Bruno, recurso para la izquierda

El técnico apostó por el catalán en lugar de Mathieu

21.08.2009 | 12:46
Bruno, recurso para la izquierda
Bruno, recurso para la izquierda

Tras las pruebas realizadas durante todo el verano y teniendo en cuenta que varios jugadores importantes se quedaron fuera de la convocatoria por lesión, el primer once inicial de la nueva temporada parecía bastante previsible, sin embargo no fue así. Unai Emery apostó por Bruno Saltor para el lateral izquierdo dejando en el banquillo al francés Mathieu, que tras la salida de Carleto y la lesión que atraviesa Asier del Horno le deja como el único lateral zurdo natural de la primera plantilla. El técnico justificó la suplencia de Mathieu por problemas físicos y probó con el catalán como recurso.
Todo hacía pensar que el amistoso ante el Cádiz fue el último banco de pruebas de Emery. Sin embargo, el técnico vasco se desmarcó ayer con la titularidad de Bruno, algo normal si no fuese porque el catalán actuó por la izquierda. Se trata de la primera vez que el de Hondarribia le cambia la pierna al equipo tras la llegada de los nuevos refuerzos en los laterales. Echando la vista más atrás no es algo extraño en el técnico, que en la recta final del pasado curso prefirió poner a Alexis por la izquierda por delante de Carleto o un recuperado pero fuera de forma Emiliano Moretti.
Al finalizar el encuentro, Emery justificó la decisión de Mathieu alegando una sobrecarga del francés en los aductores y el temor añadido del césped artificial. El francés sí jugó el último choque, pero Unai prefirió improvisar y probar con Bruno pensando en el futuro.
Dejando al margen la sorprendente suplencia de Mathieu, que se antoja más como una prueba que una decisión que vaya a ser definitiva, Bruno Saltor dio la cara en su reconversión a la izquierda. El lateral se limitó a tener controlada su parcela en todo momento, y trasmitió sentirse cómodo pese a estar fuera de su sitio natural. Tan sólo es reseñable un despiste que tuvo a los 40 minutos del partido donde dejó descubierta su parcela y una pasada de frenada al corte. Salvo eso, cumplió con garantías, remató, aunque desviado, a puerta al rechace de un saque de esquina y hasta se atrevió a subir la banda, avanzada la segunda mitad y con el marcador favorable, para colaborar en labores ofensivas.
El catalán debutó en competición europea por primera vez en su carrera, y lo hizo con la elástica blanquinegra. Exactamente igual que Ángel Dealbert, que fue el otro fichaje del nuevo curso que formó parte del primer once inicial en competición oficial. El ex del Castellón volvió a formar pareja con Alexis en el eje de la defensa, como ya hiciese ante el Cádiz en el Trofeo Carranza, y cuajó una buena actuación. Si bien es cierto que el peligro que creó el Stabaek fue prácticamente nulo, Dealbert está dando razones para tener muchos minutos esta temporada.
Bruno y Dealbert fueron los fichajes de la nueva era que saltaron al césped de corto, pero no las únicas caras nuevas en el equipo. Ever Banega, que el curso pasado estuvo cedido en el Atlético de Madrid, también formó parte del primer once oficial. El argentino fue de menos a más, y aunque se tratase de un rival de poco nivel suplió a Baraja lo suficiente como para no tener que lamentar la ausencia del vallisoletano en el estreno del conjunto de Mestalla en la Euroliga.

Buscando las diagonales
La presencia de Bruno en banda izquierda no fue la única posición donde el preparador de Hondarribia le cambió la pierna al equipo en la noche de ayer. Pablo y Mata cambiaron la banda en alguna fase del partido, si bien se trata de un recurso más común. No es la primera vez que Emery da libertad a los interiores en busca de más diagonales hacia el área.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte