La derrota ante Bielorrusia impidió a España acabar primera de grupo y evitar los octavos de final, pero el cruce ante Montenegro acabó siendo un trámite tras una primera parte en la que las de Mondelo encarrilaron la victoria (45-37) hasta llegar al definitivo 78-51, con una colosal Astou Ndour.

La pívot española, al igual que ante Suecia, asumió la responsabilidad anotadora, pero en este caso estuvo bien acompañada en esta faceta por María Conde, con ambas llegando al descanso con 15 puntos en su casillero.

Lucas Mondelo salió de inicio con Laia Palau, Cristina Ouviña, Laura Quevedo, Laura Gil y Antou Ndour, quien volvió a abrir el partido una vez más. La interior de origen senegalés dio un recital en un primer cuarto en el que se fue al banquillo con 11 puntos a falta de minuto y medio para el final, en lugar de Raquel Carrera.

Un acierto ofensivo que permitió a las anfitrionas abrir brecha en el marcador aunque la igualdad se mantuvo en los primeros cinco minutos con los puntos muy repartidos entre las montenegrinas.

Las taronjas Ouviña y Laura Gil primero y María Conde después pusieron también su granito de arena para llegar al 26-18 al final de los primeros diez minutos. Una diferencia que se disparó en la reanudación con el recital de la alero del Spar Girona, que anotó nueve puntos consecutivos que sirvieron para romper el partido definitivamente, con 37-23 en el marcador.

Ndour tomó el relevo y cerró el 45-27 al descanso, con mucha superioridad en el tiro para las locales a pesar de que la lucha por el rebote estuvo muy igualada. Mondelo lograba que el juego coral de las españolas se tradujeran en puntos con la inspiración de Ndour y Conde. Con el partido encarrilado, cabía la posibilidad de relajarse, pero España no quería sustos y mantuvo el pie en el acelerador para hacer aún la brecha más grande hasta el +25 del final del tercer cuarto.

Cinco puntos de Maite Cazorla, con triple incluido, frenaron el intento de remontada pese a las dos canastas consecutivas de Jelena Dubljevic y el acierto de Gatling y Pasic desde la línea de 6.75 . Y por si aún tenían algiuna esperanza de dar la vuelta al marcador, llegaron unos minutos de claro acento taronja con canastas de Raquel Carrera, Laura Gil (con 8 rebotes también) y Queralt Casas.

Minutos de claro acento taronja con canastas de Raquel Carrera, Laura Gil (con 8 rebotes también) y Queralt Casas.

La buena defensa de España hacía el resto y La Fonteta empezaba a celebrar la victoria y la clasificación para cuartos de final, donde se medirán mañana miércoles a la potente Serbia para seguir en la lucha por el que sería el tercer oro consecutivo de las españolas.

Pero antes de la fiesta final, las de Mondelo aún tenían diez puntos por delante para demostrar el porqué siguen siendo unas de las favoritas al título a pesar del inesperado tropiezo del debut. Sin forzar demasiado, las españolas volvieron a ganar el último cuarto con un ajustado 12-10 para el definitivo 78-51, pero reservando fuerzas para el decisivo duelo de mañana ante un rival que llegará al partido más descansado al haberse ahorrado la eliminatoria de octavos de final.

Por otra parte, Suecia se medirá a Bielorrusia, Bosnia-Herzegovina a Francia y Rusia a Bélgica por los otros tres billetes para las semifinales, en las que España espera estar el sábado.