02 de agosto de 2020
02.08.2020
Superdeporte

Preocupación por el estado de salud de Kiko Matamoros

Su pareja, Marta López, no ha dado buenas noticias desde el hospital

02.08.2020 | 18:35
Preocupación por el estado de salud de Kiko Matamoros

Pese a que inicialmente parecía que Kiko Matamoros había superado sin ningún tipo de complicación la intervención de urgencia a la que se sometió hace unos días, Marta López ha anunciado que el estado del colaborador de Sálvame es todavía delicado.

Kiko Matamoros tuvo que pasar por quirófano para que le extirparan la vesícula, pero a los pocos días era ingresado de nuevo debido a una pancreatitis que no le impidió colaborar con su programa televisivo desde el centro hospitalario.

Su pareja, su fiel compañera durante estos complicados días, ha valorado su evolución a través de las redes sociales y las noticias son agridulces. "Hay mejoría", pero en las últimas horas ha aparecido una infección.

"Del páncreas hay mejoría, pero con una nueva infección tiene fiebre y escalofríos. No saben qué le pasa y están muy preocupados porque no dan con ello. Le han hecho un nuevo cultivo y están a la espera de los resultados", explicó la modelo.

Matamoros, otra vez ingresado

Kiko Matamoros recibió el alta el pasado miércoles tras su intervención. "Los médicos me han dicho que no me preocupe demasiado y que lo vamos a arreglar", manifestó el padre de Laura Matamoros a las puertas del hospital con síntomas de dolor. "Me levanté bien, pero de pronto sentí un dolor intenso y tremendo. Ahora me tienen con morfina", contó.

El asunto se complicó y Kiko tuvo que reingresar en el hospital por una complicación en el páncreas. "Estoy recuperándome, me alimentan por vía intravenosa y no puedo ni beber. Eso sí, los análisis son positivos y están evolucionando bien y no me van a operar", dijo.

Del "todo ha ido perfectamente" se había pasado a un "he tenido molestias porque se complicó la operación porque la vesícula parecía una berenjena y afectó al hígado".

Operación de vesícula de urgencia

Su paso por el hospital no estaba previsto. "Me operaron el pasado lunes porque se me obstruyó el conducto biliar por un cálculo que salió de la vesícula", comentó Matamoros. Pese a que ya se había operado a mediados de junio, tuvo que volver a pasar por quirófano.

"Mucha gente vive sin ella (vesícula) y se puede hacer vida normal. Ahí es donde se genera la bilis y a partir de que me la extraigan hay una serie de alimentos que tendré que evitar, sobre todo las grasas, los picantes, el alcohol..." explicó antes de ser intervenido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook