13 de septiembre de 2018
13.09.2018
13/09/2018

Me da igual lo que diga Caparrós

El caso es que Caparrós, director deportivo del Sevilla, cree que la plantilla del Valencia CF no es mejor que la suya

13.09.2018 | 12:01
Me da igual lo que diga Caparrós

Ahora lo veo claro. Estamos ante el vivificante ejemplo de aquello de «ladran Sancho, luego cabalgamos» que por lo visto Don Quijote jamás le dijo a Sancho Panza en la novela de Cervantes sobre las locuras de Alonso Quijano. El caso es que Caparrós, director deportivo del Sevilla, cree que la plantilla del Valencia CF no es mejor que la suya y, al verlo, sinceramente he pensado me da igual lo que diga este señor. Y he recordado que hasta me dio risa cuando el presidente del Sevilla insinuó que al Valencia CF lo van a eliminar de la Champions a las primeras de cambio, y todo por la pataleta de niñato que le dio al hombre porque cuando intentó fichar a Batshuayi el belga casi estaba camino de València. ¡Un lince es Don José Castro! Pues eso, que mientras el Valencia hace cosas el Sevilla trata de esconder sus errores con declaraciones que dejan entrever una estrategia comunicativa chabacana. Oye, que uno puede ser director deportivo del Sevilla y creer que su plantilla es mejor, y el otro está en su derecho de pensar que el Valencia CF va a durar en la Champions lo que un premio nobel intentando debatir de filosofía en el Chiringuito con Alfredo Duro y el de la foto de Mou, pero una cosa es pensarlo y otra decirlo. Y para que se entienda lo que quiero decir, les hago una pregunta: ¿Habría dicho Monchi que cualquiera de las plantillas que él confeccionó es mejor o peor que la de otro equipo? Ahí está la diferencia, uno trabajaba y los otros son meros charlatanes. Pero no me voy a quedar en eso, iré más lejos. Porque ahora me doy cuenta de lo equivocado que he estado durante mucho tiempo, justo el tiempo en que el Sevilla adelantó por la derecha al Valencia CF. Años en los que mientras algunos ladrábamos, y yo el primero y el que más, el Sevilla de Monchi callaba, cabalgaba y ganaba títulos sobre el terreno de juego. Y precisamente por eso me da absolutamente igual lo que diga Caparrós, porque en el fondo él sabe que el Valencia CF le ha ganado la mano y le ha vuelto a adelantar. Caparrós puede ser charlatán y 'bienqueda' con la prensa poderosa y con la que le ríe las gracias, pero no es bobo. Si realmente se sintiera superior al Valencia en estos momentos, no tendría la necesidad de defender su gestión en público. Simplemente esperaría. Su problema es que tiene prisa y poco tiempo. El Valencia permitió que Atlético de Madrid, Sevilla y casi Villarreal le adelantaran, ahora, va camino de recuperar terreno perdido, por eso lo mejor es pasar de Caparrós y seguir trabajando, que lo más importante ahora es ganarle al Betis. Cabalguemos juntos.

Más opiniones de Carlos Bosch.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook