DALPORT

Víctor Bravo se reunió ayer con Vicente Soriano

El Valencia entregará a Dalport la documentación solicitada en la última junta el próximo miércoles

19.09.2009 | 17:43
Víctor Bravo se reunió ayer con Vicente Soriano
Víctor Bravo se reunió ayer con Vicente Soriano

Víctor Vicente Bravo, la cabeza visible de Dalport S. A. en España, estuvo ayer en Valencia. Lo hizo por espacio de unas horas, las suficientes para reunirse con Vicente Soriano y también para recabar información respecto a cuándo le entregará el Valencia la documentación solicitada al club. En principio, los ocho documentos exigidos en la pasada Junta de Accionistas por Dalport S.A. al Consejo de Administración de Manuel Llorente le serán entregados el próximo miércoles, día en el que Víctor Vicente Bravo tiene previsto regresar a la ciudad del Turia.

Según apuntaron ayer fuentes de la entidad valencianista, el Consejo de Administración, amén de tener la obligación legalmente de hacerlo, no tiene problema en responder a las exigencias de Dalport. En el club existe el total convencimiento de que no tienen ningún recoveco burocrático que pueda utilizar Dalport en contra de los intereses del Consejo de Administración. Los documentos solicitados por Bravo el pasado lunes 14 fueron el acta de la Junta en la que se aprobó la ampliación de capital; acuerdos del Consejo en que se ratificó la ampliación; certificaciones de la suscripción de acciones en la primera ronda; comunicación a los accionistas del plazo de suscripción preferente; cantidades cubiertas en la primera ronda; certificación del número de acciones que tenía la Fundació, las que tiene ahora y cómo las ha suscrito; acta de la reunión en la que se aprobó la compra de acciones por parte del Patronato de la Fundació y copia de la inscripción de la ampliación en el registro el 26/8/09.
Víctor Vicente Bravo, todo sea dicho, no solo vino a Valencia para saber cómo iba su petición. El representante legal del grupo inversor uruguayo estuvo en el despacho de Vicente Soriano por la mañana. Pese a que públicamente, Bravo se ha desmarcado de Soriano («Yo no elegí a Soriano, ni hice negocios con él ni con Soler ni con Silla anteriormente», apuntó Bravo a la conclusión de la pasada Junta de Accionistas), en los últimos días los contactos entre ambas partes son habituales.

A la espera de que Dalport pudiera sacarse de la chistera un nuevo movimiento social, el Consejo de Administración continúa con su marcha normal y habitual. Reina la tranquilidad y prueba de ello es que el vicepresidente y hombre de confianza de Manuel Llorente, Javier Gómez, tras un verano marcado por la ampliación de capital, está de vacaciones hasta la próxima semana. Mientras tanto, el presidente de la entidad de Mestalla está manteniendo contactos con varios de los patronos institucionales de la Fundació que preside Társilo Piles, ayer estuvo en el Ayuntamiento de Valencia mientras que a principios de semana acudió a la Diputación.

Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Superdeporte