El último vídeo viral en las redes sociales casi se convierte en tragedia. Ha ocurrido en Picassent, donde un conductor casi atropella a un carrito con un bebé en él que paseaban sus padres por un paso de cebra. En las imágenes el coche entra a una velocidad indebida y no se detiene ante la presencia de los peatones, rozando el accidente, ya que el padre reacciona en el último momento para evitar que se lleve por delante al bebé.

En las imágenes recogidas por una cámara de vigilancia se observa como el conductor detiene el coche y se baja apresuradamente para pedir perdón al padre y a la madre. Sin embargo sin mediar palabra el padre le propina un puñetazo que deja inconsciente al conductor y cae a plomo sobre el asfalto.

Cuando el agresor se percata de la situación se agacha para ayudar al conductor inconsciente en el suelo. Varias personas en la terraza de un bar cercano ven la escena y rápidamente corren a auxiliar al agredido, que fue atendido en el Hospital General de València. La Guardia Civil ya ha detenido al agresor.