La jornada 2 de la Liga Sacyr Asobal se saldó con un partido aplazado, el del BM Benidorm, después de detectarse tres positivos la pasada semana, que impidieron que se disputara su partido ante el Fraikin Granollers. El resto de encuentros se jugaron entre el viernes y el domingo y los resultados ofrecen un cuádruple empate al frente de la tabla, con cuatro equipos invictos tras dos jornadas.

44-34: Melvin Richardson, con 13 tantos, clave para batir a un correoso Nava

El Barça se impuso, en el debut de Carlos Ortega en el banquillo azulgrana en el Palau Blaugrana, al BM Nava segoviano por (44-34) en un encuentro en el que la profundidad de la plantilla barcelonista y un extraordinario Melvyn Richardson (13 goles) decidieron ante un rival que le plantó cara casi 45 minutos.

Zupo Equisoain, todo un veterano en estas lides, planteó un encuentro muy serio, intentando jugar un ritmo muy lento que complicó las cosas a los barcelonistas y les tuvo a raya hasta que el potencial azulgrana y las pérdidas de balón ya decantaron la balanza. Ortega, que ha dado descanso a Ludovic Fábregas y Dika Mem, ya sabe que no va a contar con el central croata Luka Cindric en las próximas ocho semanas después de ser operado de su lesión en el hombro izquierdo.

Así, el lateral zurdo francés Melvin Richardson, junto al esloveno Domen Makuc, el único central nato, se han turnado en esta posición.

Un 2-4 de salida (m.5) hizo reaccionar a los catalanes y con un 6-1 dejaban las cosas en su lugar (8-5,m.10). Los visitantes no se fueron abajo y Andrés Moyano recortaba (9-8,m.10) y Filip Vujovic empataba (11-11, m.18).

Con 15-15 (m.26) el Barça aceleró y por medio de Melvin Richardson y Ali Zein lograban dar un respiro a su equipo al descanso (19-16).

Ambos ataques se aceleraron en la segunda mitad. El Nava, con un gran Nicolo D'Antino desde el extremo (7 goles) y el eslovaco Tomas Smetanka en el eje de ataque y con la entrada de Rodrigo Pérez Arce, inédito en la primera mitad, controlaron bien a los locales (27-24, m. 42).

Pero el esfuerzo empezó a pasar factura y el Barça, un Melvin Richardson letal, apoyado en Áleix Gómez, Domen Makuc, Haniel Lángaro y el joven extremo Martí Soler, junto a las pérdidas visitantes (19 en total), ya no dio opción al rival para llegar al 44-34 final, la máxima ventaja azulgrana.

30-31. Incarlopsa Cuenca se lleva una épica victoria

Incarlopsa Cuenca venció a Helvetia Anaitasuna (30-31) en un emocionante e igualado choque tras remontar un partido que tenía perdido con ocho goles de desventaja, losa a la que los hombres de Lidio Jiménez supieron sobreponerse con una gran segunda mitad.

Los pronósticos daban un choque parejo, algo que se cumplió durante gran parte de la primera mitad en la que ambos conjuntos impusieron un ritmo de juego alto para disfrute de los asistentes al primer partido del año en la Catedral.

La buena defensa de Cuenca obligó a Anaitasuna a sacarse su as de la manga. Cuando existían problemas para penetrar, el jugador revelación de la pasada liga Sacyr Asobal, Ander Izquierdo agarraba el balón para finalizar las jugadas con sus clásicos misiles que sorprendieron a Samuel, portero visitante que tuvo un buen papel durante la primera mitad.

El ciclón Anaitasuna pasó por Pamplona durante los últimos diez minutos de la primera parte. Este vendaval impuso un juego directo y rápido que consiguió poner la máxima en el marcador (17-11) gracias a la gran actuación de un Marcos Cancio en estado de gracia con salvó a su equipo con numerosas paradas de mérito.

Lidio Jiménez pidió su tercer tiempo muerto a los 4 minutos del segundo tiempo. Sus jugadores no podían parar las envestidas de Anaitasuna y el 22-14 ponían las cosas muy complicadas para los manchegos.

La exhibición de Cancio no fue suficiente y los conquenses fueron remando con energía y fe hasta que su rival vio cómo la victoria comenzó a correr peligro.

Cuenca se puso a uno antes de empatar el duelo y ponerse por delante gracias al tanto de Pozzer a falta de dos minutos del final.

Quique Domínguez no se lo podía creer. Su equipo había echado por la borda el gran trabajo de los primeros minutos con unos segundos 30 para olvidar. De esta forma, Cuenca refrendó su buen inicio de temporada con la segunda victoria del curso.

