ENTREVISTA

Aymen Abdennour no se ve menos que el Otamendi del Valencia CF

"¿Miedo a sustituir a Nico?, he estado entre los tres mejores defensas de Francia y en top de la Champions con el Mónaco"

17.11.2015 | 09:54

Nació hace 26 años en la turística Sousse (Túnez), ciudad bañada por el Mediterráneo. Quizás, por eso se siente como en casa y el calor de Mestalla le apasiona. Aymen Abdennour es pura ambición, confía ciegamente en sus virtudes y en que el Valencia pronto estará "en el top".

¿Qué tal todo? ¿Ya se encuentra completamente recuperado de la lesión muscular que sufrió a finales de septiembre en Lyon?
Estoy bien. Y sí, me siento recuperado. Hace cinco días que me estoy entrenando con el grupo, creo que he hecho un buen trabajo junto al preparador físico y los recuperadores del club. Estoy bien, aunque necesito seguir trabajando para conseguir el ritmo competitivo y poder dar mi 100%.

Entonces, lo veremos contra Las Palmas el sábado 21 de noviembre.
Para el partido quedan ocho días y, por supuesto, me encantaría estar jugando contra Las Palmas en Mestalla. Después de dejar atrás la lesión, lo que me queda es trabajar más el aspecto físico para llegar preparado. Yo no soy quien decide, lo hace el doctor y el cuerpo técnico, pero mi deseo es estar apto para ese partido.

¿Cuando uno está lesionado lo pasa peor aún al ver que el equipo no consigue buenos resultados y una regularidad?
Para empezar no hay un jugador en el mundo entero al que le guste estar un mes o dos parado sin poder jugar al fútbol. Esto, lamentablemente, nos llega a casi todos una o dos veces al año. En segundo lugar, lo que de verdad se hace duro y complicado es ver como tus compañeros salen cada día a entrenar o el fin de semana hablan y preparan los partidos, mientras tú sabes que no puedes estar ahí ayudándoles a ganar. En mi opinión afrontamos los meses más importantes del año -noviembre y diciembre­- y voy a dar lo mejor de mí al Valencia.

Septiembre, octubre y medio mes de noviembre en Valencia. Dígame, ¿qué le parece su nuevo hogar?
¿La ciudad? Sinceramente, me gusta mucho, me parece magnífica y también me han impresionado el estadio y los aficionados. La Ciudad Deportiva está perfectamente condicionada, el cuerpo técnico tiene mucha capacidad, los jugadores también. Aquí no tenemos ningún obstáculo, vivimos como una familia. Eso es lo que esperaba de un club como el Valencia, con toda la historia que tiene detrás y ganador de bastantes títulos en España y en el continente europeo. Es normal que este club lo tenga todo.



¿Ya se siente integrado en el equipo o su proceso de adaptación sigue en marcha?
Sí. Me siento muy bien aquí. Me he adaptado perfectamente al grupo, con los jugadores soy muy amigable y hablo sin problemas con el cuerpo técnico y los dirigentes. No tengo ningún inconveniente, pero creo que me hace falta hacer cursos de español para aprender rápido el idioma y espero hablarlo pronto.

¿Quiénes son los compañeros que más le ayudan? Los francófonos, Feghouli y Bakkali...
Todo el mundo, todo el mundo, porque aquí hay jugadores que hablan inglés y yo también. Está Mustafi, que habla alemán, y yo hablo el alemán. Está el entrenador que habla el francés y converso con él en francés. No tenemos problemas de comunicación, en el vestuario todos nos acogemos y nos ayudamos.

¿Vive solo o le acompaña la familia en su primera etapa en Valencia?
A veces me acompaña la familia y otras se vuelven a casa por motivos laborales. Mi padre, mi madre, mi hermana, ellos suelen vivir conmigo un tiempo. No me puedo quejar. Estoy bien, tranquilo, es lo ideal para jugar al fútbol.

¿Y gracias a quién puede decir hoy que es futbolista de éxito?
Gracias al trabajo, por supuesto, es lo más importante. Después lo que es determinante es el ambiente en el que se mueve un joven futbolista y en ese terreno estoy muy agradecido a mi familia. Ellos han estado siempre detrás de mí, apoyándome en cada paso que he dado. Con 19 ó 20 años partí a Alemania a jugar cedido con el Werder Bremen.

¿Aquella primera vez que salió de Túnez y dejó a los suyos la recuerda como un trance?
No, no lo recuerdo como una experiencia dura; fue una buena experiencia de juventud. Allí aprendí el alemán haciendo unos cuantos cursos y con la práctica. Más tarde, me fui a Toulouse, donde estuve tres años. Después Mónaco y este verano he llegado a Valencia. Todo bueno en el camino.

¿Parece que puede decirse que el Valencia, aparte de un defensa central, ha fichado a un hombre experimentado y preparado en la vida?
(Sonríe y bromea) Si aprendo español sí.

