19 de mayo de 2017
19.05.2017

¿Por qué nos olvidamos de lo que hemos soñado?

La actividad onírica y su interpretación psicológica continúa sigue siendo uno de los grandes misterios de la ciencia

21.05.2017 | 10:42
Lo que soñamos no suele guardar relación con la realidad

Los sueños continúan siendo uno de los grandes misterios para la ciencia. Las preguntas acerca de su significado son frecuentes entre todos, puesto que son muchas las ocasiones en las que nos despertamos en mitad de un sueño y no recordamos lo que hemos soñado.

Todavía no está claro cuál es el origen de los sueños ni tampoco si tienen alguna utilidad. Lo que sí parece claro es que, según los expertos, buscar vínculos entre los sueños y los acontecimientos de la realidad no tiene sentido. Por ejemplo, en muchos de estos procesos oníricos aparecen elementos y situaciones que, en muchas ocasiones, cuando se recuerdan, resultan absurdos y surrealistas, desprovistos de cualquier nexo con nuestro día a día.

Algunas hipótesis sobre los sueños sugieren que, cuando nos dormimos, el subconsciente entra en un terreno en el que intenta dar respuesta a las cuestiones a las que el consciente no ha podido responder. Cuestiones que tienen que ver con nuestras preocupaciones y dudas, aunque también con nuestras alegrías y rutinas diarias.

En la fase REM es donde se producen los sueños más profundos. GETTY IMAGES

Fases del sueño


Los sueños suelen producirse al principio y al final de la actividad nocturna, en dos procesos distintos. Por un lado, están los sueños de la fase no REM y los sueños de la fase REM. En la primera de ella, es donde se produce el sueño de ondas lentas, la denominada transición entre la vigilia y el sueño más profundo.

En esta primera fase, además, se produce el sueño ligero, en el que las pulsaciones bajan considerablemente. Mente y cuerpo empiezan a ´disociarse´. El cerebro envía una señal al cuerpo para asegurarse de que ´está ahí´. En esta fase es frecuente, por ejemplo, soñar que nos caemos y que por ello el cuerpo realice un movimiento brusco para reaccionar, lo que provoca que nos despertemos de forma súbita.

Cuando despertamos lo más normal es recordar partes sueltas y no el sueño en su totalidad. GETTY IMAGES

La segunda fase es la conocida como fase REM por sus siglas en inglés (Rapid Eye Movement). En ella, la actividad cerebral crece y el sueño se hace más profundo. Aquí, la duración de los sueños oscila entre los 90 y los 120 minutos, siendo lo más frecuente despertarse unos instantes antes de que terminen.

En estos períodos de gran actividad onírica, los ojos se mueven con rapidez y el trabajo neuronal se multiplica. Si la persona se despierta en ese momento, podrá recordar parte de lo soñado, pero si vuelve a dormirse lo más probable es que no recuerde nada, porque por lo general la memoria no suele archivar estos procesos. Durante la fase REM, las ondas que se emiten desde el cerebro dificultan que la memoria registre la información, puesto que ésta se suele ocupar, durante la noche, en procesar lo que sí ha ocurrido realmente durante el día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Salud

Hay que acudir al médico si notamos síntomas de infección.
Consejos para prevenir la cistitis

Consejos para prevenir la cistitis

Todo lo que debes saber sobre la infección de orina, tratamiento y hábitos para controlar su...

Tres de cada cuatro infartos se dan en casa: así debes actuar

Tres de cada cuatro infartos se dan en casa: así debes actuar

Realizar las maniobras de reanimación aumentan las probabilidades de recuperación del infartado

Sanidad y comunidades acuerdan universalizar el tratamiento de la hepatitis C

Sanidad y comunidades acuerdan universalizar el tratamiento de la hepatitis C

Los antivirales de acción directa sólo se habían utilizado para los casos más graves

Los huevos estimulan el crecimiento de los niños

Los huevos estimulan el crecimiento de los niños

Un estudio de la Universidad de Washington pone de manifiesto los beneficios de este alimento en...

Yoga en la oficina: Dos posturas para aliviar tensiones

Yoga en la oficina: Dos posturas para aliviar tensiones

Descubre las mejores posturas para estirar tu cuerpo y fortalecer tus músculos sin moverte de tu...

¿Es malo contener los eructos?

¿Es malo contener los eructos?

Comer deprisa, beber con pajita o estar nervioso favorecen una producción excesiva de gases

Enlaces recomendados: Premios Cine