29 de febrero de 2012
29.02.2012
NBA

Ricky Rubio lidera la rebelión de los suplentes

El base español repartió nueve asistencias en la reacción de los Wolves ante los Clippers liderada por Williams y Beasley

29.02.2012 | 12:17

El ataque de los Timberwolves de Minnesota encabezado por el alero novato Derrick Williams y el ala-pívot Michael Beasley estuvo demoledor en el cuarto periodo y vencieron a domicilio por 97-109 a Los Ángeles Clippers, actuales líderes de la División Pacífico.

Williams aportaron 27 puntos cada uno, incluidos 13 en el cuarto periodo, y los Clippers no tuvieron respuesta en ataque ni en defensa que les pudiese frenar en la vuelta a la competición de la NBA después del Fin de Semana de las Estrellas.

El alero novato de los Timberwolves anotó 9 de 10 tiros de capo, incluidos los cuatro triples que intento, y los cinco desde la línea de personal, además de capturar cinco rebotes.

Mientras que el Beasley anotó 11 de 15 tiros de campo, también estuvo perfecto (3-3) de triples, y 2 de 4 desde la línea de personal.

El pívot montenegrino Nikola Pekovic, el alero Martell Webster y el ala-pívot Kevin Love aportaron 12, 11 y 10 puntos, respectivamente, con lo que completaron la lista de los cinco jugadores que tuvieron dobles dígitos.

La victoria sorpresa de los Timberwolves (18-17), segunda consecutiva, permite al equipo de Minnesota volver a tener marca ganadora y fue también la cuadragésimo séptima que consiguen en su historia ante los Clippers.

La reacción y triunfo de los Timberwolves tiene más valor porque lo hicieron a pesar que su líder encestador, Love, sufrió un golpe en las costillas y tuvo que abandonar el campo momentáneamente el campo en el tercer cuarto.

Después de permanecer cinco minutos en el vestuario regresó con una camiseta reforzada para protegerse de la zona donde recibió el golpe.

El base español Ricky Rubio estuvo poco afortunado en el ataque al aportar sólo dos puntos, pero dirigió las acciones del equipo al repartir nueve asistencias, que lo dejaron como el líder en esa faceta del juego, y también capturó siete rebotes.

Rubio jugó 29 minutos en los que anotó 1 de 8 tiros de campo -hizo sólo uno en la segunda parte-, falló los dos intentos de triples y uno de personal, recuperó un balón y perdió dos.

El base puertorriqueño José Juan Barea también dirigió bien el juego del equipo en los 22 minutos que estuvo en la pista del Staples Center y anotó seis puntos.

Barea encestó 2 de 5 tiros de campo, falló dos intentos de triples, y estuvo perfecto desde la línea de personal (2-2), repartió siete asistencias, capturó tres rebotes y recuperó un balón.

Los Clippers estuvieron al frente del marcador hasta el tercer periodo al que llegaron con parcial de 76-73, pero en el cuarto Williams comenzó a tener la muñeca encendida y lo abrió con un triples que le permitió anotar 10 puntos consecutivos y un parcial de 82-90 favorable a los Timberwolves, que disputaron el primer partido de los tres que van a jugar en noches seguidas.

A partir de ese momento, el partido cayó por completo del lado de los Timberwolves, que tuvieron también la inspiración de Beasley que tomó el revelo de su compañero y completó el periodo con otros 13 puntos.

El ala-pívot Blake Griffin consiguió un 30 puntos, incluidos 18 en el primer cuarto, y el base Chris Paul llegó a los 27 tantos, pero repartió sólo seis asistencias que lo dejaron como perdedor ante Rubio en ese apartado estadístico del juego.

Mientras que el pívot DeAndre Jordan logró un doble-doble de 14 puntos, 14 rebotes y cuatro tapones, que tampoco fueron suficientes a la hora de evitar la derrota de los Clippers (20-12), que perdieron el tercer partido en los últimos cuatro disputados, aunque siguen de líderes en la División Pacífico, pero con sólo un juego de ventaja sobre los Lakers (20-14).

Precisamente, el miércoles por la noche, en el mismo escenario, los Timberwolves de enfrentaran a los Lakers, que tendrán la duda del escolta Kobe Bryant, que está en observación tras sufrir una ligera conmoción cerebral y la rotura del tabique nasal durante el Partido de las Estrellas.

La derrota de los Clippers, que tienen marca de 12-5 en su campo, fue muy similar a la que sufrieron también en su campo del Staples el pasado 20 de enero cuando dominaron a los Timberwolves durante la mayoría del partido y al final perdieron por 98-101.

Los Clippers se fueron al descanso con la ventaja parcial de 54-51, gracias a los 24 puntos que consiguió Griffin, pero en la segunda la defensa de los Timberwolves fue mejor sobre el jugador franquicia del equipo angelino y ahí también estuvo otra de las claves de su victoria.

Ficha técnica:
97 - Los Ángeles Clippers (31+23+22+21): Paul (27), Foye (13), Jordan (14), Butler (2), Griffin (30) -cinco inicial-, Martin (-), Simmons (-), Cook (2), Evans (1), Williams (8, Thompkins (-) y Bledsoe (-).

109 - Minnesota Timberwolves (22+29+22+36): Rubio (2), Ridnour (8), Pekovic (12), Johnson (5), Love (10) -cinco inicial-, Milicic (1), Tolliver (-), Barea (6), Webster (11), Ellington (-), Beasley (27) y Williams (27).

Árbitros: Tre Maddox, Tom Washington y Gary Zielinski. Señalaron faltas técnicas a Love, de los Timberwolves. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Partido de la jornada de baloncesto profesional de la NBA, que se disputó en el Staples Center, en Los Ángeles, ante 19.243 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes