CONFIANZA EN SU BLOQUE

Con el once del Pizjuán

El técnico probó en la tarde del jueves un equipo con continuidad para Vezo y el trivote y la vuelta de Rodrigo

14.09.2014 | 12:12

Nuno Espírito Santo comenzó a preparar en la tarde del jueves a puerta cerrada el partido del domingo contra el Espanyol. Y lo hizo trabajando con un once. El mismo equipo con el que empezó la Liga en el Sánchez Pizjuán con Diego Alves; Barragán, Vezo, Otamendi y Gayà en línea de cuatro; Javi Fuego, Parejo y André Gomes en el trivote y un tridente ofensivo con Piatti, Rodrigo y Alcácer. A los once les dio el peto blanco en el Antonio Puchades de la ciudad deportiva de Paterna. El técnico está abierto a variantes en los dos entrenamientos que restan, pero la prueba de ayer es una declaración de intenciones. Está contento con el rendimiento de sus elegidos y confía en mantener el bloque para seguir encadenando buenos resultados y sensaciones. Es el camino.

La presencia más significativa en defensa es la continuidad de Rúben Vezo. El joven central portugués se ha ganado por méritos propios seguir en línea de cuatro. Sus buenas actuaciones contra el Sevilla y el Málaga le avalan. El técnico probó ayer con el luso en el perfil derecho del centro de la defensa en compañía de Otamendi y apunta a titular por delante de Mustafi, todavía inédito sin minutos en competición oficial. El central alemán está recuperado de su lesión, pero tendrá que esperar su momento para coger ritmo de competición y asentarse en el equipo. Tampoco, visto lo visto ayer, habrán cambios en los dos laterales. Barragán se ha consolidado en el carril derecho por delante de Joâo Pereira y Joâo Cancelo. La torcedura en el tobillo que Gayà arrastra desde el entrenamiento previo al partido de la Sub´ 21 tampoco será impedimento para que repita en el carril izquierdo. Este jueves se ejercitó sin problemas con un vendaje especial en el tobillo con el que también competirá el domingo.

El trivote es innegociable. Nuno volvió a juntar en el equipo titular a los tres mediocentros con los que ha apostado desde pretemporada. Javi Fuego, Parejo y André han dado equilibrio al equipo contra Sevilla y Málaga y están llamados a ser llevar el mando del equipo el domingo contra el Espanyol. El técnico hizo hincapié en ellos durante la sesión para que la coordinación entre los tres sea perfecta. De ellos depende la estabilidad del equipo y el control del partido. Las charlas entre Nuno y Parejo se han convertido casi en obligatorias en cada entrenamiento. Ayer volvió a repetirse la escena. Y es que, la comunicación entre el técnico y el capitán es total. Al igual que Mustafi, los fichajes Zuculini y Filipe Augusto esperan su oportunidad.

La gran duda de la semana residía en ataque. Empezó a disiparse. Rodrigo, con el alta médica bajo el brazo, completó todo el entrenamiento en el equipo de los titulares. El delantero se ha recuperado de su lesión y está en perfectas condiciones para volver al equipo después de su obligada baja en el último partido. En aquella ocasión fue Feghouli el que le sustituyó. Esta vez, puede ser al revés. El argelino se incorporó ayer después de dos partidos con su selección y entrenó al margen. Su presencia en el once, con la carga de minutos y solo dos sesiones por delante parece complicada. Los que está cumpliendo con goles y buen fútbol y no tienen recambio son Piatti y Alcácer. Los dos completaban ayer el once de Nuno. El argentino caía a banda izquierda como en sus dos primeros partidos -Rodrigo lo hacía en derecha- y el de Torrent era la referencia ofensiva.

Nuno confía en su bloque, pero cree que las rotaciones serán necesarias para seguir manteniendo el nivel competitivo del equipo. Lo que pasa es que todavía no he llegado ese momento. El técnico tiene previstas las rotaciones entre el 20 al 28 de septiembre porque es una semana se jugará contra el Getafe, el Córdoba y la Real Sociedad.

Enlaces recomendados: Premios Cine