Análisis

'Quantum Break', la revolución deberá esperar

El título combina experiencia de juego y serie de televisión, pero se queda lejos de lo prometido

08.04.2016 | 20:39
'Quantum Break', la revolución deberá esperar

Información de 'Quantum Break'

  • Título: 'Quantum Break'
  • Género: Acción, aventuras
  • Lanzamiento: 5 de abril de 2016
  • Plataformas: Xbox One y PC
  • Desarrolla: Remedy Entertainment
  • Distribuye: Microsoft
  • Precio: Consultar
  • Edad: +18 años

´Quantum Break´ prometía convertirse en algo más que un simple videojuego. Desarrollado para Xbox One y PC bajo las directrices de Remedy Entertainment - los mismos a los que debemos, por ejemplo, las series ´Max Payne´ y ´Alan Wake´-, el equipo aseguraba encontrarse en condiciones de conciliar dos facetas de Xbox One con la combinación de una experiencia de juego de calidad y una serie de televisión con altos valores de producción. Ahora nos centramos en el resultado de la iniciativa, que aun tratándose de un buen juego, se queda lejos de mostrarse tan revolucionario como sus creadores nos han hecho creer.

Jugando con el tiempo

El argumento de la obra y el desarrollo de la trama juegan un papel determinante en ´Quantum Break´. Este comienza cuando Jack Joyce, el protagonista del videojuego, es invitado por su mejor amigo, Paul Sereno, para ser testigo de un experimento que tendrá lugar en una universidad. Poco más tarde se revela que el experimento consiste, nada más y nada menos, que la prueba de una máquina del tiempo que permite viajar tanto al pasado como al futuro. Inmediatamente se pierde el control del experimento y tras un accidente, Sereno se queda atrapado en el interior de la maquina mientras Jack, acompañado de su hermano Will, que aparece en el momento, tiene que escapar del ejército privado de la compañía Monarch. En medio de este caos, el protagonista descubre que es capaz de utilizar poderes que manipulan el espacio-tiempo, algo que empleará para salvar la huida.

En este aspecto 'Quantum Break' no necesita demasiado tiempo para presentar algunos conceptos que el jugador digiere lentamente a medida que continúa la aventura. Al parecer, el accidentado experimento ha creado una fractura en el espacio-tiempo y solo nuestro protagonista será capaz de corregir el error antes de que sea demasiado tarde. Los giros y el desarrollo de la trama no son perezosos y pronto comienzan a ofrecer algo de salsa, ya que no tardamos en conocer al villano de la experiencia, evidentemente bajo el amparo de la compañía militar Monarch: una versión más antigua y cruel de Sereno, que también ha adquirido las habilidades de manipular el tiempo. Las intenciones del villano no se salen un ápice de la pauta y propone a los hermanos unirse a él en un plan que puede salvar a la humanidad, pero la condenaría a una era de oscuridad, una proposición que los protagonistas rechazan de inmediato, pero que traerá una serie de consecuencias trágicas.

Quantum Break

Revelar más datos sobre la historia sería contraproducente, ya que el juego propone un tratamiento confuso al principio, que poco a poco va revelando las motivaciones de los personajes y las situaciones que hilvanan las partes inconexas. En todo caso, la apuesta basada en las distorsiones temporales y los viajes en el tiempo funcionan bien y los guionistas han encontrado cierto equilibrio entre las secuencias de exposición y las parcelas donde el jugador necesita entornos más interactivos.

Las peripecias del tiempo como serie de televisión

La obra incluye algunos momentos predeterminados de la trama que son presentados como clave, ya que ´Quantum Break´ ofrece al jugador la posibilidad de tomar ciertas elecciones que determinarán una trayectoria durante el resto del juego. Bueno, pues en la práctica los eventos importantes, las secuencias finales y todos los giros argumentales se repiten, pero el camino de cada uno varía dependiendo de sus acciones. Por ejemplo, al principio del juego Monarch retiene un grupo de manifestantes que ha sido testigo de los incidentes en la universidad. En este caso, el jugador puede que optar por matarlos, algo que desemboca en una revuelta de la comunidad o bien manipularlos y crear una campaña que dañará la imagen de Jack. El sistema no se ha implementado en el modo y forma prometida, pero no se puede negar que sirve para mostrar el impacto que el jugador tiene en este universo. Una vez finalizado cada capítulo, el juego nos ofrece un episodio a modo de serie de televisión que muestra las consecuencias de nuestras acciones y lo que está sucediendo en la cúpula de Monarch mientras Jack continúa su viaje.

Por defecto, la emisión de la serie se produce en streaming, pero existe la opción de descargarla al completo para obtener calidad HD de los episodios. En este punto, la inversión en actores y directores de calidad y talento han permitido a la desarrolladora crear un formato que encajaría perfectamente en cualquier canal especializado, dejando como testamento una serie completa que se lanzará en alguno de estos canales. En Remedy tienen sobrada experiencia y han sabido cuantificar correctamente la proporción de tiempo en relación a la duración de los episodios. Sin embargo, por mucho que algunas escenas cambien en función de nuestras decisiones, es difícil no tomar con recelo la decisión de Microsoft en invertir en una serie de formato definido como alternativa a las escenas de corte tradicional en los juegos y venderlo como si realmente fuera revolucionario desde el punto de vista narrativo.

