Y Kanouté aún dice que es inocente…

El punta de Mali, pese a lesionar a Bruno y Marchena, asegura que no mereció ser expulsado

01.09.2009 | 01:23
Y Kanouté aún dice que es inocente…
Y Kanouté aún dice que es inocente…

«Mi primera tarjeta es en un salto y golpeo sin querer al rival. Pero fue una acción involuntaria. La segunda no creo que fuera merecedora de tarjeta. Me anticipo a Marchena cuando va a despejar el balón y es él quien me golpea». Esas fueron las palabras pronunciadas por Freddy Kanouté tras su expulsión en Mestalla el pasado domingo pero lo bien cierto es que el maliense por sí sólo envió a Bruno al hospital en la misma noche del partido... y también hizo que Carlos Marchena fuese el único futbolista del Valencia que ayer por la mañana, en su día libre, pasase por Paterna para tratarse de su tobillo.

Pese a ello ayer en Sevilla se clamaba contra Rubinos Pérez y la prensa mostraba titulares del tipo de «Si ni Kanouté es respetado...».
Los medios sevillanos no hacen más que hacerse eco de la versión del futbolista que refuerza la ya dada por su técnico, Manolo Jiménez, instantes después de finalizar el encuentro en la sala de prensa Mestalla con cierto retintín en alusión al capitán valencianista: «Marchena llega tarde al balón y mete la pierna por debajo de la de Kanouté. Tiene gracia que la jugada haya sido con Marchena...».

Lo cierto es que el delantero sevillista sufrió en Mestalla su primera expulsión en Liga tras 129 partidos disputados ya que desde su llegada a España tan sólo había tenido que abandonar un encuentro por decisión arbitral antes de su finalización que fue precisamente la final de la Copa del Rey ante el Getafe, tras propinarle una patada a Casquero... pero no es menos cierto que las imágenes dejan bien claro que él es quien golpea con mayor o menor voluntariedad a Bruno y Marchena.

El capitán del Valencia, Carlos Marchena, estuvo ayer tratándose en la ciudad deportiva y será examinado hoy por los servicios médicos de la selección española tras tener que ser sustituido el domingo por Albelda como consecuencia del golpe propinado por Kanouté, aunque en principio sufre tan solo un leve esguince y no debe tener problemas para jugar los dos próximos encuentros clasificatorios para el Mundial de Sudáfrica. El jugador se marchó de Mestalla el domingo con el tobillo vendado y con muestras de dolor.

Bruno, TAC rutinario
Por su parte, Bruno Saltor también tuvo que pasar por la clínica para hacerse un TAC rutinario después de recibir un codazo en la cabeza. El lateral tuvo que se sustituido en el descanso al notar un ligero mareo. Bruno fue trasladado a la clínica antes de acabar el encuentro para someterse a una exploración rutinaria, después de que en el mismo campo le pusieran cinco grapas para cerrarle la brecha que se le abrió en la cabeza.
Al final Kanouté acabó en las duchas antes del descanso pero Bruno y Marchena no pudieron acabar por lesión... y pese a ello el maliense defiende la impunidad de sus dos acciones.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte