22 de abril de 2018
22.04.2018
LIGA ENDESA

Victoria de infarto del Valencia Basket sobre el Unicaja

Un triple de Van Rossom a falta de dos segundos casi certifica el factor campo en los playoffs

02.05.2018 | 12:59
Victoria de infarto del Valencia Basket sobre el Unicaja
Victoria de infarto del Valencia Basket sobre el Unicaja

Victoria de infarto del Valencia Basket y una gran Fonteta sobre el Unicaja. Un triple de Van Rossom a falta de dos segundos del final permitió a los taronja lograr el triunfo por 74-73 que prácticamente les garantiza ser cabezas de serie en los playoffs por el título. La unión de equipo y afición, está vez sí, fue determinante para sobreponerse a las cuatro bajas y el golpe de la recaída de Tibor Pleiss.

Arrancó el choque con mucho ritmo, con ambos equipos dispuestos a jugarse el todo por el todo desde el inicio debido a lo mucho que había en juego. Fue el Unicaja, sin embargo, el que dominó el electrónico durante toda la primera mitad aprovechando su mayor físico. Sus mejores selecciones de tiro, junto al liderazgo de Alberto Díaz y Milosavljevic, instauraron pronto las primeras rentas (5-11; Min. 4).

Ya entonces Txus Vidorreta solicitó su primer tiempo muerto. No sirvió para recortar en exceso la renta aunque sí para corregir situaciones y evitar que la cosa fuera a más. Y ya era suficiente teniendo en cuenta la intensidad desplegada por el equipo de Joan Plaza. El cuadro malagueño se empleaba con enorme agresividad sin que, en muchas ocasiones, los árbitros castigaran las faltas. Algo que encendió a La Fonteta, muy disgustada con su labor y que este domingo estuvo sobresaliente en su apoyo al equipo.

Pese a que el Valencia Basket lo seguía intentando, los errores ofensivos y desde el tiro libre empezaban a convertirse en un lastre cada vez más pesado. Eso unido a algún despiste defensivo, como con McCallum, permitieron al Unicaja anotar canastas fáciles y marcharse hasta una máxima de diez puntos (22-32; min. 15). El equipo no terminaba de carburar y, tras pedir tiempo muerto, Vidorreta decidió dar de nuevo entrada a Van Rossom por Sergi García.

Con el base belga en la dirección los locales mejoraron ostensiblemente tras unos minutos de mucho sufrimiento. Sobre todo en defensa. Tanto es así que si no hubiera sido por los cinco errores desde el tiro libre (4/9) el encuentro se hubiera marchado al descanso en tablas (31-36; min. 20). 

Fue un aviso de lo que vendría tras el paso por los vestuarios. Ahí el Valencia Basket supo jugar sus bazas a la perfección, mucho más serio en defensa y moviendo mucho mejor el balón en ataque. Los porcentajes, como era lógico, comenzaron a aumentar. Incluso desde el tiro libre. Los árbitros, por otra parte, comenzaron a castigar también la dureza malagueña, y eso cambió el partido. Augustine y Livio se colocaban con tres faltas, al tiempo que el parcial taronja iba en aumento conforme pasaban los minutos.

Así hasta un claro 14-4 que no sólo permitió culminar la remontada, sino instaurar su máxima renta en el electrónico (45-40; min. 25). La Fonteta enloquecía con los buenos minutos ahora de su equipo y con el clínic de Will Thomas sobre Suárez al poste bajo, lo que permitió alcanzar el último acto seis puntos arriba en el luminoso (54-48; min. 30). 

El partido, sin embargo, no estaba ni mucho menos ganado. De hecho bastaron dos triples consecutivos de Salin para devolver las tablas al encuentro (59-59; min. 33). Empezaba un partido nuevo en el que cada posesión y cada canasta valía su peso en oro. Por ello Vidorreta decidió devolver al choque a Van Rossom y Dubljevic. El belga le dio la razón de inmediato con un triple, y Dubljevic con otra canasta en pugna con Augustine bajo el aro. El Valencia Basket volvió a abrir brecha (71-61; min. 36).

Respondió Nedovic, asumiendo toda la responsabilidad, para mantener todavía a los suyos con opciones en el partido (71-68; min. 37). Los errores desde el 6,75 penalizaban ahora a los valencianos, que vieron como el Unicaja se colocó a un punto a falta de 1:38 para el final (71-70). Llegó ahí el susto con Brooks y lo que pareció una lipotimia que obligó a trasladarle al hospital... y luego un final de infarto.

Triple de Waczynski a falta de 58 segundos, ataque de Van Rossom y luego Nedovic que fallaba el triple. Rebote para Green y Van Rossom, en carrera, que anotaba un triple ganador a dos segundos del final. Suárez no pudo anotar en la jugada siguiente y el triunfo se quedó en La Fonteta. 

Ficha técnica:


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine