La plantilla del Balonmano Benidorm, tras detectar tres positivos la pasada semana, se someterá durante este lunes a pruebas PCR para detectar posibles nuevos positivos de coronavirus a la espera de fijar fecha de su partido aplazado ante el Fraikin Granollers.

El encuentro ante el equipo catalán, correspondiente a la segunda jornada del campeonato de Liga, debería haberse disputado el pasado sábado, pero el Comité de Competición de la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM) accedió a la petición del Benidorm de aplazarlo tras varios positivos en su plantilla.

El club benidormense dispone de dos semanas para fijar una nueva fecha, que dependerá del resultado del Granollers en Europa, ya que en el caso de seguir en la competición continental el equipo catalán tendrá más comprimido su calendario.

En función de los resultados de las pruebas, que se conocerán este martes, el Balonmano Benidorm podría iniciar el regreso a los entrenamientos o, por el contrario, se plantearía la posibilidad de solicitar también el aplazamiento del partido que este fin de semana debe disputar en Torrelavega.