28-25. Bada Huesca saca adelante una difícil victoria

Bada Huesca tuvo que luchar hasta el final para ganar a BM Torrelavega (28-25) en un partido muy físico y aguerrido de los cántabros, que nunca se dieron por vencidos, plantando cara en todo momento.

Empezó muy intenso el partido y con un ritmo muy alto por parte de los dos equipos, sobre todo del equipo local, que quiso estar con comodidad en el marcador, y prueba de ello es que en el minuto 8 ya ganaba (8-3), lo que obligó al entrenador del BM Torrelavega a pedir tiempo para poder parar la avalancha que se les venía encima.

El equipo cántabro reaccionó y logró reducir la desventaja a tan sólo un gol (12-11) a base de defender mejor, mover bien el balón y seleccionar los tiros ante un Bada Huesca que bajó en intensidad, sobre todo en defensa cuando llevaba tanta ventaja en el electrónico.

Los últimos diez minutos de la primera parte fueron muy igualados y, aunque siempre llevó la iniciativa en el marcador, el Bada Huesca no llegó a tener más de tres goles de ventaja, llegando al descanso dos goles arriba (16-14).

El Torrrelavega no se amilanó ante un rival fuerte en su cancha y se creyó que podía tener opciones en el partido luchando cada balón y aprovechando la superioridad de jugadores que tuvo en varias ocasiones.

Tras el descanso, el partido siguió igual, dominando los locales y luchando sin desmayo el rival, metido en el encuentro y demostrando que no se rendía en ningún momento, pese a ir siempre a remolque en el electrónico.

La aguerrida defensa de BM Torrelavega sufrió varias exclusiones de jugadores aunque el equipo oscense no supo aprovecharlo y toda la segunda mitad fue muy disputada no sabiendo el Bada Huesca cerrar el partido al no encontrar la manera de distanciarse en el marcador ante un rival muy físico, que fue cambiando de defensa del 6-0 al 5-1.

33-31. Antequera aprovecha su fortín ante Logroño y logra su primer triunfo

El Iberoquinoa Antequera consiguió una valiosa victoria en el debut en casa en su retorno a la Liga Asobal ante un buen Logroño La Rioja (33-31), con una actuación sobresaliente de dos veteranos del balonmano como el portero Diego Moyano y el pivote Rafa Baena, claves para el equipo malagueño.

El Antequera arrancó con una marcha más, impulsado por un pabellón que fue fortín de principio a fin y que, junto a un Nacho del Castillo muy enchufado en ataque, consiguieron mantener el nivel ante un también intenso Logroño (7-5, min. 10).

Pasado el ecuador del primer tiempo, el partido creció en velocidad y los peligrosos contraataques logroñeses se topaban con Diego Moyano, portero que sigue siendo decisivo en Asobal a sus 50 años. Su equipo supo acompañar con goles, varios de Lukas Simenas y un Rafa Baena incombustible, para marchar cuatro arriba al descanso (19-15).

Dos exclusiones consecutivas para los antequeranos las aprovecharon los visitantes para meterse de nuevo en el partido (20-19), pero con gran resiliencia el equipo local se sobrepuso con más pasión que táctica, aupado por los cañonazos del lateral derecho Jorge Da Silva y el calor de una grada ruidosa.

El cuadro riojano no perdió el ritmo al choque y pronto dinamitó por los extremos con un infalible Leonardo Dutra, pero en los últimos cinco minutos el Antequera se hizo rocoso en defensa para amarrar la primera victoria de la temporada en su estreno en casa tras diez años sin presencia en la máxima categoría del balonmano español, mientras que el Logroño La Rioja cuenta por derrotas sus dos primeros choques.

24-24. El Bidasoa rescata un punto en O Gatañal

El Bidasoa Irún rescató un punto en su visita al Frigoríficos del Morrazo (24-24), que dominó el partido con oficio hasta que a falta de un cuarto de hora un mal cambio lo dejó con cuatro jugadores en pista, lo que aprovechó su rival para apretar el electrónico con un parcial 0-4 (22-21, min.49).

Jacobo Cuétara había advertido en la previa que el Frigoríficos es "un poco bestia negra" para su equipo, y no se equivocó. Porque de nuevo el conjunto gallego mostró su mejor nivel ante el Bidasoa, impulsado por un juego coral en ataque, un gran rendimiento defensivo y, sobre todo, las paradas de Javi Díaz.

El veterano portero firmó su enésima exhibición en O Gatañal, Acabó el partido con 19 paradas (48 por ciento), y en los primeros minutos fue un muro insuperable para el ataque amarillo, con tres siete metros detenidos incluidos.

