CONCENTRACIÓN

Dos traviesos andan sueltos

Isco y Alcácer hicieron diabluras por las calles de Ptuj como hace años en Benalmádena y Torrent. Son niños...

 13:07  
Isco y Alcácer son la alegróa del VCF.
Isco y Alcácer son la alegróa del VCF. J. M. LÓPEZ

CONRADO VALLE (ENV. ESPECIAL) En una plaza de Benalmádena —Málaga— daba Isco sus primeras patadas a un balón. Era su madre quien hacía de portero y la que tenía que quitárselo porque las horas pasaban y él quería seguir dale que te pego a la pelota. Alcácer jugaba con su padre en las calles de su barrio de Torrent. En la una acera ancha jugaban ambos cada tarde del año, aunque nunca si había partido del Valencia, porque el Valencia es sagrado en casa y había que verlo por la tele. Ni uno ni otro levantaban dos palmos del suelo.

Isco y Alcácer fueron creciendo, uno en el patio del colegio Poeta Andaluz, otro en el de Monte Sión. Allí comenzaron a ´competir´ con niños de su edad, aunque seguían jugando por la calle porque «siempre iba con una pelota bajo el brazo», recuerda Isco, como también Alcácer. Tenían madera y mucha ilusión y desde bien pequeñitos comenzaron a mamar lo que es un vestuario. Isco se inició en el Benalmádena, Alcácer, en el Monte Sión. Pero pronto se cruzó el Valencia en sus vidas.

Fue Jose Jiménez, técnico de la escuela blanquinegra, quien se fijó en la calidad de uno y en el olfato goleador del otro. A Fran lo ´cazó´ en un torneo que disputaba la selección andaluza en Granada, mientras que a Paquito le fichó tras un torneo alevín Ciutat de Torrent en el Campo de San Gregorio. Fue entonces cuando su infancia se marchó hacia Paterna.

El malagueño recaló en el Cadete B de la escuela, mientras que Alcácer se desmarcó de los niños de su edad a base de goles en el equipo de Fútbol-7 que entrenaba Vicente Castro, ahora técnico del Juvenil A. Isco es un año mayor que Alcácer, aunque el delantero siempre ha ido un paso por delante a los de su edad. Por ello el primer encuentro entre ambos se produjo en la residencia de la Ciudad Deportiva, cuando los dos fueron incluidos entre los elegidos para formar parte del Cadete A.

Los dos han ido quemando etapas en su carrera a la misma velocidad que se desmarcan de sus rivales. Desde hace años son fijos en las diferentes categorías de la selección española. Alcácer se proclamó recientemente subcampeón de Europa sub-17, mientras que Isco se colgó la medalla de bronce en el Mundial sub-17 disputado en Nigeria. Por citar dos hitos. Alcácer e Isco son desde hace años la perla de la cantera blanquinegra. Para llegar a la concentración de Ptuj, los técnicos han estado pendientes de sus progresión y han cuidado cada detalle.
Alcácer ha sido este año uno de los artífices de la excelente temporada del Juvenil A, aunque por edad el delantero debería formar parte del ´B´. Hace un año estaba a las órdenes de Vicente Mir y ahora de las de Unai Emery, añadiendo además a su fulgurante trayectoria un paso por el Mestalla. Entre los datos que deben constar en su palmarés el logrado en el estadio Olímpic de Terrassa, al convertirse en el canterano más joven en marcar un gol en la historia del filial blanquinegro —16 años—.

Isco también se ha saltado etapas como quien se sube a la acera. Aún teniendo edad de juvenil, su nombre figuraba entre los jugadores del filial blanquinegro que ha militado en Segunda B. Y desde que Emery le vio jugar por primera vez le tenía en sus pensamientos, como demostró citándole para un partido de Liga en A Coruña sin tan siquiera ser mayor de edad.

Hace un mes se sacó Isco el carné de conducir, algo para lo que aún debe esperar Alcácer. Y sin embargo ahí están, en Ptuj, compartiendo mesa y mantel, sauna y vestuario con futbolistas que dejaron aparcados en Valencia varios coches y todos de gama alta. Isco comparte habitación con Iván Rubio, el tercer canterano en discordia llamado a hacerse un sitio en el primer equipo —que nadie se olvide Portu—; mientras que Alcácer está junto al portero Javi. A la hora de los desayunos, almuerzos y cenas, sus compañeros de mesa son Banega, el Chori, Topal, Mathieu y Feghouli.

Isco y Alcácer se calzan las botas y compiten como profesionales que son. Les da igual que enfrente esté Topal, Albelda o César, quien a sus 38 años bien podría ser su padre. Pero fuera del terreno de juego y de los entrenamientos, uno y otro hacen travesuras propias de su edad, como hicieron ayer cuando SUPER les propuso jugar al fútbol donde lo hicieron por primera vez, en la calle, aunque fuera en una calle de Ptuj, a más de 2000 kilómetros de distancia de la plaza de Benalmádena o de Torrent. Sólo contamos una travesura: hubo algún conductor que circulaba tranquilamente que se quedó boquiabierto cuando Isco y Alcácer comenzaron a pasarse el balón haciendo toques de acera a acera por encima de los coches. Son niños...

  HEMEROTECA
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  SUPERDEPORTE |  LOCALIZACIÓN   PUBLICIDAD:  TARIFAS  
superdeporte.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de superdeporte.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya