Test

Tú decides: ¿Qué móvil hace las mejores fotos?

Tras someter a los mejores smartphones del mercado a distintas pruebas fotográficas, aquí está el resultado

12.08.2016 | 11:52

Es una de las grandes discusiones desde que los móviles incorporan una cámara para hacer fotos, y es sin duda uno de los grandes misterios sin resolver. Así que nada como juntar a los más importantes móviles de gama alta –Samsung Galaxy S7 Edge, LG G5, iPhone 6S Plus y Sony Xperia Z5 Premium– en una misma prueba y que sean los lectores quienes decidan qué móvil tiene la mejor cámara para hacer fotografías. También hemos querido incluir un gama alta de precio más asequible, el Smart Platinum 7 de Vodafone.

Pero atención, porque las fotos que hemos hecho están hechas por un usuario medio, totalmente alejado de los grandes expertos. Al fin y al cabo, somos usuarios medios los que usamos mayoritariamente el móvil para hacer fotos, así que nada como una prueba en condiciones cotidianas y reales.

De las muchas fotos realizadas con todos los móviles de gama alta de la comparativa, nos hemos quedado con tres ejemplos que nos han parecido los más significativos y que son posiblemente las situaciones más habituales cuando se hacen fotos con el móvil. Hay que tener en cuenta que las fotos las hemos publicado tal cual salen del móvil, sin la aplicación de ningún filtro ni ajuste de color, brillo, contraste, etc. Son fotos en bruto.

1. Foto hecha con poca luz
Es sin duda alguna el mayor de los problemas de los teléfonos móviles: hacer fotos en condiciones de poca luz. Hemos hecho una foto en una habitación de pocos metros cuadrados, de noche y con la única iluminación de una lámpara de mesa con una bombilla de tungsteno –de las de toda la vida– de 25W. Conviene fijarse en el bolígrafo y el ´grano´ que se ve alrededor, así como el detalle del libro y de la lámpara de cobre. Y otro detalle: las hojas del libro son blancas? Todo eso nos dará una pista de qué foto es mejor.


 


2. Foto hecha con luces y sombras
En verano a menudo nos encontramos con situaciones en las que hay luces y sombras, y el móvil tiene que realizar una medición de la luz en condiciones difíciles. Además, si ponemos diferentes objetos –en este caso personas– a distintas distancias del teléfono puede ocurrir que salgan bien enfocadas las personas más próximas pero desenfocadas las más alejadas. En este caso conviene fijarse en el enfoque de todas las personas de la imagen y en las zonas de luz y de sombra, prestando atención a qué imagen ofrece más detalle.


 


3. Foto hecha a contraluz
Nos ha pasado a todos: vas a hacer una foto de alguien que está con el sol de espaldas o en el umbral de una puerta y la cara de la persona no se ve por estar a contraluz. Hemos ido al extremo más absoluto: hacer una foto directamente contra el sol para ver el detalle de los objetos –los árboles– que quedan a contraluz. En este caso conviene fijarse en las zonas más oscuras de los árboles y en cuáles se ven mejor, menos oscuros. También hay que prestar atención a los cables eléctricos que atraviesan el cielo y apreciar cuáles se ven con más detalle.


 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine