Simulador

'Prison Architect', gestiona tu propia cárcel

Debes construir un penal asegurándote de cubrir las necesidades de los presos y de establecer las normas de funcionamiento

16.05.2016 | 19:10
'Prison Architect', gestiona tu propia cárcel

El género de los videojuegos que simulan algún aspecto de la vida real es amplio: los hay de trenes, de construcción de ciudades y hasta de la vida cotidiana, pero ´Prison Architect´ sorprende al poner al jugador en el papel de un diseñador y gestor de cárceles: construyes un penal asegurándote de cubrir las necesidades de los presos y estableces las normas de funcionamiento.

Este original simulador de prisiones salió en una versión beta en PC en 2013, y el lanzamiento "oficial" para ordenadores fue en octubre de 2015. En este tiempo ha vendido dos millones de unidades, y ahora llega en junio a PS4, Xbox One y Xbox 360 en una versión mucho más completa que incorpora todas las novedades pedidas por la comunidad de jugadores, como el modo campaña.

¿Qué tipo de prisión te gustaría construir?

A lo largo de cinco misiones, el jugador se va familiarizando con la construcción y la gestión de un centro penitenciario de una forma amena, desde cómo instalar la red de tuberías (teniendo cuidado de no ponerles fáciles a los presos la fuga por este camino) a definir el tamaño de las celdas y lo que habrá en su interior o la contratación del personal que llevará la cárcel.

El jugador puede construir la prisión que desee, ya sea un penal de baja seguridad, que parezca casi un resort, a un penal de máxima seguridad. Todo lo que haces puede tener consecuencias, y si los presos no ven a sus familias puede haber motines, si usas malos materiales de construcción sube el riesgo de fugas... la gestión de un penal es más difícil de lo que puede parecer a primera vista.

Como suele suceder en los juegos que incluyen la construcción de edificios, la comunidad de usuarios tiene mucho que decir y que aportar. En este caso los jugadores han reproducido algunos de los penales más conocidos, como el de Alcatraz -que lleva el nombre de La Roca y estará para los que reserven el juego-, o el que aparece en la serie de televisión ´Prison Break´, y algunos otros más extraños, como una réplica de la nave Enterprise de ´Star Trek´.

Las necesidades en prisión

El estudio ha puesto mucho cuidado en todos los detalles del juego, hasta el punto que cada preso tiene un nombre y un historial delictivo -y los hay incluso con habilidades especiales- que se ve situado el cursor sobre él; así, es posible encontrar en su celda a Frank Morris, el personaje al que daba vida Clint Eastwood en ´Fuga de Alcatraz´.

Lo más curioso es que, casi sin proponérselo, ´Prison Architect´ te lleva a plantearte ciertas cuestiones sobre los establecimientos penitenciarios en las que probablemente no pensarías en otras circunstancias, ¿contratas psicólogos y preparas actividades dirigidas a la rehabilitación de los internos o abres una lavandería de servicio externo en la que los presos dedican buena parte de cada día para mejorar las cuentas del penal?

Siendo más extremo puedes llevar a los penados al límite -con lo que se producirán revueltas e intentos de fuga- o construir cámaras de ejecución para conseguir nuevos presos, que es la fuente básica de dinero. Claro, que también tienes una misión en la que debes conseguir que un preso con riesgo de suicidio deje sus adicciones y sea una mejor persona. ´Prison Architect´ da libertad al jugador para experimentar al tiempo que le enfrenta a situaciones duras como el malestar que puede producir en los presos no ver a sus familias, o cómo contratar un psicólogo le permitirá conocer mejor a los presos, o que si deja que proliferen las bandas, será más difícil el trabajo de los guardias.

Pero que el juego trate esta temática no quiere decir que sea desagradable. Al contrario, todo esto lo adorna con un barniz de diversión y entretenimiento y un aspecto de dibujo animado que le quita crudeza. Algunos de los guardianes -trabajadores- tienen un toque de humor, como el doctor Beresh, al que le gusta experimentar introduciendo sustancias en el agua, de forma que, cuando los presos se duchan se calman, y pueden llegar a estar deseando ducharse constantemente, o el constructor Shaun Fernández, especialista en construir rápido y con materiales baratos (lo que acaba provocando que haya más fugas).

Conclusiones

´Prison Architect´ es un simulador diferente, con un apartado de construcción muy completo, que permite al jugador indagar y profundizar en el ambiente carcelario en un entorno virtual, pero a la vez es también divertido, y con el modo campaña y el resto de contenidos añadidos respecto a la versión que llegó a PC inicialmente, el juego ha ganado enteros en el salto a consolas que dará en unas semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine