España ha dado un paso de gigante hacia los cuartos del final del Campeonato del Mundo de Balonmano Femenino. En Torrevieja y ante un público entregado, Las Guerreras se llevaban una victoria de gran valor ante Japón en la primera jornada de la segunda fase, la Main Round. Con los dos puntos obtenidos ante Japón y a falta de disputarse los dos últimos partidos previos a las eliminatorias, España lidera el Grupo IV con 6 puntos por delante de Brasil gracias a la diferencia de goles favorable (+30) que mantienen. A las Guerreras solo les hace falta un punto para acceder a los cuartos de final y lo buscarán ante su próximo rival: Croacia (viernes, 20:30h.). El equipo español, dirigido por el alicantino José Ignacio Prades comenzó mandando (6-3) pero Japón, se iba asentando poco a poco en la cancha e infiriendo mayor velocidad a su juego lograba acercarse 8-6 pero las buenas actuaciones de la valenciana Silvia Navarro en la portería evitaban que las japonesas culminasen la remontada. Prades paraba el partido para pedir mayor intensidad en defensa y paciencia en ataque. España mandaba pero aún le quedaba mucho por sufrir en un partido marcado por la igualdad. El conjunto español se dejaba contagiar por el eléctrico ritmo del equipo japonés.

Una circunstancia que condenó a España a entrar en una peligrosa dinámica de fallos al igual que le ocurrió al equipo japonés. Sin embargo, las jugadoras española lograron salir a tiempo para sumar un triunfo, que le permitió prolongar el pleno de victorias en el Campeonato del Mundo.

Contagiadas por el vértigo que las japonesas acostumbran a dotar a sus partidos las jugadoras españolas parecieron empeñadas desde el principio en dotar de la máxima velocidad a todas sus acciones tanto en ataque como en defensa. Así, las de Prades pasaron de ganar por 7-3 a verse con un gol de desventaja (9-10) tras encajar un parcial adverso de 2-7 en diez minutos.

Un aviso del sufrimiento que le aguardaba al conjunto español, en el que sólo la sobresaliente actuación de la portera Silvia Navarro, le permitió impedir la escapada de la escuadra japonesa. Otra valenciana, Paula Arcos, con su eléctricas penetraciones alivió los problemas en ataque de un equipo español, que aferrado a la joven lateral logró igualar la contienda (15-15) a la conclusión del primer tiempo.

Un descanso que pareció sentar mejor a la selección española que pareció recuperar la intensidad defensiva. Sin embargo, las pérdidas de balón, un problema que España nunca fue capaz de resolver, volvieron a lastrar a España. Pero el conjunto español, aunque errático en defensa, se mostró más certero en ataque y llegaba a situarse con una renta de cuatro tantos (25-21) a falta de menos de ocho minutos para la conclusión. El empeño de Japón, que recurrió al ataque con siete jugadoras en los instantes finales, logró reducir diferencias pero sin culminar la remontada.

Ficha técnica:

28 - España: Navarro; Carmen Martín (2p), Espínola (-), Alicia Fernández (3, 2p), Barbosa (5), Jennifer Gutiérrez (3) y Gassama (2) -equipo inicial- Castellanos (ps), Campos (1p), Arderius (-), Etxeberria (5), Sole López (-), Almudena Rodríguez (4), Ainhoa Hernández (1), Arcos (2) y Mireya González (-)

26 - Japón: Kametani; Fujita (-), Kitahara (-), Sahara (1), Nagata (1), Yoshidome (-) y Aizawa (7, 4p) -equipo inicial- Baba (ps), Ohyama (1), Matsumoto (7), Iwabuchi (-), Kondo (3), Nakayama (5, 3p), Yamamoto (-), Hattori (1) y Ohmatsuzawa (-)

Marcador cada cinco minutos: 3-1, 7-4, 9-6, 10-10, 12-11 y 15-15 (Descanso) 17-16, 19-17, 21-19, 24-21, 25-23 y 28-26 (Final)

Árbitros: Krichen y Makhlouf (TUN). Excluyeron por dos minutos a Espínola y Jennifer Gutiérrez por España; y a Sahara, Aizawa y Kitahara por Japón.

Incidencias: Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada del grupo IV de la segunda fase del Mundial de España 2021 disputado en el Palacio de los Deportes de Torrevieja.