30 de noviembre de 2020
30.11.2020
Superdeporte
EUROBASKET

España logra en La Fonteta el billete para el Eurobasket

Los de Scariolo arrollan a una débil Rumanía y ya están clasificados para la cita de selecciones de 2022

30.11.2020 | 21:21
Partido de España contra Rumanía en La Fonteta

Un mero trámite. En eso se convirtió el partido ante Rumanía en La Fonteta visto el nivel del rival, que llegaba también con bajas importantes y que nunca pudo inquietar a una selección española que, pese a su derrota del sábado ante Israel, ya está matemáticamente clasificada para el próximo Eurobasket de 2022 tras su victoria de este lunes por 94-41.

Los de Scariolo, con la novedad de Barreiro en lugar de Bassas, quisieron marcar terreno desde el primer minuto y, con un parcial de 7-0, mostraron el camino a seguir el resto del encuentro.

Tres minutos y medio tardó en anotar Rumanía, con un 2-1 de Giordan Watson. Un mero espejismo en un primer cuarto en el que los de Scariolo, de la mano de Tyson en la pintura y los triples de Brizuela, se escaparon hasta el 27-12 que dejaba ya encarrillado el partido.

El taronja Quino Colom, gran protagonista ofensivo en el partido ante Israel, salió a falta de 2:19 para terminar el cuarto y tuvo continuidad en el segundo, para irse al descanso con siete minutos sobre la pista, 2 puntos, un rebote y tres asistencias, al margen de llevarse alguna indicación de Scariolo por su labor defensiva, donde tuvo problemas para frenar a su par.

Con el partido roto por completo y con el billete para el Eurobasket en el bolsillo a falta de que se llegara al minuto 40, España fue haciendo más grande la brecha ante una Rumanía que acabó desquiciada, sin anotar un solo triple en la primera parte a pesar de sus doce lanzamientos desde más allá de la línea de 6,75.

El 45-21 al descanso hablaba por sí solo. España corría el riesgo de relajarse tras el descanso y así fue, aunque siempre con una ventaja suficiente como para no temer por el partido. El escueto 13-12 del tercer cuarto refleja esa bajada de intensidad de los de Scariolo, quien a pesar de tener el partido en el bolsillo, seguía abroncando a los suyos cuando hacían una mala defensa. «No puedes defender a metro y medio», se le escuchó decir a Brizuela en una Fonteta sin público. Una muestra de la exigencia del italiano a pesar de la debilidad del rival y de no haber ya nada en juego con la victoria asegurada.

Con 58-33 acabó el tercer cuarto y Quino Colom supo aprovechar el último para mejorar sus estadísticas antes de que Scariolo le dejara en el banquillo a falta de cinco minutos y medio. El andorrano se sentó entre los aplausos del cuerpo técnico de la selección después de encadenar siete puntos consecutivos y acabar con once en su casillero, a los que sumó tres rebotes, cuatro asistencias y 12 de valoración en 16 minutos de juego.

De ahí hasta el final del partido,una España más inspirada aumentó la diferencia con el paso de los minutos hasta llegar al definitivo 94-41, entre los aplausos de los pocos asistentes de tribuna y la desesperación del banquillo rumano, que vio cómo la diferencia se iba más allá de los 50 puntos y les costaba pasar la barrera de los 40 puntos (94-41).

El objetivo de clasificarse para el Eurobasket estaba conseguido a pesar de haber perdido contra Polonia e Israel, gracias a los dos triunfos ante Rumanía, como visitantes primero y de locales después, ya que se clasifican tres equipos de cada grupo.

La ventana FIBA de València sirvió también para que Quino volviera a competir en su búsqueda de una salida del Valencia BC, tal y como reconoció Scariolo al no contar para Ponsarnau.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook