DECLARACIONES

´Hay que plantear un partido que va a ser un suicidio´

El técnico del Rayo, Paco Jémez, destacó las buenas sensaciones de su equipo y la dificultad del partido de vuelta

05.12.2014 | 01:43
´Hay que plantear un partido que va a ser un suicidio´
´Hay que plantear un partido que va a ser un suicidio´

Paco Jémez, entrenador del Rayo, lamentó la derrota ante el Valencia (1-2) en un partido en el que, a su juicio, dieron "una sensación buenísima", pero en el que un error de su portero David Cobeño, que definió como "detalles del fútbol", condenó a su equipo.

"Estoy muy orgulloso por el trabajo y el juego de los jugadores no habituales. Como equipo hemos dado una sensación buenísima y tengo malestar por ellos, porque no se lo merecen. El resultado es el que es y es anecdótico que haya marcado el Valencia dos goles, aunque nosotros hemos tenido mucho que ver. Los jugadores lo han hecho muy bien y al Valencia darle la enhorabuena", dijo Jémez, en rueda de prensa.

"El equipo ha hecho un buen partido y esto tiene que refrendar nuestro trabajo. Veníamos de ganar dos partidos y hoy hemos hecho méritos para un mejor resultado, pero las circunstancias son la que son", confesó.

"La eliminatoria está difícil y muy complicada. Nosotros no vamos a regalar nada, tenemos que meter dos goles y contra un equipo como el Valencia no va a ser fácil. Vamos a pelear las posibilidades hasta el final. Hay que tratar de plantear un partido que va a ser un suicidio. Teniendo que marcar dos goles imagínate como vamos a salir, todo el rato a estar en el área del Valencia", apuntó.

Una de las acciones que marcó el curso del partido fue el garrafal error del portero David Cobeño, que dejó en bandeja un balón para que Paco Alcacer igualara la contienda cuando mejor jugaba su equipo.

"El fútbol son detalles y los detallistas son los mejores equipos. No vamos a culpar a Cobeño porque los que cometen errores son los que están ahí. Son jugadas desafortunadas y a ellos ese gol le ha dado la oportunidad de meterse en el partido", comentó.

"A los pequeños la competición nos golpea y por eso es bonito ser entrenador de un grande, puesto que no tienes que hacer las cosas perfectas para ganar. A Cobeño le he dicho que echara la cabeza arriba que no pasa nada, que todos cometemos errores. Nadie le va a reprochar nada, son partes del juego, hay que aceptarlas y ya está", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine