15 de junio de 2020
15.06.2020
Superdeporte

La aplaudida respuesta de un hostelero a un cliente que criticó las prisas de los camareros por "irse"

Se ha hecho viral en sus redes tras defender a su empleado

15.06.2020 | 17:14
La aplaudida respuesta de un hostelero a un cliente que criticó las prisas de los camareros por "irse"
Son tiempos difíciles en el gremio de la hostelería. Después de unos meses de inactividad, fruto del parón por el coronavirus, algunos comienzan a volver de forma gradual a sus puestos de trabajo. Otros, mientras, esperan que los locales puedan acercarse a la 'nueva normalidad' para salir de sus ERTEs.
 
En medio de este caos, encima se han de enfrentar a las exigencias del consumidor, que tras un tiempo sin ir al bar parece que en muchos casos acuda... con un "todo vale"; ese "el cliente siempre lleva la razón" llevado a sus extremos. Pues bien, estas exigencias (ya ocurría antes del coronavirus) han llevado al auge de páginas de opinión sobre los distintos tipos de establecimientos de hostelería y hotelería. El cliente, casi siempre cuando está indignado, acude a diferentes páginas web a escribir una reseña a modo de 'queja' y en la que suele destacar lo malo.
 
En este context o se ha hecho viral la respuesta de un hostelero dueño de un bar que salió en defensa de sus trabajadores respondiendo a un cliente cabreado. "Camareros con muchas ganas de irse, haciendo toda clase de ruidos recogiendo. En fin, no hay profesionalidad", decía el cliente (con un nombre falso y por lo tanto amparado en el anonimato) que otorgaba al local dos de las cinco posibles estrellas que deja poner el sitio web en cuestión. 
 
El empresario no se cortó un pelo y su respuesta ha sido aplaudida en todas las redes. "Estimado señor X, le llamaré así porque su nombre es tan falso como usted. No es que mis camareros tengan ganas de irse, sino que tienen un horario y tienen que cumplirlo. Si sabe usted leer, en la puerta tengo un horario en el que pone claramente que los domingos se cierra a las cuatro de la tarde. Evidentemente si me dice usted a las cuatro y cuarto que le llene, estando solos en la terraza y teniendo que recoger y limpiar, mi respuesta es no. No le voy a llenar la bebida. La orden fue mía, que soy el que está en el barra. No del camarero. La próxima vez vaya usted a los sitios a una hora prudente y verá como no tiene ningún problema", comentaba le hombre que decía hablar en nombre del local.
 
"Si vuelve a venir por aquí le sugiero que trate a mi camarero con más educación, de lo contrario lo veré obligado a echarlo de mi casa, pues el trabajo del camarero es tan digno o más que el suyo (si es que lo tiene). Así que en lugar de hablar de profesionalidad hablemos de puntualidad. La puntualidad que usted no tuvo para llegar, nosotros si la tenemos para cumplir nuestros horarios", afirmó el dueño del local. "Después de esta lección que tenga usted un buen día", se despidió. En las redes muchos comentaban que este sería,a buen seguro, un jefe perfecto en cualquier local.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook