23 de octubre de 2019
23.10.2019
BÀSQUET PICANYA

El baloncesto no para en Picanya

El Pabellón Vicent Martí Galán vibra cada fin de semana con el los partidos del club local

23.10.2019 | 12:16
Cada fin de semana el baloncesto toma el pabellón Vicent Martí Galán de Picanya.

'Tu equipo no es con el que ganas, sino con el que te ríes' ese es el lema que resume la filosofía del Picanya Bàsquet, un club que con trabajo y dedicación ha convertido al baloncesto en el deporte rey de la localidad. Superbasket fue testigo el pasado fin de semana de una de las intensas jornadas de baloncesto que cada sábado y domingo se vive con pasión en el Pabellón Municipal Vicent Martí Galán, conocido también por la gran familia naranja del Picanya Bàsquet con el sobrenombre del 'Butano Arena'.

Desde las 9:00 horas del sábado hasta las 21:00 horas del domingo, el balón no dejó de botar en Picanya. Algo que es lo habitual semana tras semana, ya que, como destaca el coordinador del club, Roberto Amoraga, los partidos se suceden sin descanso: «Desde las 9:00 horas del sábado hasta el domingo por la noche el baloncesto no para en Picanya. Cada dos horas hay un partido, lo máximo que permite el reglamento».

Sin ir más lejos, el pasado fin de semana se disputaba un total de 10 partidos de todas las categorías: infantil, cadete, sénior... El Manises, el Burjassot, Godella, Benifaió, San José de Calasanz, Sedaví, El Grao, Colegio Eliseo Vidal, el Colegio Alemán y Jesuitas, fueron los clubes que el pasado fin de semana visitaron el pabellón de Picanya .

El club de baloncesto de Picanya es la entidad deportiva más destacada de la localidad valenciana que cuenta en la actualidad con 22 equipos, más de los que suman los clubes de fútbol de la localidad, algo que no suele ser habitual: «Hemos llegado al tope, en estos momentos no podemos crecer más porque por infraestructura ya no podemos abarcar más equipos».

La filosofía del Picanya Basquet ha calado fuerte en los chicos y chicas de la localidad: «tenemos un total de 309 fichas esta temporada». Una cifra muy elevada teniendo en cuenta que Picanya cuenta con una población de 11.000 habitantes «lo que supone que un 3% de la población de Picanya juega en el club», afirma el coordinador del club y entrenador también de uno de los equipos.

El Picanya se ha ganado el cariño y respeto de la gente a lo largo de los años: «el año pasado celebramos el 30 aniversario». Tres décadas en las que el club se ha mantenido fiel a su filosofía: «para nosotros prevalece el aspecto social. Queremos que todos los que quieran practicar baloncesto, independientemente de sus características o nivel, puedan hacerlo. No le cerramos las puertas a nadie. Lo importante es que los chicos y chicas puedan hacer deporte y divertirse». Por ello, otro aspecto que el club cuida al máximo es que los jugadores y jugadoras puedan compaginar el baloncesto con estudios y otras actividades extraescolares: «por eso nuestros equipos entrenan sólo 2 días a la semana en sesiones de 1 hora. No queremos saturarles, que puedan jugar al baloncesto pero que también tengan tiempo para otras muchas cosas. Ya hay clubes más profesionales para los que quieren dedicarse más en serio al baloncesto».

Aunque lo importante es divertirse y participar, en sus 30 años de historia el club atesora también una buena colección de títulos: «no es lo que más nos preocupa pero es cierto que hemos ganado también 30 títulos en distintas categorías», afirma Amoraga quien destaca que el equipo sénior se nutre «sólo de la cantera».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

síguenos cada día en...