Y de no haber sido futbolista, hoy Aymen Abdennour sería...
Pues, continuando mis estudios, sería profesor de Educación Física.



De vuelta a la realidad (risas). ¿Cree que el Valencia es el club que colma sus aspiraciones y ambiciones profesionales?
Por supuesto. Es un grande, uno de los mejores clubes en Europa, un club y un equipo en el que veo mucha ambición y yo soy una persona muy ambiciosa. El Valencia encaja con lo que yo quiero. Es un club que me conviene.

¿Cuál sería el recuerdo que le gustaría tener del Valencia CF el día de mañana cuando, retirado, le cuente a sus hijos cómo fue su carrera?
Por encima de todo me gustaría trasmitirles que he ganado títulos con el Valencia. Eso es lo que siempre he querido, tengo muchas ganas de levantar títulos importantes y ganar grandes partidos con este equipo, imponerme a otros súper clubes en competiciones como la Liga o la Champions. Yo soy un tío que siempre estoy hablando de fútbol, me apasiona, y en todo lo que quiero conquistar con mi equipo.

¿Y este año a qué se aspira?
En el Valencia hay un buen grupo, con muchos futbolistas capaces de progresar enormemente. Nuestro objetivo es acabar entre los cuatro primeros de la Liga y volver el año que viene a la Champions. Tengo la esperanza de que lo vamos a conseguir.

¿En verano cómo le convencieron para ´pasar´ de ofertas muy importantes y fichar por el VCF?
El entrenador, Nuno, me llamó y el propietario, Peter Lim, vino a Mónaco para buscarme. Fue algo muy bueno, me sentí muy halagado por el interés del Valencia y había muchos clubes para poder ir a jugar en Inglaterra o a Italia, pero finalmente el proyecto de Lim me encantó.

¿Qué fue lo que le dijeron Nuno y Peter Lim? ¿Le trasmitieron el deseo de competir por títulos?
No. Me trasmitieron la ambición de ganar cada partido por el que vamos a luchar. Después de llegar lejos, lo más lejos posible, en la Champions. Nosotros tenemos calidad para hacerlo. Lo que ha pasado en este inicio es lógico, faltan cosas normales, porque han venido nuevos jugadores e iremos poco a poco, en progresión; también hemos tenido jugadores lesionados que aún no están totalmente preparados físicamente. Pronto vamos a superar estas cosas y vamos a estar a un nivel top, en buena forma y muy arriba. Es lo que yo espero.

Resulta muy interesante que, por encima del Chelsea, Abdennour escogió el Valencia. ¿Es verdad que el club de Mourinho quiso ficharlo?
Sí, es cierto que hubo ese interés.

Es obvio que ahora todos los aficionados lo esperan como el recambio natural de Nico Otamendi.
Lo sé. Francamente, cuando yo estaba en el Mónaco veía siempre la Ligue1 y los grandes partidos de la Liga en España y del campeonato inglés. Yo vi al Valencia 14/15 y además, cuando vine, toda la gente hablaba del equipo de la temporada pasada, que ellos hicieron un año muy bueno. Evidentemente, pienso también que él (Nico Otamendi) es un buen jugador, que hizo un buen trabajo con el Valencia el año pasado, pero él se fue al City y ahora está allí. Le deseo mucha suerte y felicidad en Manchester. Es todo.



¿Y el hecho de tener que reemplazarlo le supone una presión extra, cierto miedo o, por el contrario, un plus de motivación?
¡¿A quién?! Abdennour ha sido tres años seguidos el mejor defensa del Toulouse, me han considerado estos años entre los tres mejores defensores de la Ligue1. La temporada anterior con el Mónaco caímos a un paso de las semifinales con la Juventus. Lo tuvimos ahí, pero hubo un penalti extraño que pitó, no pitó. El año pasado estuve con el Mónaco en el top de Europa.

Le noto fuerza y muchas ganas de volver a llegar muy lejos en la Champions, pero esta vez con la camiseta del Valencia CF.
Por supuesto, es que es la mejor competición del mundo.

La última. Contundencia, juego aéreo, salida de balón... ¿Cuáles son las virtudes que va a aportar al Valencia de aquí a final de campaña?
Lo que más deseo es volver muy rápido a gran nivel y recuperarme muy bien, sobre todo, físicamente. Y me gustaría dar lo máximo posible de mí mismo al equipo, ayudar a conseguir los objetivos a mis compañeros. Hacer bien el trabajo de un defensa y colaborar para no encajar casi goles y que seamos una de las zagas menos goleadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Lotería del Niño 2017

Comprobar Lotería del Niño

Toda la información de la Lotería del Niño. Comprueba los números premiados con nuestro widget de la Lotería del Niño.

 
Widget Lotería del Niño

Llévate a tu web, a tu escritorio o a tu iGoogle los resultados de lotería de Navidad y de la lotería del niño. Descárgatelo

 
Enlaces recomendados: Premios Cine