12 de abril de 2018
12.04.2018
12/04/2018

Lágrimas falsas en el El Chiringuito

Pedrerol es el Rey del postureo. Su programa El Chiringuito es en sí mismo una postura...

30.04.2018 | 10:54
Lágrimas falsas en el El Chiringuito

Pedrerol es el Rey del postureo. Su programa El Chiringuito es en sí mismo una postura. Cuando los que hacen el postureo son expertos de la falsedad como Roncero, Duro o el de la foto de Mou, cuela, cuando el que tiene que hacerlo es Quim Domènech, pues se les ve el plumero. Quim no sabe y hace el ridículo. Digo que no sabe simular, no digo que no sea buen periodista, sé qué es un bocazas, pero es compatible con ser trabajador y buen periodista. Pero no sabe engañar como los otros tres. Vamos con los ejemplos prácticos. Enero de 2018, el Leganés elimina al Real Meseta de la Copa del Rey tras ganar en la Cueva de Alí Babá. Aparece el de la foto de Mou en el Chiringuito, se sienta y hace carita de ser el madridista más dolido del mundo. Está un tiempo callado mirando al suelo y se arranca en medio de una estúpida música de tensión: «No es mi mejor día, desde luego, porque? yo que siempre tengo palabras no sé qué decirte Josep sinceramente -le dice el de la Foto de Mou al padre Pedrerol-. Igual no deberías haberme invitado hoy porque voy a ayudar poco al programa No sé qué decir y me merezco todo lo que me digan, lo asumo. No tengo explicación». El tipo suspira y suspira y Josep le dice «pero Juanma, queremos saber qué sientes como madridista, ¿rabia, impotencia, tristeza?» y él le suelta «pues siento que me gustaría estar en mi cama». Como podrán imaginar la cosa se alarga y el de la foto de Mou pasa de aparentar ser el madridista más abatido del mundo a ser el madridista más enfadado y dice moniatadas varias y hasta uno piensa que va a pegarle una patada a algo... Las cosas como son, el papel de bufón lo borda.

El pasado miércoles el FC Valors hace el ridículo ante la Roma y le toca actuar a Quim Domènech y claro, le faltan tablas. Le pregunta Josep «a ver, ¿qué te sale decir Quim?» y el tipo, cuando sabe que la cámara le enfoca en primer plano, intenta hacer cara de triste y es para morirse de risa porque le sale cara de loco y Pedrerol dice no me asustes hombre que tienes la mirada perdida y Quim calla de nuevo. Es todo muy teatral y suelta: «No sé, no sé, no lo sé...». Hasta se ríe porque sabe que está haciendo la mona pero claro, tiene que aguantar y hacerse el dolido porque es lo que quiere Josep. ¡Es el momento de mostrar los sentimientos a flor de piel! «Lo siento de verdad porque la gente seguramente espera de nosotros que demos respuestas pero hoy siento decepcionarles». El mismo guión que hace unos meses con diferentes personajes. Eso sí Josep, el Quim tiene que dar clases de interpretación...

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook