LA SEMANA DE LIM

Meriton, en Madrid para cerrar la venta del Valencia CF

El regreso de los asiáticos revela que el acuerdo puede estar muy cerca

01.10.2014 | 13:01
Meriton, en Madrid para cerrar la venta del Valencia CF
Meriton, en Madrid para cerrar la venta del Valencia CF

El Valencia CF tiene dos partidazos esta semana, el del Atlético del sábado en Mestalla y otro que se ha empezado a jugar ya en Madrid, donde Meriton y Bankia se sientan de nuevo para cerrar la negociación para la venta del club. Son muchos los indicadores que apuntan a que efectivamente estamos en la semana definitiva, entre ellos dos datos fundamentales. El primero, tras el viaje de Amadeo Salvo a Singapur quedó claro que los ejecutivos de Peter Lim no iban a regresar a España hasta que vieran voluntad por parte del banco de cerrar el acuerdo tal como está reflejado en los contratos, sin más exigencias ni sorpresas. El segundo, que los enviados de Meriton ya han viajado y este lunes ya estaban en Madrid con el objetivo de finiquitar la operación esta misma semana. La conexión entre estos dos datos lleva a pensar que las sensaciones en las dos partes son mucho más positivas. Lim tenía previsto presenciar en directo el partido ante el Atlético el próximo sábado y, nunca mejor dicho, estamos al límite para que pueda ser así.

¿Habrá acuerdo esta semana para que Lim pueda cumplir su deseo? El acercamiento no se puede decir todavía que sea total y definitivo, aunque el hecho de que las ´tropas´ de Lim regresen a Madrid en estas circunstancias evidencia que las posturas están próximas a desbloquear la venta. Meriton considera que ha cumplido ya con todas las exigencias y ha dado todas las garantías que le han pedido. Después de su retirada de las negociaciones hace dos semanas puso como única condición para volver a sentarse que se respete todo lo ya pactado y escrito en los contratos que los abogados llevan semanas redactando. No vienen, por tanto, con idea de que la negociación se vuelva a eternizar, sino de que se firme todo en los dos próximos días y tienen noticias de que el presidente de Bankia también se ha fijado como objetivo terminar ya con esta larga historia que está dañando la imagen de su entidad. Una nueva ruptura podría ser muy preocupante para el banco, pero sobre todo para el Valencia CF, que se quedaría en una situación desesperada en caso de una retirada de la oferta del inversor de Singapur.

Debate sobre el estadio
Peter Lim, en cualquier caso, no se sentaría todavía legalmente como propietario porque esta semana no hay tiempo material para firmar la venta de las acciones con la Fundación, pero el acuerdo con Bankia sería suficiente para que el inversor viaje a Valencia. Según ha podido saber SUPER, de todos los puntos para controlar la gestión futura del Valencia que presentó en su día Bankia el debate se centra sobre todo en el que afecta al Nou Mestalla, la financiación con que se llevarán a cabo las obras y la explotación del mismo una vez inaugurado antes del centenario del club en 2019. No parece que vayan a ser obstáculo otros como los límites de endeudamiento o la gestión de los derechos de los futbolistas, aspectos que están suficientemente controlados por la Liga de Fútbol Profesional y la UEFA, hasta el punto de que está en marcha ya un proyecto para prohibir la propiedad de los derechos de los futbolistas por parte de terceros, como es el caso de Peter Lim a través del fondo de inversión Meriton Capital.

En este sentido, es bastante clarificador el escrito de Meriton publicado en la prensa inglesa para explicar el por qué de la propiedad de futbolistas como André Gomes y Rodrigo. El empresario de Singapur solicitó permiso para adquirir una participación del 50% del modesto club Salford City, al ser al mismo tiempo propietario a través del mismo fondo de los dos jugadores. Es una situación que no está permitida en el fútbol inglés y explica en ese comunicado que se trata de una situación coyuntural porque esos dos futbolistas pasarán a ser propiedad del Valencia en cuanto se firme el acuerdo con Bankia y la venta del club. Ahora, hoy, el empresario piensa que ya no se puede alargar más este proceso y reclama una solución inmediata después de casi diez meses de lucha y millones de euros invertidos.

Enlaces recomendados: Premios Cine