Elche - Valencia
Elche CF 21Valencia CF
 

La falta de dinamita mata al Valencia en el Martínez Valero

El Elche aprovechó la falta de acierto de los de Djukic para llevarse el partido con dos remates a puerta

25.11.2013 | 22:03

Dos remates entre los palos del conjunto ilicitano, dos goles. Cien por cien de efectividad, todo lo contrario de un Valencia que disparó más de diez veces entre los tres palos de la portería y encumbró a Manu Herrera. El Valencia encontró un camino, demostró tener más fútbol y generó ocasiones más que de sobra para llevarse el partido, pero la fragilidad defensiva le vuelve a costar muy cara. La puntería son goles, lo que decide en el fútbol. Falta instinto asesino en una y otra portería. Falta de acierto y calidad y la cuestión es que el conjunto de Djukic definitivamente se aleja del objetivo de la Champions y entra en una dinámica muy peligrosa.

El Valencia salió al Martínez Valero dispuesto a poner fin al mal momento con el que había dejado la Liga tras el triste empate con el Valladolid en Mestalla. Al minuto de juego el cafetero Dorlán Pabón recortó hacia el área y probó su potente disparo. Ese fue el primer susto a Manu. El preludio de lo que estaba por venir en una primera parte en la que el equipo de Djukic fue amo y señor del partido contra el Elche.

El experimento de probar a Jonas empezó saliendo bien, muy bien. Pisó área, cerca del portero del Elche, y lo hizo con peligro. Sin embargo, el Valencia funcionó más allá del '9'. Con Mathieu, certero en la iniciación, y un Parejo clarividente, capaz de hacer fácil lo que no lo es tanto, el juego del Valencia fluyó por los costados. Especialmente por la derecha, donde Barragán mostró una versión excelente. Llegando, combinando, centrando y tapando agujeros atrás, para lo que pidió ayuda y más intensidad a Pabón.

A los 17 minutos cayó la mejor ocasión visitante. Parejo lanzó el córner, Jonas prolongó y en el segundo palo Ricardo Costa, con toda la portería para él, la mandó al hierro del larguero. Increíble. Los de Djukic atacaron en vendaval. Poco después Fede se quedó en posición franca pero no conectó el cañón zurdo como es debido. El equipo naranja llevaba loco al franjiverde. Posesión, claridad, ataques bien construidos y ocasiones. Un Valencia irreconocible con lo visto hasta ahora.

45 minutos de dominio total. A la media hora Parejo sacó un nuevo córner y el cabezazo de Pabón lo repelió un defensa evitando el 0-1. Más tarde, el colombiano volvió a rozar el gol que tanto merecieron los de Djukic. El rechazo en la frontal lo aprovechó para cruzar el esférico. Sólo el paradón de Manu aguó la fiesta otra vez.

El Valencia mostró en el primer tiempo la mejor cara de la temporada. Al juego bien trenzado, acompañó la intensidad para ganar cada balón dividido. El centro del campo de un mermado Elche solo fueron sombras detrás de la pelota. Pero como el fútbol no entiende de justicia, en el 44' Fidel, que se escabulló entre Costa y Mathieu, se quedó solo y se la entregó a las manos de Alves. Curioso. Tablas al descanso y esperanzas entre los casi 3.000 valecianistas en las gradas del Martínez Valero.

La segunda mitad de los 'taronja' comenzó con el mismo ímpetu. Decididos a llevarse los tres puntos, conscientes de la cuesta que espera en diciembre antes de las fiestas de Navidad. El aluvión de oportunidades continuó con un cabezazo de Javi Fuego en el área pequeña. La colección de claras ocasiones sin el premio del gol y la victoria eran ya mosqueantes.
Un mosqueo con toda la razón. Los tópicos en el fútbol casi siempre se convierten en verdad. Lamentablemente, ayer se cumplió el de "quien perdona lo paga". Hasta el minuto 57 el sorprendente Elche de Fran Escribá estaba quedando minimizado. En las gradas se escuchaba más a los aficionados blanquinegros que a los 28.000 locales. En ese momento despertaron con el inesperado gol de Fidel. Un remate de cabeza casi desde la frontal, en la cara de los centrales y en complicada posición que se envenenó hasta caer en el ángulo izquierdo de la portería de Alves. 1-0. Con ocasión y media el Elche iba ganando.

Al Valencia le tocaba una vez más remar contra la corriente. Y lo intentó. El equipo no se descompuso. Parejo siguió llevando la manija y oxigenando el fútbol ayudado por Canales, hacia las bandas, allí Guardado y Barragán daban la verticalidad. El 21 sirvió un perfecto balón interior para Jonas. El brasileño remató con el exterior, pero Manu Herrera siguió con su exhibición de paradas. El cabezazo de Pabón tampoco valió.

Djukic intentó mover piezas para darle la vuelta al partido. Antes ya había salido Postiga por Fede y, más tarde, se unió un providencial Juan Bernat. En el 72' Canales vio una progresión por la derecha de Barragán, quien la puso al segundo palo. Bernat empató el choque tras un doble remate (1-1).

Todavía hubo tiempo y oportunidades de ganar. Postiga chutó con fuerza desde lejos. Jonas por muy poco no alcanzó para hacer el segundo. Incomprensiblemente, en su mejor partido, el Valencia volvió a caer. Después de ser mejor todo el partido, el Elche quiso más en el sprint final. Corominas asistió con clase al joven Herrera, que se la lío a Ricardo Costa a su espalda (2-1).











Ficha técnica:
2 - Elche: Manu Herrera, Damián, Lombán, Botía, Albacar, Stevanovic (Coro, m.53), Carlos Sánchez, Rivera, Fidel, Javi Márquez (Cristian Herrera, m.78) y Boakye (Mantecón, m.64).

1 - Valencia: Alves, Barragán, Ricardo Costa, Mathieu, Guardado, Fede (Hélder Postiga, m.61), Javi Fuego (Banega, m.84), Parejo, Pabón (Bernat, m.71), Canales y Jonas.

Goles: 1-0, m. 57: Fidel. 1-1, m. 72: Bernat. 2-1, m. 83: Cristian Herrera.

Arbitro: Undiano Mallenco (Comité navarro). Amonestó al ilicitano Javi Márquez y a los visitantes Ricardo Costa y Hélder Postiga.

Incidencias: partido disputado en el estadio Martínez Valero ante 30.000 espectadores. En los prolegómenos se homenajeó a Vicente Iborra ex jugador del Elche y Valencia. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas del huracán en Filipinas.

Enlaces recomendados: Premios Cine