El futuro de Carlos Soler no se resolverá antes del 30 de junio. El mercado siempre tiene la última palabra, pero la previsión del futbolista es que no se produzca ningún movimiento antes del final de mes. La hoja de ruta inicial de Peter Lim después de la reunión de Singapur era que su socio y amigo Jorge Mendes traspasará al futbolista antes del 30 de junio ante la necesidad urgente de vender y saldar la deuda económica. La prueba es que el club llegó a viajar a Barcelona para ofrecer al valencianista a Joan Laporta y Mateu Alemany. Sin embargo, ese escenario está muy lejos de producirse. Para saber dónde juega Soler la próxima temporada habrá que esperar. Muchas son las razones que invitan a tener paciencia.

La primera y más importante, que Soler sigue sin noticias del Valencia desde hace tiempo más allá de la llamada de Gennaro Gattuso para citarlo el 5 de julio en Paterna. El club asegura que tiene abierta la vía de negociación con el futbolista, pero la realidad es que la renovación de Carlos está estancada desde hace muchos meses y no tiene visos de prosperar. Al contrario, todos los caminos conducen a la venta. 

Otra de las razones que están aplazando el futuro de Carlos es la prioridad que ahora mismo tiene el Valencia por vender a Gonçalo Guedes. El luso es el primer gran activo del Valencia en la rampa de salida y todos los esfuerzos de Mendes ahora mismo están centrados en cerrar el traspaso de Guedes a la Roma de José Mourinho antes del 30 de junio o del nuevo límite más flexible que podría establecer LaLiga. 

Dueño de su futuro

Otro motivo, fundamental en clave Soler, es que el jugador quiere ser dueño de su futuro y no está dispuesto a precipitarse en una decisión deportiva tan importante para su carrera como esta. Y más después de tantos meses de inacción del club. Soler ya dejó claras sus intenciones en su último partido de la temporada con la selección española en Málaga: «No me gusta precipitarme y en lo único que estoy pensando es en marcharme y desconectar». 

Por último y no menos importante, es la falta de dinero de los clubes que más interés han mostrado por el futbolista. Como el Atlético de Madrid y el Barcelona. El club rojiblanco sigue siendo el equipo mejor posicionado para acometer su fichaje. La inminente llegada del mediocentro del Borussia Dortmund Axel Witsel al Wanda para ocupar el hueco de Héctor Herrera no cambia los planes del Atlético por Soler. El jugador sigue siendo objetivo del Cholo Simeone, aunque antes tienes que salir jugadores. Lo mismo le pasa al Barça. Mateu Alemany necesita deshacerse de futbolistas para que Soler sea una opción para el centro del campo. Además, buena parte de ese dinero se quiere destinar al fichaje de Robert Lewandowski. La Juventus también llamó a la puerta de Soler al mismo tiempo que presentaba una oferta por el central internacional sub-17 Yarek Gasiorowski. 

Sean Bai y Corona aseguraron el lunes al respecto de Soler y Gayà es que «lo único abierto ahora es renovarlos» y que «tenemos toda la voluntad de que continúen». «No les damos por perdidos, tenemos toda la voluntad de que sigan con nosotros y están citados para el 5 de julio», dijeron con la boca pequeña sin esconder que será el mercado quien marcar las directrices a seguir. Gattuso quiere hablar con ellos para «ver si hay una mínima posibilidad de que sigan o están cerrados en banda». La prioridad de los dos capitanes siempre fue seguir, pero para ello el Valencia tiene que dar un paso adelante y, de momento, no lo ha hecho.  

38

Mercado VCF: Los posibles fichajes vinculados con el Valencia CF Redacción SD