14 de junio de 2016
Enfermedades

Diabetes y cardiopatías, una combinación mortal

Los pacientes con diabetes tipo 2 tienen de dos a tres veces más de riesgo de enfermedades del corazón

14.06.2016 | 12:05
Profesionales investigan la relación entre la diabetes y cardiopatías.

Una nueva investigación de un estudio global dirigido por un médico del Departamento de Salud de la Universidad de Connecticut, en Estados Unidos, ha encontrado que los pacientes con diabetes tipo 2 ingresados en el hospital por insuficiencia cardiaca congestiva se enfrentan a una de cuatro posibilidades de morir en los próximos 18 meses.

Los resultados se presentan este sábado en la reunión anual de la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), que se celebra en Nueva Orleans, Estados Unidos, y se publican en la edición digital de 'Diabetes Care'. Los hallazgos muestran un panorama mucho más sombrío de la evolución de los pacientes diabéticos con enfermedad cardiaca grave de lo que se conocía anteriormente.

"La diabetes tipo 2, acompañada de un síndrome coronario agudo, necesita mucha más atención, sobre todo con el fin de prevenir otro evento cardiaco mayor", dice el investigador principal William B. White, profesor en el Centro de Cardiología Pat y Jim Calhoun en la Universidad de Connecticut.

Los pacientes con diabetes tipo 2 tienen de dos a tres veces más de riesgo de enfermedades del corazón que la población general, en parte debido a que la obesidad y otras enfermedades como hipertensión y colesterol elevado contribuyen a ambas patologías, pero existe la preocupación de que algunos de los medicamentos que ayudan a controlar la glucemia también pueden dañar el corazón. Incluso la insulina, una hormona que las personas sanas fabrican de forma natural, pero algunos pacientes con diabetes tipo 2 a menudo la necesitan como un medicamento, lo que puede contribuir a la enfermedad cardiaca.

Debido a la relación de la enfermedad cardiaca con la diabetes, la agencia norteamericana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) ahora requiere que todos los nuevos medicamentos se sometan a pruebas formales para evaluar su impacto en los resultados cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

White, junto con colegas en 898 instituciones médicas de todo el mundo que fueron investigadores en el ensayo 'EXAMINE', estuvieron estudiando el medicamento alogliptina para la diabetes ('Nesina') que es un miembro de la familia de fármacos conocidos como inhibidores de la DPP-4.

Los investigadores reclutaron a 5.380 pacientes con diabetes tipo 2 después de que sufrieran un síndrome coronario agudo importante, pero no fatal, como un ataque al corazón, u hospitalización por angina de pecho inestable. Los autores asignaron aleatoriamente a los pacientes a tomar alogliptina o placebo y luego siguieron su progreso durante un máximo de tres años.

Las conclusiones principales del estudio, publicadas en 'New England Journal of Medicine' en 2013, no mostraron diferencias en los pacientes con alogliptina frente a los pacientes con placebo en el criterio de valoración principal de muerte cardiovascular, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular.

Cinco veces más de riesgo de muerte

Ahora, los investigadores proporcionan nuevos conocimientos sobre la mortalidad en el ensayo 'EXAMINE' a partir de una serie de nuevos análisis. Las personas con diabetes tipo 2 ingresadas en el hospital por insuficiencia cardiaca se enfrentaron a una probabilidad del 24 y el 28 por ciento de muerte durante el resto del ensayo, con aloglipina o placebo, respectivamente. Eso es más de 5 veces el riesgo de muerte que se ve en los pacientes que no sufren un evento cardiovascular no fatal adicional mientras estaban en el estudio.

"Es un resultado muy dramático --dice White--. Una persona con diabetes tipo 2 que requiere hospitalización por insuficiencia cardiaca en el ensayo 'EXAMINE' era un presagio de un resultado muy deficiente". Los investigadores están tratando de descubrir otros nuevos conocimientos a partir de los datos obtenidos durante el estudio.

White y los coinvestigadores del estudio 'EXAMINE' se han unido con colaboradores de la Escuela de Medicina de Harvard y el Hospital Brigham y de la Mujer para encontrar patrones de proteínas conocidas como biomarcadores en la sangre que podrían proporcionar señales tempranas de riesgo elevado de un segundo evento cardiovascular, incluyendo el corazón, el fracaso y la muerte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Salud

Álvaro Quesada tatúa una mama
Tatuajes para recuperarse tras el cáncer de mama

Tatuajes para recuperarse tras el cáncer de mama

Permiten recrear el pezón y las aureolas con efecto 3D para que el pecho recupere su identidad

Cómo hacerse una autoexploración mamaria para detectar el cáncer de mama

Cómo hacerse una autoexploración mamaria para detectar el cáncer de mama

Debe realizarse una vez al mes y el momento más aconsejable es después de la menstruación

Una de cada ocho españolas padecerá cáncer de mama

Una de cada ocho españolas padecerá cáncer de mama

Sin embargo sólo un 48% reconoce hacerse la revisión ginecológica recomendada para prevenir este...

Hábitos saludables para prevenir el cáncer de mama

Hábitos saludables para prevenir el cáncer de mama

Estos consejos nos ayudarán a mantener lo más bajo posible el riesgo de sufrir esta enfermedad

Higiene del implante dental en tres pasos

Higiene del implante dental en tres pasos

El hecho de tener un implante dental requiere el mismo cuidado que un diente natural

¿Por qué recordamos unas cosas y otras no mientras dormimos?

¿Por qué recordamos unas cosas y otras no mientras dormimos?

Durante el sueño, el cerebro reactiva algunos de los recuerdos que se codifican durante el día

Enlaces recomendados: Premios Cine