Quantum Break

Sistema de rebobinado

Si algo se puede destacar en ´Quantum Break´ es la forma de sustentar el tradicional modo que tienen en Remedy Entertainment para construir sistemas de juego, como mínimo originales. Si en el pasado la compañía popularizaba el efecto "Bullet Time" con ´Max Payne´, aquí se apuesta por un sistema de manipulación temporal que va más allá de lo que se espera para un simple juego de acción. La experiencia ofrece un sistema con tres tipos de armas: pistola, ametralladora y una opcional para portar, por ejemplo, un arma repetidora o una carabina. Aunque el sistema de cobertura no es excesivamente cómodo, ofrece generosas cantidades de munición para que el jugador no tenga que preocuparse enbuscar material ofensivo para avanzar. Sin embargo, una de las partes más interesantes del sistema es el desarrollo de los poderes de Jack, que se amplían a medida que avanza la aventura. Inicialmente será capaz de paralizar enemigos, esquivar disparos y desplegar un escudo de energía que detiene los proyectiles temporalmente, pero no pasa mucho tiempo hasta que puede causar explosiones y moverse por los escenarios a velocidad extrema.

El juego introduce los nuevos poderes a buen ritmo y desde un sencillo menú, el jugador puede mejorar las habilidades del personaje desde sus preferencias personales. Para optar a la mejora de funciones es necesario recoger Cronum, un elemento del juego oculto en todos los escenarios que componen la aventura. Incluso sin demasiadas mejoras en las características del personaje, ´Quantum Break´ no es precisamente lo que denominamos un juego difícil. La mejor manera avanzar pasa por emplear con diligencia los diferentes elementos de los escenarios, sobre todo cuando los enemigos comienzan ser capaces de desactivar temporalmente los poderes Jack.

Quantum Break

Cuando el jugador no está luchando por su vida, ´Quantum Break´ ofrece la posibilidad de explorar entornos en busca de documentos y artículos interesantes que generalmente se desarrollan sobre puntos secundarios del argumento. También hay alguna mecánica de plataformas en momentos esporádicos que surgen como el eslabón más débil del juego: saltar sobre un abismo y caer al vacío no es raro, porque la animación necesaria simplemente no funciona y suele generar muertes frustrantes. En general, Remedy sabe equilibrar los momentos de tranquilidad con aquellos donde la acción es protagonista, sin embargo, es difícil no sentir que hay cierta repetición en las reacciones y la composición del enemigo, sensación que va creciendo en las partes finales del juego.

Territorio perdido

A nivel visual nos topamos con la misma situación, ´Quantum Break´ es gráficamente bueno, pero no lo prometido, aun tratándose de un juego lineal todavía tiene mucho margen de mejora. Dejando de lado que no alcanza las resoluciones habituales en este tipo de producciones, hay que destacar las llamativas fracturas temporales que se apoyan en destellos luminosos como los de una fotografía sobreexpuesta. El resto del plano técnico oscila y se mueve entre momentos donde luce poderío gráfico y errores, como un ligero retardo en algunas texturas, tiempos de carga que se antojan largos y bajones en la tasa de imágenes por segundo en los momentos donde el juego guarda automáticamente la partida. Como resultado, obtenemos un rendimiento que aun mostrándose sobresaliente en algunos aspectos, no alcanza los valores actuales de una superproducción de este tipo.

Quantum Break

Por otro lado, aquellos días en los cuales los valores de producción marcaban la localización de videojuegos de Microsoft en España han quedado atrás, ya que por desgracia la edición de ´Quantum Break´ para el mercado español no incorpora doblaje en castellano, aunque se han incorporado subtítulos y textos de pantalla en nuestro idioma. El juego llega con su doblaje original en inglés con subtítulos poco acertados, atropellados e incluso inexistentes en algunos pasajes. Algo que esperemos se solucione con algún parche. En cualquier caso, la edición que se comercializa en nuestro país incluye voces en español latino, de modo que se puede optar por no aguantar unos subtítulos que pueden acumular hasta 5 segundos de retardo entre las frases de los personajes y la aparición de los textos en pantalla. Los efectos de sonido y los temas que abrigan las diferentes secuencias cumplen con su cometido otorgando cierto poderío a secuencias donde la ruptura del tiempo enmarca la acción. En cuanto a los temas compuestos para la producción, acompañan perfectamente a lo que se muestra en pantalla, pero tampoco dejan nada memorable o remarcable.

Conclusiones

Otra vez, de nuevo, nos quedamos sin revolución. La decisión de combinar momentos jugables con una serie de televisión no termina de funcionar bien, incluso con un guion bien atado y actores conocidos de la pequeña pantalla, el estudio ha sabido jugar bien con el concepto de viaje en el tiempo, pero el resultado no es el prometido. La ambientación es fresca, pero se esperaba más en todos los aspectos, tanto en el sistema de toma de decisiones como en la serie. El aliciente transmedia pierde mucha fuerza en cuanto se muestra innecesario y no revolucionario. En todo caso se trata de una obra distinta e inteligente apoyada por mecánicas bien definidas que nos permitirán durante algo más de 13 horas ser los amos del tiempo. Tampoco podemos olvidar sus altos valores de rejugabilidad, ya que, aunque solo sea por comprobar cómo varían algunos detalles, se hace necesaria una segunda vuelta.

Lo mejor de 'Quantum Break'

  • El sistema de manipulación temporal.
  • Los poderes de Jack, que se amplían conforme avanza la aventura.
  • El guion, bien construido y con ritmo.

Lo peor de 'Quantum Break'

  • Hay cierta repetición en las reacciones y la composición del enemigo.
  • Es evidente que tiene mucho margen de mejora.
  • Los subtítulos en castellano.
  • Los retardos en el tiempo carga.


Elsotanoperdido News and Videogames

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine