Isabel II todavía tiene cosas que hacer a sus 94 años por ello ha puesto en marcha un nuevo proyecto. A partir del próximo 31 de agosto el palacio de Buckingham comercializará su propia marca de ginebra.

El anuncio ha sido a través de la web oficial de la colección de la Familia Real de Gran Bretaña. “Presentamos el lanzamiento de nuestra ginebra del palacio de Buckingham. Esta bebida espirituosa tiene un origen real único, puesto que muchas de sus notas cítricas y herbales son provenientes de elementos botánicos reunidos en los jardines del palacio de Buckingham”.

La bebida, que se ofertará junto a otros productos de la corona inglesa, tendrá un precio de 40 libras (44 euros). Por ahora solo podrá comprarse en el Reino Unido y próximamente en las tiendas reales de Londres. Esta lleva un envase de cristal transparente con el fondo en color azul y decorados con unas flores y una corona como sello oficial.