02 de septiembre de 2018
02.09.2018
02/09/2018

Rodrigo no está en el Madrid, ¿y ahora qué?

Hoy vamos con algunas reflexiones sobre las redes sociales y sobre el nuevo papel del periodismo en la era digital

02.09.2018 | 16:32

Hoy vamos con algunas reflexiones sobre las redes sociales y sobre el nuevo papel del periodismo en la era digital. Resumiendo lo englobaremos todo en 'internet', y la reflexión va sobre en qué ha cambiado internet el periodismo y sobre todo el papel del periodista.

Miren, yo he publicado que Marcelino ha llamado a un director deportivo para preguntar por futbolistas y sabía que la noticia era verdad -y hasta aquí puedo leer-, y en redes sociales me han caído palos de todos los colores porque la gente no me creía. ¿No me creía porque no se cree nada de lo que le digo como periodista? Es una opción, pero es demasiado simple el análisis. La gente no daba crédito a la noticia más allá de quién la firmaba porque ese mismo periodista y todos los demás llevaban tiempo diciendo que por fin el Valencia tenía una estructura consolidada con un director general, Mateu Alemany, un director deportivo, entonces Alexanko, y un entrenador, Marcelino. Y la lógica dice que al director deportivo del Mónaco le llama el director general o el director deportivo del Valencia CF. Tiempo después todo el mundo sabe que a Marcelino le gusta levantar el teléfono y nadie lo discute como hecho y sobre todo, ya no es una noticia que haga pensar que el Valencia no tiene estructura o que es un desastre y cada uno va por su lado. ¿Significa eso que las redes sociales son un bodrio? Pues no. La reacción tenía su lógica. Lo que trato de decir es que internet no solo cambia la manera -en tiempo y forma- en que la información llega a la gente, cambia también el contenido de la información porque el periodista no se puede esconder. Lo diré más claro, es normal que el aficionado ahora quiera pasar factura a los periodistas que especularon con que Rodrigo saldría del Valencia basándose en que no estaba en la foto de celebración del Trofeo Naranja, porque aquello no era información, aquello era especular por especular. ¿Tienes la información de que el Real Meseta quiere fichar a Rodrigo? Pues lo dices, es información y con ella uno va hasta donde sea, pero si especulas, ahora la gente te lo puede decir, y creo que eso es bueno.

Y también es normal que el aficionado se enfade cuando un periódico dice que el Valencia ficha a Guedes pese a estar endeudado porque ese periódico no lo dice cuando el Atlético ficha a Lemar. ¿Volverá El País a titular un fichaje del Valencia poniendo por delante la deuda que tiene? Apuesto a que no, y ahí está el cambio. Quien no entienda que el periodista ya no puede esconderse y está más expuesto que nunca, lo pasará mal.

Más artículos de opinión de Carlos Bosch, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook