01 de mayo de 2018
01.05.2018
MERCADO DE FICHAJE

Todo sobre la reunión de Mateu y Marcelino con Peter Lim

El singapurense apuesta por un Valencia fuerte para el Centenario y la Champions

01.05.2018 | 21:04
Mateu, Longoria y Marcelino, a la salida de la reunión con Peter Lim.

El empate ante el Eibar dolió en el vestuario. Sin dramas, aunque el final previsto para el domingo era diferente. Mateu Alemany –que vio el partido mano a mano con Peter Lim– estaba frustrado. Marcelino no se lo podía creer. La fiesta quedó aplazada... pero los asuntos capitales del club no. Lim ha estado en València para cuestiones más importantes. El resultado no cambia nada. La maquinaria está en dinámica de ejecución desde hace semanas y la escena en el Hotel Las Arenas durante la jornada del lunes fue rotunda: hubo una reunión de cuatro horas con la planificación como eje central.

El propietario compartió mesa con Kim Koh, el presidente Anil Murthy, Mateu Alemany, Marcelino y Pablo Longoria. Asuntos de despacho, números y fútbol con las figuras fundamentales en la acción y el desarrollo del plan. Las líneas maestras están perfiladas. Las partes son conscientes de la exigencia deportiva, del desgaste –brutal– del doble foco liga-Champions, de las expectativas y del peso histórico del Centenario. La temporada 2018/19 no es una más; tiene importancia estratégica, con impacto en todas las vertientes. El ánimo que persevera dentro del club mezcla seguridad y ambición: «Todos están trabajando para hacer un gran equipo».

El Valencia CF es consciente de que tiene la oportunidad de dar un salto. El objetivo es armar un bloque capaz de mantener la posición entre los cuatro primeros de LaLiga y con capacidad para competir con garantías suficientes en Champions. El proyecto ya tiene un año de vida y la plantilla tiene claro el modelo de juego. Hay liderazgos consolidados y otros por potenciar, futbolistas que pueden crecer y otros que son un seguro de rendimiento. Habrá bajas y se tendrán que hacer sacrificios.

El punto de partida está fijado desde una base estable, con puntos fuertes para potenciar y defectos por pulir. Sobre esa base se está atacando y se atacará el mercado. Paso a paso. Hay renovaciones y movimientos en marcha –como Kondogbia o Gonçalo Guedes– para rematar próximamente y otros que dependen de una carrera de fondo, como el verano pasado. Confianza, agilidad, determinación... y paciencia. También se tiene que hacer caja, como ha advertido Mateu. Una necesidad que no cambia la máxima: ilusionar y hacer un buen equipo.

Proyecto para convencer
Marcelino y Mateu son la garantía. El giro respecto al verano pasado es sustancial. El Valencia resultaba gris y generaba dudas. Más de dos futbolistas dijeron no... no creyeron. Ahora Mestalla rompe como una plaza estable, tiene una estructura reconocible –en fondo y forma– y es ideal por el marco de alto rendimiento, por la inminente condición Champions y por la oportunidad para crecer.

El Valencia convence desde el proyecto y esa es la gran baza de Mateu Alemany. Donde no llega el dinero se presenta a Marcelino y los jugadores cuya posición ha disparado. El apartado ha sido decisivo con Kondogbia y está destinado a desequilibrar la balanza con Guedes. La continuidad del francés está clara. Lim tiene una visión y está decidido a invertir los 25 millones de la opción de compra, independientemente de la decisión del Inter con Joao Cancelo. Hay cuestiones por rematar, pero Marcelino ya (casi) cuenta con el eje que articula el equipo. Es un paso.

Perfiles, mezcla adecuada
La materia prima joven –por moldear– gusta a Marcelino y Longoria es especialista en este tipo de perfiles, pero el equilibrio es clave. Mateu Alemany está en la misma línea. La cantera cuenta y no es un accesorio. Lo ha demostrado con apuestas firmes como Jordi Escobar o Ferran –ya en el primer equipo– a los que ha blindado. Lo sucedido en los últimos meses es la mejor referencia. E el mercado de invierno se firmó a Luciano Vietto y a Francis Coquelin, 26 años procedente del Arsenal inglés. En verano, se apostó por Guedes y Andreas Pereira más Gabriel, Jeison Murillo, Neto o Kondogbia. Diferentes escalones. Obviamente, se trabaja para acertar al máximo, otra vez.

Salto desde la exigencia
No todo es mercado. Los técnicos tienen clara la base, aunque puede haber cambios. Rodrigo Moreno es referencial para Marcelino, pero una oferta irrechazable puede producir un giro. Todo está contemplado. Las prioridades están en la delantera (no se ejecutará la opción por Vietto), la banda izquierda (Andreas volverá al Manchester United) y el lateral derecho. Neto, Gabriel, Gayà, Parejo, Kondogbia y Rodrigo son realidades. Carlos Soler, Mina, Lato o Ferran –aunque en puntos distintos de cocción– tiene potencial por desarrollar. Marcelino tiene claro que la plantilla también puede dar otro salto desde la preparación, la exigencia física se ajustará a la exigencia Champions: jugadores más rápidos y más atléticos.

Apuesta fundamental
Potencia física, margen de mejora por explotar, valor determinante en presente, mercado futuro... Gonçalo Guedes es otro futbolista de consenso dentro del club. Para Marcelino marca la diferencia y es definitivo por su impacto en el juego. Lim es un enamorado de su juego y con 21 años puede dar mucho al club: a nivel deportivo y económico.

En la reunión de Las Arenas, el portugués fue uno de los protagonistas. Peter Lim lo tiene claro. Tanto, que ha cambiado su plan de viaje. El singapurense tenía previsto volar esta martes a la capital de España para asistir en directo a la semifinal vuelta entre Real Madrid-Bayern de Múnich, para después poner rumbo a Singapur, con escala previa en Abu Dabi. Guedes merece un esfuerzo. Lim tenía previsto reunirse con Nasser Al-Khelaïfi por el atacante antes de volver a casa y así lo contó SUPER, pero nunca se dijo que fuera en París. El propietario del Valencia se verá las caras con el presidente del PSG en Doha. El vuelo será hasta la capital de Catar.

No es la primera vez que Peter Lim se cita con Al-Khelaïfi en Doha. Si hay una oportunidad de firmar a Guedes ahora la va a aprovechar al máximo. El pasado mes de diciembre, cuando visitó València, fue directo a París para presentar una oferta. Ahora se repite el patrón de invierno y la escena es similar: cónclave con Mateu y Marcelino y ataque por el portugués. La propuesta está viva: 40 millones, en seis plazos. Mateu y Anil dejaron la operación Kondogbia vista para sentencia –el viernes– y ahora Lim va a por otra de las figuras básicas del proyecto: Guedes. Luz verde al Valencia 2018/19.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine