ANÁLISIS DE ZUCULINI

´Zucunsteiger´, así juega el medio argentino

Zuculini tiene espíritu alemán: potencia física, personalidad, agresividad y llegada

30.07.2014 | 00:48
Zuculini celebra un gol con Racing de Avellaneda
Zuculini celebra un gol con Racing de Avellaneda

«Con 20 años ya eres caudillo». La consigna no es simple literatura para adornar el perfil de Bruno Zuculini. Cuentan desde Argentina que ´Mostaza´ Merlo le proclamó líder a los pocos partidos de dirigirlo. La escena supera la anécdota pasajera, porque carácter le sobra. El último entrenador que tuvo en Racing, le miró fijamente a los ojos, se quedó clavado y pronunció la sentencia. El carácter y la intensidad de ´Zucu´ no pasaron desapercibidos para un personaje diferente, que es historia de Racing como entrenador y leyenda de River Plate como futbolista, precisamente en la demarcación de mediocentro. Hace unos meses, cuando el equipo argentino no encontraba el rumbo, Zuculini dio un paso al frente para poner la cara por todos sus compañeros en los momentos difíciles y levantarse como líder positivo de una institución histórica, mano a mano con el valencianista Rodrigo de Paul. Bruno se ha partido el pecho por Racing, en las malas y en las buenas. Y eso el algo que tampoco pasó desapercibido para Ayala „en su momento, director deportivo de La Academia„ y por extensión para el Valencia.
El pasado miércoles, Rufete enmarcó a Rodrigo Moreno como un futbolista especial por su «experiencia y juventud». Los mismo ocurre con Zuculini. El centrocampista debutó en primera con 16 añitos de la mano de Claudio Vivas „redomado bielsista„ ante Gimnasia y Esgrima de La Plata en el ´Bosque´. Bielsa hizo debutar a Mascherano con la selección argentina antes incluso de que lo hiciera con el primer equipo de River Plate. Zuculini fue una especia de Mascherano para Vivas. La comparación surge de manera natural porque Bruno rompió en la elite como volante de recuperación, como ´cinco´. Sin embargo, sus posibilidades futbolísticas rompen los patrones clásicos. ´Zucu´ es un mediocentro de área a área: equilibra, roba, distribuye y amenaza a la defensa rival. Sabe que su tarea primordial es la recuperación, pero no se queda en eso: también llega a gol. Su naturaleza encaja a la perfección con el ´doble ocho´ que Nuno pretende promocionar en el Valencia.

Vídeos de Pirlo y Yayá Touré
Su primer tanto llegó ante Atlético Rafaela, con un remate en al área pequeña después de una internada por banda de Valentín Viola. Después la imagen se ha repetido como en una fotocopiadora: desborde por la banda, centro y llegada al espacio de ´Zucusnteiger´ para rematar al primer toque, en plancha o con una acrobacia casi imposible, como un segundo delantero. En 2011 participó en el Sudamericana Sub20 con el ´cinco´ a la espalda, Argentina fue tercera por detrás de Uruguay y de la Brasil de Neymar y Lucas Moura. En aquel torneo, Bruno dejó su sello marcando un gol ante Perú y otro ante Colombia. Lo lleva en la sangre. Muerde y llega. Muerde y llega.
Desde su debut „el 13 de febrero de 2010„ hasta el día de hoy ha sido dirigido por el mencionado Vivas, Miguel Ángel Russo, Diego Simeone (con quien no disputo ningún minuto oficial), Alfio Basile, Luis Zubeldia, Carlos Ischia y Reinaldo Carlos Merlo, además de los interinos Fabio Radaelli y Nacho González. Nunca ha dejado de crecer e incorporar nuevos registros a su juego. La versatilidad es otro de sus valores. En este tiempo ha jugado de pivote defensivo, interior izquierdo, interior derecho, mediocentro ofensivo, enganche y hasta por la banda derecha. Su evolución más constante y visible se produjo durante la etapa de Luis Zubeldía. El entrenador argentino siempre le insistía en que se mostrase como un apoyo permanente en el eje y ayudase a los atacantes. Le mostraba vídeos de Andrea Pirlo, aunque su estilo no es precisamente el de un organizador. Zuculini devora fútbol y le gusta seguir a los futbolistas más importantes en su puesto. Admirador de Sergio Busquets y Yayá Touré (con el que puede compartir vestuario en el City), su biotipo es más alemán. Zuculini podría adaptarse al campeonato italiano por su intensidad, jugar en España por su base técnica y triunfar en la Premier League inglesa por el ritmo, despliegue físico y precisión en balones largos.

Zuculini es serio, responsable y muy profesional, algo muy valorable en un ´pibe´ de 21 años. Transmite humildad, emoción e ilusión cuando habla de fútbol. Su discurso es impecable. Antes de llegar al City, ha alcanzado los 100 partidos y ha firmado una decena de goles. En este tiempo ha vivido situaciones de todos los colores. Debutó siendo casi cadete, volvió a los juveniles, ha sido titular y también suplente, ha peleado en la parte baja y también en la zona alta, ha superado lesiones, se ha llevado estirones de oreja de jugadores veteranos como Pelletieri y ha escuchado sus consejos, ha sido criticado e idolatrado. Curiosamente, su fichaje por el campeón inglés cristalizó tras un semestre pleno de altibajos donde caminó lejos de su mejor versión.

Bruno hace el trabajo que pocos quieren hacer y por eso tiene más valor. Aporta equilibrio, garra y entrega. Colabora en defensa y en ataque. Antes quería correr para llegar a todos los lados y no administraba bien energía. Era demasiado impetuoso. Ahora ha mejorado en su seguridad con la pelota, lee la jugada y entra en el momento justo. Puede hacer de mediocentro defensivo, pero logra su mejor versión con jugador de más posicional a su lado „Pelletieri o Bolatti hicieron esa función en Racing„ que le permita tener libertad para llegar y pisar el área.No es alemán, pero pasa el corte: alto, rubio, atlético y con vía libre en la zona euro. No es Zuculini es ´Zucunsteiger´.

Enlaces recomendados: Premios Cine