Factura de la luz

¿Cuánto cuesta cargar nuestros móviles y tablets?

Los profesionales recomiendan apagar los dispositivos cuando no se usen durante un tiempo prolongado

03.09.2014 | 17:38
Cargar móviles y tablets, una tarea casi diaria.
Cargar móviles y tablets, una tarea casi diaria.

¿Quién no se ha preguntado alguna vez por el coste que acarrea dejar enchufado a la red eléctrica durante toda la noche el móvil o la tablet? ¿Realmente influye en la factura de la luz?

El profesor de Formación Profesional y especialista en Instalaciones Eléctricas Javier Rodríguez calcula que la carga de baterías de los distintos dispositivos y ordenadores, impuestos incluidos, implica hasta 7 euros al mes y, una vez cargados, por mantenerlos en stand by, otros 2 euros.

Los expertos del departamento de Tecnología Informática y Computación de la Universidad de Alicante apunta que apagar los aparatos cuando no se usan, en lugar de dejarlos en stand by, consigue que los circuitos dejen de consumir y favorece "un ahorro significativo". No obstante el profesor Juan Manuel García Chamizo valora que la factura eléctrica que implica el uso de los dispositivos que habitualmente utilizan los jóvenes "es la que menos nos tiene que preocupar " en el conjunto del coste, aunque "sigue siendo válida la cultura de desconectar cuando no se necesita", puntualiza.

Este departamento ha analizado el consumo eléctrico en una vivienda cuando todos duermen –ver gráfica al lado–. Parte de que el ordenador y su router estén conectados continuamente y el exceso de gasto alcanza el 8% del total.

Rodríguez añade el consumo que implican electrodomésticos que obligatoriamente tenemos enchufados todo el tiempo, como es el frigorífico, que gasta un 14% del total de la factura; la luz el 16%; la televisión el 10%; la calefacción un 11%; la cocina, horno incluido, un 7%; el termo o calentador un 4%; el lavavajillas y la lavadora un 3% cada uno; y el aire acondicionado un 2%, el mismo gasto que implica dejar los dispositivos en stand by, incluida la televisión. Todo ello para una factura eléctrica media bimensual de 192 euros en la que el resto del porcentaje lo cubren los pequeños electrodomésticos: plancha, secador, ventilador, tostadora, maquinilla de afeitar...

Hábitos

¿Y si cambiamos los hábitos? ¿Podríamos ahorrar? El simple hecho de cambiar de la tarifa única –generalizada en los hogares–a la tarifa doble, que concentra el consumo en horario nocturno y se prolonga hasta las doce del mediodía, puede ahorrar un 25% de la factura mensual, unos 25 euros que al año suponen 300 euros. García Chamizo aconseja además "reemplazar los antiguos aparatos por los de máxima eficiencia y cambiar las luces al sistema led". Ordenadores y demás dispositivos pueden ahorrar 69 euros al año; sustituir el frigorífico B por otro A+++, 65 euros también; y hasta 70 euros por sustituir las lámparas de 50W por las led de 7W. Ahí es nada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine