REPORTAJE

El desierto cambió la vida de Pablo Hernández

El castellonense regresa a casa después de su aventura del año pasado en Doha y Dubai

17.01.2016 | 20:54
El desierto cambió la vida de Pablo Hernández

Pablo Hernández vuelve a casa. Por primera vez desde que se marchó del Valencia. Viajó con el Swansea en Champions hace dos años, pero no pudo pisar el césped por lesión. Este domingo lo hizo con el Rayo.

El castellonense ha regresado a la Liga a sus treinta años después de dos aventuras en Gales y en el desierto que le han permitido conquistar títulos a nivel deportivo y, sobre todo, le han «llenado» a nivel personal. Siente que ha crecido en todos los sentidos. Descubriendo nuevas culturas, aprendiendo lenguas y respetando otras religiones. Primero Swansea y después Doha y Dubai cambiaron su vida para siempre.

«Será muy especial volver a jugar en Mestalla. Pasé cuatro años muy buenos, solo me faltó el título. Siempre estaré agradecido al club porque me permitió ir a la Selección Española en aquella Copa de Confederaciones de 2009 -fue por Iniesta- y jugar al lado de grandes jugadores como Villa, Silva, Mata, Albelda, Baraja o Joaquín. Siempre estaré orgulloso». Igual que de su decisión de probar en la Premier League. «Tenía ganas de probar en una liga diferente y fuerte como la inglesa. Fue una gran experiencia -57 partidos- que me permitió ganar mi primer título, la Copa de la Liga». Con la marcha de Laudrup perdió protagonismo en el equipo y buscó otros caminos. El Al Arabi Sports Cub de Qatar se cruzó en su camino en el verano de 2014. Allí firmó tres temporadas. «En Qatar vivía en una residencia para jugadores, estábamos a mitad de tabla y me fui cedido al Al-Nasr de Emiratos Árabes Unidos a mitad de año. Fueron seis años muy intensos. En mi primer partido gané la Copa de la Liga en un partido en el que metí uno, dio otro y provoqué un penalti. Luego ganamos la ´UAE Presidents Cup´. Vivía en un hotel en el centro de Dubai. Guardo un gran recuerdo de la experiencia. En lo personal me ha llenado conocer el mundo árabe. He descubierto una cultura diferente, son gente que te hacen la vida fácil. Me llamó la atención lo estrictos que son con la religión. Una vez el rezo coincidió con un partido y en el descanso todos empezaron a rezar en el vestuario. Yo me quedé allí sentado callado, respetando, como ellos hacían conmigo. Lo que peor llevaba era el calor. Un día pude disfrutar del desierto por las dunas y haciendo una hogueras, no lo olvidaré».

Pablo ha formado una familia. Fueron ellos y sus padres los que le animaron a plantearse la vuelta al fútbol europeo. «Lo hablamos y decidimos que si había posibilidad de volver a España lo intentaríamos. Yo echaba de menos la competitividad de la Liga y sobre todo la adrenalina esa de ver los estadios llenos. Allí estaban vacíos. Zola, el entrenador, entendió mi deseo de volver a la competición de alto nivel y permitió mi cesión al Rayo. Era un equipo que encaja en mi filosofía y la forma de ver el fútbol y lo tuve claro». Ahora Pablo disfruta del fútbol en Vallecas. El pasado domingo jugó por la banda derecha o la izquierda de Mestalla. Aquellas con las que tantó soñó de niño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Lotería del Niño 2017

Comprobar Lotería del Niño

Toda la información de la Lotería del Niño. Comprueba los números premiados con nuestro widget de la Lotería del Niño.

 
Widget Lotería del Niño

Llévate a tu web, a tu escritorio o a tu iGoogle los resultados de lotería de Navidad y de la lotería del niño. Descárgatelo

 
Enlaces recomendados: Premios Cine