El Balonmano Benidorm recibe este miércoles en el Palau d'Esports L'Illa de Benidorm (19:30 horas) la visita del Granollers con el reto de recuperar la buena dinámica de resultados en un encuentro correspondiente a la segunda jornada de la Liga Sacyr Asobal, aplazado en su día por un brote de coronavirus en el vestuario alicantino.

El equipo de Fernando Latorre afronta un mes muy exigente y repleto de partidos con la necesidad de comenzar a sumar para no descolgarse en las últimas posiciones de la clasificación, de la que le separan solo dos puntos, aunque con tres encuentros menos.

Clasificación Liga Sacyr Asobal

Clasificación Liga Sacyr Asobal F.S

El Benidorm volverá a afrontar un partido complicado, como el del pasado domingo ante Logroño, ante otro de los equipos de la parte alta de la clasificación que se encuentra en dinámica ganadora y al que se le da bien el Palau, donde ha ganado en cuatro de sus seis visitas.

Latorre podrá contar con toda su plantilla tras el nuevo brote de COVID-19 que sufrió el equipo y que afectó a cinco de sus jugadores, quienes apenas pudieron entrenar con el grupo un par de días la pasada semana.

El preparador alicantino confió en que el Benidorm haya aprendido la lección de la derrota ante Logroño, donde dejó escapar un resultado favorable por detalles en los últimos minutos.

"Será otro partido complicado, dificilísimo y muy competido ante uno de los equipos más en forma del campeonato junto al Logroño y al Barcelona", dijo el preparador, quien confió en que sus jugadores sean capaces de subsanar "los errores cometidos en el último partido" para tener opciones de ganar.