Sus paradas, los goles de Aizen y David Iglesias -diez entre ambos- y el juego con el pivote dispararon al Frigoríficos, que pudo ponerse seis arriba pero Sierra le detuvo un contraataque a Dani Fernández (6-1, min.12).

Trece minutos tuvo que esperar el Bidasoa para celebrar su segundo gol, marcado por Víctor Rodríguez. Poco a poco, los irundarras mejoraron en ataque, lo que, unido a varias paradas de Ledo, le permitieron acercarse en el marcador (12-11, min.26).

Javi Díaz mantuvo el nivel en la portería gallega, y su equipo volvió a escaparse, obligando a Cuétara a pedir tiempo muerto (20-15, min.45). El Frigoríficos dominaba con autoridad. Pero un mal cambio de su portero, cuando ya estaba en inferioridad, lo mató. Quedó con cuatro jugadores en pista y encajó un parcial 0-4 (22-21, min.49).

Supo sufrir el Frigoríficos para seguir mandando en el marcador, aunque el Bidasoa culminó su remontada a falta de dos minutos (23-23). Dani Fernández adelantó de nuevo al Frigoríficos desde los siete metros, y Cuétara paró el choque.

Salió con siete atacantes, y Mikel Zabala superó a Díaz desde el extremo. 24-24. Faltaban 10 segundos. El Frigoríficos armó un rápido ataque, pero el internacional júnior falló en los seis metros, impidiendo un triunfo que su equipo había merecido.

29-32: El Recoletas Valladolid no pudo culminar su remontada

El Recoletas Valladolid no pudo rematar la reacción que protagonizó en la segunda mitad, tras superar siete goles en contra y situarse a tan solo uno, a falta de dos minutos para el final, ya que la expulsión del técnico local, David Pisonero, y de Rosell, lo impidió.

El equipo cordobés supo imponer el ritmo de partido que buscaba, y frenó la intensidad que identifica el juego de los vallisoletanos, con una seria defensa y un ataque organizado, que le permitió adquirir una ventaja de cuatro goles antes del ecuador de la primera mitad (4-8), y que siguió incrementando a pesar del receso solicitado por el técnico local.

Puente Genil se encontraba como pez en el agua, lanzaba con mucha comodidad, ante la endeble defensa azulona, y anulaba, sin demasiada dificultad, los lanzamientos del Recoletas, que se veía obligado a realizar ataques estáticos muy largos, lo cual beneficiaba al cuadro visitante.

Hasta siete goles de renta llegó a tener el equipo andaluz, con un buen juego colectivo, liderado en el plano anotador por Delcio Moreno. Hasta que Basualdo se echó al Recoletas a su espalda para recortar diferencias y dejar el marcador en 15-20 al descanso.

Los vallisoletanos siguieron apretando y, merced a la mejoría defensiva y a la efectividad de Miguel Martínez en ataque, se situaron a dos goles (21-23), aunque Puente Genil mantenía el tipo gracias a la capacidad de definición de sus jugadores.

Yeray Lamariano también se hizo fuerte en la portería, y los locales se crecieron más, para situarse a un solo gol (28-29). La progresión era evidente en el Recoletas, pero una serie de decisiones arbitrales provocaron el enfado del entrenador, David Pisonero, que vio la cartulina roja, a lo que se añadió otra exclusión para Rosell.

Con cuatro jugadores en pista, Puente Genil aprovechó para añadir dos goles más al electrónico y amarrar el partido en Huerta del Rey, cuya afición no pudo ver culminar la remontada de su equipo.

30-32: Ademar León resuelve en el último minuto ante Sinfín

 El Abanca Ademar León se llevó un trabajado triunfo y los dos puntos de La Albericia, en Santander, tras derrotar (30-32) a un combativo Unicaja Banco Sinfín en un choque se resolvió en los instantes finales.

En la primera mitad el dominio fue en casi todo momento de los locales, que llegaron a superar a los visitantes por una diferencia máxima de cinco goles (11-6). A partir de ahí, el conjunto leonés se rehízo y fue recortando distancias poco a poco hasta igualar el partido en el penúltimo minuto, aunque poco después Lon puso el 18-17 para enfilar vestuarios.

Tras la reanudación, el partido siguió la misma tónica, con un inspirado Pérez Arce, que con un total de 10 goles sostuvo al Ademar. A falta de cinco minutos se llegó con empate (30-30), pero los visitantes decantaron el choque pese a acabar con un jugador menos por la exclusión de Borges.