mascotas
Planes

Las 10 mejores playas para ir con perro

Aunque no es lo normal, algunos espacios permiten a lo largo de la costa española el acceso de mascotas

17.06.2016 | 10:44

No todas las playas están vetadas para las mascotas. Aunque no es fácil encontrarlas, a lo largo de la costa española existe un puñado de espacios a los que se puede acudir con el perro. Un lista a tener en cuenta no sólo cerca de nuestra zona, sino también si tenemos pensado irnos de vacaciones este verano y no queremos renunciar a viajar con el perro.

Estas zonas suelen estar acotadas y especialmente acondicionadas para que los animales disfruten de un espacio natural y del agua tratando de evitar, a la vez, los problemas que puede conllevar.

Estas son diez de ellas:

Punta del Riu Sec, El Campello (Alicante)


Punta del Riu-Sec (Alicante). Foto: Eric Carpe

En Punta del Riu Sec, en El Campello (Alicante) existe otra zona en la que está permitido llevarse al perro. Es una pequeña playa natural de cantos rodados ubicada en la desembocadura del río, entre las playas del Carrerlamar y Muchavista. Tras habilitarse en 2013, ha generado conflictos entre los vecinos y los usuarios que acuden con sus mascotas.

Playa Can, Gandia (Valencia)

En Gandia (Valencia) se encuentra la playa Can, un espacio acotado de unos 350 metros cuadrados en la playa de l'Ahuir para que los dueños de perros puedan disfrutar de sus mascotas junto al mar. Localizada entre l'Ahuir y el río Vaca, sus instalaciones facilitan también bolsas para recoger los excrementos de los animales.

Playa Riumar, Deltebre (Tarragona)

La playa de Riumar, en el municipio de Deltebre, es otro extenso arenal que permite el acceso de perros en Cataluña. Ubicada en el Parque Natural del Delta del Ebro, en una zona de especial interés natural, tiene más de un kilómetro de longitud y dispone de todo tipo de servicios en las inmediaciones.

Playa del Cervigón, Gijón (Asturias)


Playa Cervigón, Gijón (Asturias). Foto: LNE

En Asturias, una playa que permite el acceso de perros es la del Cervigón, también conocida como la del Rinconcín, en Gijón. Está formada por arena, rocas y cantos y tiene unos 400 metro de extensión.

Playa de la Rubina,  Castelló d'Empúries (Girona)

En Girona, la playa de la Rubina permite disfrutar del sol, la arena y el agua con perros. El arenal es uno de los referentes para los dueños de estas mascotas en Cataluña. Ubicada en Empuriabrava, en Castelló d'Empúries, es un extenso arenal semiurbano con todos los servicios a mano.

Playa de Bocabarranco (Las Palmas)

En las Islas Canarias también existe la posibilidad de ir a la playa con el perro sin miedo a las multas. En Gran Canaria, por ejemplo, se puede visitar la playa de Bocabarranco, en el barrio de Jinámar de Las Palmas. El espacio ocupa unos 6.000 metros cuadrados.

Playa de O Espiño, O Grove (Pontevedra)


Playa O Porriño, O Grove (Pontevedra). Foto: Miguel Muñiz

Esta playa semiurbana es una de los cuatro arenales gallegos en las que se permite la presencia de perros. Es un espacio de arena blanca y fina y de aguas tranquilas. El año pasado el Ayuntamiento culminó unos trabajos de limpieza en esta playa y otroade la localidad.

Playa del Terrón, Lepe (Huelva)

También en Andalucía se encuentra la playa del Terrón. Concretamente en Lepe (Huelva), que permite pasear y disfrutar de estas mascotas junto a esta zona bañada por las aguas del Atlántico.

Playa de Llenaire, Pollença, Mallorca (Islas Baleares)

Al norte de la isla de Mallorca, en Port de Pollença, dentro del municipio de Pollença, se encuentra la playa de Llenaire, un amplio arenal de ambiente familiar al que se puede acudir con perros. Es una de las tres que existen en la isla.

Arroyo Totalán, entre Málaga y Rincón de la Victoria (Málaga)


Playa Arroyo Totalán. Foto: LOM

A caballo entre los municipios de Málaga y Rincón de la Victoria, se habilitó el pasado año otra playa para perros en la provincia, que cuenta con espacios similares en Casares y Fuengirola. La playa se extiende a lo largo de unos 600 metros. Se accede a través del Paseo marítimo Blas Infante de la Cala del Moral. Su acondicionamiento costó 30.000 euros.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine