resulta imposible maquillarlo por más tiempo en el Valencia Basket. Sobre todo porque más allá de una compleja recuperación, su actitud está dejando mucho que desear a pesar de las oportunidades concedidas por Txus Vidorreta desde el primer día. Precisamente fue ahí, es su estreno ante el Brose Bamberg, donde comenzó a intuirse que algo no terminaba de funcionar como debía.

La discusión en el banquillo entre el técnico y el jugador instantes antes de entrar en la pista, calificada de ´anécdota´ por el bilbaíno en ese momento, sólo fue el inicio de un proceso que está terminando con la paciencia de todos en el club. Y con razón. Sería el pasado 11 de marzo a pregunta de SUPER cuando Vidorreta, por primera vez, confirmó lo que todos desde fuera veían con cierta incredulidad. "Tiene que poner más en cada minuto que juega. Estoy de acuerdo con que su actitud no es la mejor", señaló el técnico tras el encuentro ante el RETABet Bilbao Basket. Más de nueve minutos tuvo en ese encuentro aunque con una respuesta ciertamente paupérrima. "La situación, si no cambia, acabará engulléndole. Llegó el 25 de enero y ha debutado en marzo. No le hemos apresurado", sentenció un visionario Vidorreta.


Y es que es eso precisamente lo que está sucediendo. Que la situación le ha engullido... y no por falta de avisos. Incluso de manera pública. el siguiente llegaba cuatro días más tarde, el 15 de marzo. "Tiene que darse cuenta de que cada partido tiene que salir a tope. Belgrado es un día en el que tiene que aprovechar la oportunidad", le animaba. Williams hizó 4 puntos, 1 rebote, 2 pérdidas y -1 de valoración en más de 10 minutos sobre la pista. Lo peor, sin embargo, no fueron los números sino el cómo.

"Los partidos contra Real Madrid y Milan son importantes para saber que no le queda todavía un mes más para estar a un buen nivel. El equipo le necesita antes", insistió Vidorreta ese mismo día. Antes un choque contra el Iberostar Tenerife en el que ya decidió dejarle en el banquillo todo el partido. Y dos días martes, en ese esperado duelo ante los 'blancos', el de Starkville es baja de última hora por una contractura en la espalda que todavía sigue generando muchas dudas.

Llegaba el pasado jueves el partido ante el Armani Milan y el técnico, cansado ya de la actitud y escasa implicación del jugador, decidió prescindir de él en el choque. "Quería ganar y si no tienes ritmo es difícil que ayudes a ganar. Tendrá que esperar a tener buenos entrenamientos para tener minutos", dijo en declaraciones a Gestiona Radio. "No le vi con ritmo suficiente. No está en condiciones muy buenas para jugar contra los grandes de Europa", insistió el técnico vasco.

Vidorreta no iba a disimular más. El pasado domingo, ante el Real Madrid, nuevamente ´banquillazo´ para el norteamericano. "Es un jugador que, sin ritmo para entrenar, no puede competir para ganar.Tendrá oportunidad de jugar cuando el equipo le necesite, o cuando esté al nivel de Dubljevic o Pleiss que son muy buenos", repitió Vidorreta, cansado de dar oportunidades a quién no lo merecía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine